martes, 14 de septiembre de 2010

Los cambios y la autoestima

California sister on leaf, fotografía de Steven Pinker

"Cada nuevo reajuste supone una crisis de autoestima."
"Every new adjustment is a crisis in self-esteem". Eric Hoffer

Nos gusta sentirnos seguros de nosotros mismos y del terreno que pisamos, pero en realidad todos los cambios profundos requieren de valor para atravesar un territorio desconocido y soportar la incertidumbre. Apreciar ese valor debería ayudarnos a aumentar nuestra autoestima, cosa que no ocurre cuando ponemos el énfasis en la inseguridad que sentimos al realizar los cambios.

(Ver más frases sobre este tema en las entradas: La sabiduría de la inseguridad y El valor de cambiar)

35 comentarios:

Elvira dijo...

El nombre científico de esta mariposa es Adelpha californica.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Gracias por tus palabras, me resuenan hoy especialmente, siempre me ha resultado difícil soportar la incertidumbre y si te digo que hoy estoy haciendo una inmersión en Rock Rose te será más fácil entenderlo.

Un fuerte abrazo

Elvira dijo...

Espero que te vaya muy bien Rock Rose. Gracias a ti por la visita y un fuerte abrazo

NáN dijo...

la mariposa es bellísima... tenemos que aprender a ver la belleza de los desiertos que cruzamos. Y no es una frase de autoayuda, sino algo real.

aventarte dijo...

Qué maravillosa fotografía, me encanta como utiliza el desenfoque para llevar nuestra mirada a la Adelpha Californica.

Yo me debo estar reajustando continuamente, porque siempre estoy en crisis ;-)

Un beso.

Ana

elpresley dijo...

Muy bueno el tema. Me gusta siempre tu blog pero más cuando le añades un poco de provocación.

A veces no es valor lo que utilizamos para afrontar un nuevo cambio sino el propio pánico. Que luego hayamos salido victoriosos no significa que fuéramos valientes. Es como si tienes que cruzar un precipicio caminando sobre un tronco y no te atreves hasta que aparece un león que te obliga a cruzar o morir devorado. Después de cruzar ¿que dirías?. ¿Que fuiste valiente o que te obligó el león?. ¿Te subiría la autoestima haber cruzado en esas condiciones?.

No había leído tus anteriores entradas pero me han resultado muy interesantes todos los puntos que resaltas. Todos eran y son susceptibles de examen.

Saludos.

Elvira dijo...

Hola NáN: es que las frases que son buenas son buenas, independientemente de que también las usen en los manuales de autoayuda, que suelen ser de un estilo simplón. Y tu frase es muy cierta.

Hola Ana: huy, eso es muy cansado, ¿no? :-) Gran foto, sí.

Hola elpresley: por supuesto que hay cambios que son "por narices", las circunstancias nos obligan y punto. ¿Pero no crees que a veces tendemos a valorar poco nuestros esfuerzos y fijarnos demasiado en lo malo? Yo admiro más al que se atreve a dar pasos hacia adelante a pesar del miedo, que al que se queda en terreno seguro y no avanza.
Me alegra que te hayan interesado esas entradas anteriores.

Saludos y un abrazo a los tres

Laura Uve dijo...

Comparto lo que dices y has ido añadiendo en los comentarios. Yo necesito el cambio, pero eso no quiere decir que no sienta inseguridad cuando doy el paso. Solo añadir una cosita, a mi me pasa una cosa curiosa, me cuesta relativamente poco dar pasos adelante afrontar cambios en muchos terrenos de mi vida y en alguno (las relaciones personales sobre todo) me cuesta muchísimoooo.
Un abrazo

Elvira dijo...

Te entiendo muy bien, Laura. A veces nos cuesta más algo que a otros les parece fácil, y nos cuesta menos algo que a los demás les parece difícil. Porque el grado de dificultad radica en la relación de nuestra manera de ser (y nuestra historia) con las circunstancias concretas que hemos de afrontar.

Un abrazo

enric batiste dijo...

Habito en un mundo donde todo
es futo caprichoso de un azar,
una única certeza incertidumbre
abriendo los caminos por trazar
y contemplar la tierra y lado a lado
las flores y palabras por saciar
la sed de muchos sueños encontrados,
canciones que resuenan de tu mano
y cuadros de pintores azulados
que dan fuerza a mis ojos para andar.

Y un beso maireniano para Elvira,

enric

Merce dijo...

La fotografia es preciosa, y el texto toda una leccion que debieramos tener presente en muchs ocasiones.

Bicos

marce dijo...

