sábado, 13 de septiembre de 2008

Un Hombre de Palabra

Portada de Un Hombre de Palabra
Editorial Alfaguara

Un Home de Paraula, Editorial La Magrana

“...un libro conmovedor, inteligente y tumultuoso con el que la escritora catalana Imma Monsó recuerda al hombre con quien compartió la vida durante dieciséis años y habla del traumático vacío de su ausencia.” Rosa Montero, El País, 17-12-2006

Dice su autora: “Escribo para vivir, escribo por vicio, escribo para reír, escribo para reconstruir lo que pierdo y volver a tenerlo, escribo para poner cada cosa en su lugar, escribo para multiplicar la vida, escribo para comunicarme mejor, escribo para seducir, escribo para amar, para polemizar, yo qué sé... Escribo, en fin, por las mismas razones que leo.” (Quién soy y por qué escribo)

Imma Monsó es una "escritora catalana nacida en 1959. Caracterizada por un estilo propio y por una penetrante capacidad de observación, la obra de Imma Monsó aborda temas como las relaciones familiares, el tiempo, la muerte, la enfermedad y la comunicación. Imma Monsó publicó su primera novela Nunca se sabe en 1996, a la que siguieron Como unas vacaciones, Todo un carácter, Mejor que no me lo expliques y Un hombre de palabra, todas ellas [escritas en catalán y] traducidas al castellano por Javier Cercas, Roger Moreno y la propia autora. Algunas de sus obras han sido también traducidas a diversas lenguas extranjeras. Imma Monsó ha colaborado, además, en diversos medios de comunicación, como El País, El Periódico y La Vanguardia entre otros.

Monsó goza del reconocimiento de crítica y público y su obra ha sido galardonada en numerosas ocasiones. Entre los premios destacables, figuran: "Cavall Verd", premio a la mejor novela otorgado por la Associació d'Autors en Llengua Catalana, el Premio Tigre Juan, premio de la Fundación Alarcos Llorach de Oviedo, a la mejor novela traducida al castellano, Premio Ciutat de Barcelona, Premio Salambó, Premio Internacional Terenci Moix y Premio de Narrativa Maria Àngels Anglada.

Su obra ha sido objeto de numerosos estudios críticos, y se han destacado en ella influencias heterogéneas como la de Thomas Mann, Mercè Rodoreda o Thomas Bernhard." (Wikipedia)

Tuve la suerte de trabajar con El Cometa cuatro años en el mismo instituto, y algunos menos con Lot. Ambos tan inteligentes, cultos, originales y muy buenos amigos de sus amigos. Él daba clase de filosofía, ella de francés y yo de inglés.

Leí Un Hombre de Palabra hace un año, y me emocioné. La descripción que hace la autora del Cometa es tan real que me parecía estar viéndolo de nuevo. Recuerdo especialmente algunos detalles de aquellos años: cómo solíamos cantar o silbar juntos en la sala de profesores... a veces la tonada del himno del 7º de caballería, o la balada irlandesa de la película El Hombre Tranquilo, de John Wayne y Maureen O’Hara, y muchas veces diversas piezas de música clásica. Supongo que algunos profesores pudieron sentirse molestos con los conciertos improvisados, no sé, pero yo disfrutaba.

El Cometa tenía aire de caballero antiguo, era muy cortés, a la vez franco y directo, y se inflamaba cuando hablaba de algo que le interesaba o apasionaba.

Imma ha hecho un espléndido trabajo. Entra en lo más íntimo de sus emociones sin ningún tipo de exhibicionismo, con elegancia, sinceridad y profundidad. También tiene un toque irónico que se agradece... la vida con humor es mucho más llevadera. Creo que su libro será un clásico. ¡Enhorabuena!

4 comentarios:

faly leyva dijo...

QUE BONITA LECTURA!gracias por reflejarla en tu blog,toda una bocanada de aire fresco.

Elvira dijo...

Hola Faly leyva: ¡bienvenida al blog y gracias por tus palabras! Saludos

Laura Uve dijo...

Lo he leído, me dejó impresionada, conmovida... una obra verdaderamente emocionante.

Un beso!!

Elvira dijo...

Estamos de acuerdo, Laura! Un beso