miércoles, 8 de julio de 2009

John Atkinson Grimshaw: Dos cuadros casi idénticos

Luz de luna en Noviembre, de John Atkinson Grimshaw.


Luna de invierno (1886), de John Atkinson Grimshaw.

¿Cuántas diferencias hay?

29 comentarios:

(la) Justyna dijo...

Ni lo sé ni quiero saberlo. Sólo se que es genial. El resto qué más da...

fandestéphane dijo...

Elvira transnochas tanto que todavía estas dormida. Despierta!!

Grimshaw era especialista en pintar paisajes nocturnos y calles húmedas y con niebla.
Fué el creador del paisaje nocturno a la luz de la luna. Sus dos hijos, Arthur y Louis, también pintores, imitaron a su padre.
A mí me gusta mucho la niebla y las calles con luz de gas, pero no me hubiera gustado vivir como Grimshaw, 57 años en Leeds casi sin ver el sol.

besos

Elvira dijo...

Hola Justyna: ya sé que da igual, pero me gusta jugar. :-)

Elvira dijo...

Acabo de despertarme, sí, me dormí muy tarde...

Es verdad, he recopilado muchos cuadros nocturnos de él. ¡Qué contraste con nuestro Sorolla! Pero me gustan los dos.

Yo también prefiero la luz del Mediterráneo que vivir en Leeds.

Besos

Cristina dijo...

Me parecen preciosos los dos. Y es como un juego de buscar las diferencias :)

molinos dijo...

Ohhhhhhhh...me encantan.
Yo soy más de lluvia, frio, noche y viento.

Elvira dijo...

Son preciosos. A ver si alguien se apunta al juego. :-)

Elvira dijo...

A mí me gusta la variedad, no disfrutaría tanto del sol si fuera cada día. El frío lo llevo peor, soy tan friolera que en invierno parezco una cebolla, de tantas capas de ropa que me pongo, jaja! Cada verano me dicen que he adelgazado, pero es la ropa...

fandestéphane dijo...

Elvira estás perfecta con capas o sin ellas, gorda o delgada, con ropa o sin ropa -perdón, con poca ropa- friolera o calurosa.
Te queremos tal como eres!!

besos

Elvira dijo...

Jajaja! Mejor que hayas puntualizado. Besos

Luna dijo...

Ahora estoy en el trabajo.
Pero juego, por supuesto.
Si le añades el adagio Claro de Luna, me lo quedo todo, jajaj
Besos y buenos días a todos mis amig@s.

Elvira dijo...

¡Qué triste y bello es Claro de Luna!

Buenos días y besos!

Luna dijo...

Nunca lo siento triste.
Es emotivo y cálido. El otoño, es - para mí, claro - un tiempo de interior que me gusta.
Besos

Elvira dijo...

Sí, el otoño invita a interiorizar. A mí sí me da tristeza el Claro de Luna. Prefiero la sonata para violín y piano nº 5 de Beethoven que puse en una entrada antigua. Ésa me chifla. Es melancólica pero no me pone triste.

Besos

fandestéphane dijo...

Desde el 26 de noviembre de 1969, el otoño es mi estación preferida.
No había caído en lo del tiempo interior, me gusta.

Elvira, si tienes alguno con luz diurna, me gustaría ver la diferencia.

besos

Luna dijo...

De vez en cuando hay que darse un paseo por el interior...creo.
Me alegra que te guste.
Beso

Elvira dijo...

Sí que tengo algunos cuadros con luz de día, ya caerán un día de estos.

Besos a los dos

Luna dijo...

Me voy que de vez en cuando me pongo mística y no me gusta quitarme las hojas de cebolla y quedarme al viento, jaja.
Ya he dejado donde Pili cosas para pensar.

Elvira dijo...

¡Hasta luego!

Pili dijo...

El nombre lo explica, casi idénticos...esta noche descubriré las diferencias qe ahora no me da tiempo..
También me gusta el otoño y los cambios de color en el cielo y en las hojas de lo árboles...en el mastrazgo turolense, son increibles...a ver si encuentro una foto.
El invierno un poco menos...paso mucho frío y también me convierto en una cebolla...o una lechuga, sgún el momento.
Un besico

Elvira dijo...

Los colores de las hojas en otoño son una preciosidad, me entusiasman. A ver si este otoño puedo hacer buenas fotos.

Otro besico (hoy hace fresquete y me he puesto un jersey, jajaja!)

Pili dijo...

como ejemplo de cebolla, hoy he salido de casa con una camiseta de tirantes, otra de manga corta y chaqueta, poco a poco me he quedado en tirantes....asi que disfruta el fresquete....y como dicen.."vaya fresquete, Manolete"

Elvira dijo...

No conocía esa expresión, jaja! Sí, apetecía que bajase la temperatura, se agradece.

Io dijo...

Son los dos maravillosos.

Besos.

Elvira dijo...

Sí. :-) Besos

Montse dijo...

¡Qué bonitos los dos!
Yo sí que veo diferencias...
El primero es un carruaje de paso, pasa delante de una mansión espléndida iluminada por el cálido hogar, y pasa de largo dejándola de lado como apartándose del lujo y el bienestar, y va hacia el vacío en una noche sin luna.
El segundo me gusta más, el carruaje transita simplemente por un camino, la casa es más humilde y sigue siendo cálida, el camino se dirige al pueblo a la gente que lo habita y entre los nublos tenuemente brilla la luna.

Me encantan estos cuadros de Grimshaw, me cuentan historias mágicas, me transmiten.
Muchas gracias Elvira por mostrarlos.

Elvira dijo...

Y a mí me encantan las historias que te sugieren, Montse. Fantástico. Has mejorado la entrada con ellas. Gracias y besos

fandestéphane dijo...

Me recuerda a oliver Twist.

besos

Elvira dijo...

Esto de las mansiones medio oscuras y misteriosas es muy Británico. Besos