Te he comentado y se tragó el comentario,
Con la edad parece que nos fuese más complicado afrontar esos cambios, dependiendo de las personas claro.
La foto que me comentas la he revisado, todas las fotos fueron hechas en plena naturaleza donde se supone no hay filtración. Desde luego se parece muchísimo a la japónica, espero no se me haya colado en mis archivos, gracias por estar ahí.

bona tarda.

Ofelia dijo...

"Para ser uno mismo hay que cambiar constantemente". No sé donde la leí ni de quien es, pero conecté con esta frase.
Respecto a la dificultad que tenemos para amarnos, totalmente de acuerdo contigo, en general ocurre que tiene más peso lo negativo que lo positivo. Culpa, vergüenza, perfeccionismo han sido aspectos muy potenciados durante siglos. En fín, ahí estamos....también cambiando esa percepción.
Besos***

añil dijo...

Pues mira, no lo había visto yo así y me parece muy acertado. Mi experiencia personal se ajusta exactamente a esa teoría: cada vez que tengo un bajón de autoestima algo nuevo está sucediendo en mi vida.

Gracias y un beso

Elvira dijo...

¡Gracias de nuevo, Enric-poeta! Veo que ya has descubierto mi amor por Juan de Mairena.

Hola Merce: es una gran foto, y me alegra que también te guste la frase que he escogido.

Hola Marce: Blogger está tontísimo, a mí me sale Error 503 cada dos por tres.
Eso que dices me hace pensar que en algunos temas sí, me cuesta más cambiar que cuando era más joven, pero en cambio hay otras cosas que parece que no me cuesta dejarlas atrás, como si ya hubiese tenido bastante.
Sí que se parece mucho, es cierto. Por aquí veo la lonicera japonica silvestre, no sé si se ha escapado de los jardines.

Hola Ofelia: es muy cierta esa frase, porque si queremos ser consecuentes con aquello que quizás pensábamos hace unos años y ya no creemos, no podemos ser nosotros mismos ahora.
El automachaque es fatal, se vista de lo que se disfrace para convencernos.

Hola Añil: Es un pensamiento reconfortante, ¿verdad? Porque entonces sentimos ese bajón como una parte natural del proceso de adaptación a los cambios.

Besos a todos

Sí es lo que parece dijo...

Elvira cuan oportuna has sido con esta entrada en lo que respecta a mi y la situación que atravieso

Estoy llena de incertidumbre de dudas ante lo desconocido por un paso que deseo dar y al mismo tiempo me asusta. Los cambios, saber adaptarse correctamente a ellos me diijeron era tambien signo de inteligencia, no se pero asustar me asutan, me faltará esa autoestima, valor?

Besos

Elvira dijo...

Hola María: Si son mayores las ganas que el miedo... p'alante!!! No sé quién dijo que prefería equivocarse unas cuantas veces que acabar su vida preguntándose ¿Y si hubiera hecho esto o lo otro? Cuando el deseo es profundo hay que intentarlo, ¿no?

Besos

Sí es lo que parece dijo...

Si, gracias. Toda la razón

Montse dijo...

¡La fotografía es divinaaaa! y eso, amiga mía, no va muy bien para mi autoestima, jeje..

Bromas aparte, estoy contigo de que si no te lanzas no avanzas. Tomemos a los niños, por ejemplo, no tienen miedo y van aprendiendo, cuando nos hacemos mayores nos cuesta más y es por la experiencia que nos dice ¿qué consecuencias habrá después de este paso?.

Hablamos generalizando, ya que las cuestiones afectivas son las que despiertan más incertidumbres y además puede haber terceras personas afectadas por nuestras decisiones ¡hay, mal asunto!, eso es lo que nos retiene, quizá.
En otros temas, creo que cuando hay que dar el paso hacia el abismo, hay que hacerlo sin temor, con confianza y, por supuesto, con valor ¡que no es fácil!

Un besito!!

enric batiste dijo...

Me permito dejaros aquí mismo
un enlace del próximo librito
de mis textos en contra del mïedo:

http://sd-muditoedicions.blogspot.com/2010/09/despues-de-mucho-tiempo-qui-te-por-duna.html

¡Fuera, fuera, el miedo que da miedo!

Un abrazo sin miedo

Elvira dijo...

Hola Montse: aquí estamos los aficionados, aprendiendo de los veteranos. :-)
Casi todas las decisiones importantes tienen pros y contras, por eso lo pensamos tanto. Pero hay cosas que uno sabe que tiene que hacer, en el fondo, lo sabes.

Hola Enric: encantador, acabo de visitar esa página. ¡Enhorabuena!

Besos a los dos

Magui dijo...

