sábado, 7 de noviembre de 2009

Van Gogh: Troncos de árboles

Troncos de árboles en la hierba (1890), de Vincent van Gogh, Kröller-Müller Museum, Otterlo, Holanda

14 comentarios:

MARIA GRAZIA dijo...

A flowered field is perfect to wish you a wonderful weekend, Elvira. I hope you're fine. Un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

The same to you, dear Maria Grazia!! I hope you don't have many tests to mark.

Un fuerte abrazo

Pilar en Córdoba dijo...

resulta que heredamos de Van Gogh nuestro gusto por los troncos¡¡¡
^__^

qué divino¡¡¡ cómo resaltan las flores como botones espigados... y el azul por todas partes¡¡¡

saludos

Elvira dijo...

Va a ser eso, Pilar, jaja! Este cuadro no lo recordaba, lo había guardado un buen día y luego lo olvidé. Al verlo hoy, he recordado las fotos de troncos que puse el otro día.

Es divino, me chifla. Saludos

Cristina dijo...

¡¡Qué bonito!! No lo conocía, pero casi mejor así porque me he llevado una estupenda sorpresa al abrir el blog.

Elvira dijo...

Para mí ha sido un descubrimiento muy reciente. Da gusto descubrir cosas así. :-)

pluvisca dijo...

Buenas tardes, es la primera vez que entro.

Me gusta Van Gogh, transmite pasión, aún en el mas sencillo de sus cuadros.

Buena tarde

alestedemadrid dijo...

El tronco parece doble, es muy especial. Tus últimas entradas tienen unas fotos estupendas: la salvia rosa, las aulagas... con el frío que hace ya hoy por aquí, la primavera parece cosa de otro mundo. Un beso

Elvira dijo...

Buenas tardes, Pluvisca, bienvenida! Es cierto, ese tronco, por ejemplo, tiene mucha fuerza.

Saludos

Elvira dijo...

Hola, Aleste: sí, es un árbol con tronco doble, precioso.

No creas que por aquí hay muchas flores, no. Son muy pocas, pero a la que veo una, me lanzo, jaja! Me alegra que te gusten las fotos.

Un beso

leo dijo...

¡A estos también me dan ganas de abrazarlos!
Cómo me gusta Van Gogh. ¿Te he comentado ya que lo aborrecía hasta que fui al D´Orsay? Allí comprobé que del amor al odio hay un pasito muy, muy pequeño.

Elvira dijo...

No, no me lo habías dicho. Lo mío fue "amor a primera vista". :-)

Femme d chocolat dijo...

Qué "bruto", hay que ver cómo son esas rugosidades en el árbol. LA REPERA, VAMOS!
Lo de la genialidad de este hombre es algo que me deja en el sitio cada vez que veo sus cuadros. Qué tristeza tan grande que no pudiera constatar que EL tenía razón y se iba a convertir en el pintor -posiblemente- más conocido y reconocido, verdad?

Elvira dijo...

Es totalmente genial. Y una pena que no conociera su éxito, seguro que una gran parte de su desesperación se le habría pasado.