Sabias palabras... me costó como una prueba más a mi autoestima mostra mis pensamientos a través del blog... a pesar de que no es un cara a cara...

Elvira dijo...

Hola Magui: bienvenida al blog, y no te dé apuro comentar. A mí me encantan vuestros comentarios.

Un afectuoso saludo

Cristina dijo...

Yo lo siento, Elvira, pero debo decir que las mariposas me dan muchísimo asco.

Pero la frase me ha gustado, da mucho que pensar.

enric batiste dijo...

Ofelia, la frase es de Eduardo Galeano, dejo aquí una entrada de hace tiempo en mi blog:

http://espaciosparaempezareldia.blogspot.com/2009/06/somos-lo-que-hacemos-para-canviar-lo.html

Salud y cambio a cambio de salud,

enric

Elvira dijo...

Lo sé, Cristina. Me alegra que hayas leído la entrada a pesar de la foto de la mariposa. :-)

Gracias por el enlace y el dato, Enric.

Sra de Zafón dijo...

Y entro a veros y veo que no ha quedado mi comentario, y lo siento, porque ayer noche estaba bien insipirada :-)
Bueno, Elvira, esta noche volveré por aquí, ahora solo descanso mi vista por tu casa, en medio del trabajo. Sigo un ratito por aquí leyéndote a ti y a tu gente y viendo tus relajantes fotos.
Besos

Elvira dijo...

Hola vaquiña: pues no entró, y lo esperaba, porque vi en el blog de Ofelia que venías para acá. ¡Qué pena!

Besos

Jesús Cabezón dijo...

La mariposa, además de lucir toda su belleza parece sentirse muy segura.
Planteas un tema interesante: la actitud de cómo enfrentarse a los cambios en la vida. Es un tema complicado, porque siempre hay un temor al cambio y la duda de cómo responderá uno a ese cambio personal, profesional, afectivo...
Lo importante es no "arrugarse" y hacer frente a las nuevas realidades.

Anónimo dijo...

En mi opinión, no creo que existan las certezzas, exzzepto un un prinzzipio de inzzertidumbre. En sí mismo ya es una negazzión.

La valentía, la cobardía para cruzzar el puente, para avanzzar. Cada uno de nosotros lo vive de un modo diferente.

Yo siempre cruzzaría el puente, aún sin certezza, a riesgo de caerme.

La certezza de haber amado, aunque no haya sido amada. Será esta mi única certezza ???

En fin, apasionante debate y apasionantes opiniones, Elvira.

Besos zziertos para ti.

Caperuzzita

Elvira dijo...

Hola Jesús: sí, es muy importante plantar cara, no arrugarse como tú dices.

Hola Caperuzzita: Sí, esa es una paradoja muy cierta.
Hay puentes que seguro que los cruzaría a pesar de los riesgos, otros seguramente no.
Muy poco tiene que haber querido uno para no haberse encontrado no correspondido alguna vez, ¿no crees? Me he fijado que muchas veces las personas que son avaras o mezquinas con el dinero, también les cuesta dar amor. Al fin y al cabo el amor es generosidad.

Besos ciertos para los dos

Sra de Zafón dijo...

Aquí estoy Elvira, ya que no vine al caer la noche vengo antes de que se vaya :-)
Hoy me ha tocado hacerle caso al canto del gallo...

Sobre esta entrada tan buena decirte que desde que me siento de tránsito azaroso y transformación perenne , recibo mejor las incertidumbres, aunque no todas, y algunas veces tema "A que un día una sombra en el camino me tape la piel..." (Acabo de leer el texto de la contraportada del cuento de Enric y parece una historia muy sugerente. Aplausos a Enric )

y sí, he de reconocer que sentirme caminando por la incertidumbre con salero hace crecer, como pocas cosas, mi autostima, y cuando no lo consigo la pobre se encoge y mustia como una planta sin regar.

Besos de buenso días a punto de llegar.

Elvira dijo...

Hola Chusa: es que en realidad la certidumbre es una falacia, pero darse cuenta y afrontar bien los cambios requiere madurez y valor. Con los años me veo valiente para algunas cosas y algo más encogida para otras. Sí, algunas me asustan.

Esos libros de Enric son muy sugerentes, ya le felicité en otro comentario.

Buenos días, vaquiña

Kinezoe dijo...

Totalmente de acuerdo con la frase. Nos cuesta el cambio. Pero la vida es incierta. Aunque no cambiemos, ella, a veces, cambiará por nosotros...

Besos.

Elvira dijo...

Y si no nos adaptamos al cambio, la vida va chocando con nosotros una y otra vez. Besos