lunes, 26 de octubre de 2009

Templos de Angkor (II)





Templos de Angkor, Camboya. Fotografías (excepto la 2): Lucía Hernández Coderch

La chica que sale en la segunda foto es mi hija Lucía, que trabaja en Camboya desde hace un año.

24 comentarios:

Jesús Miramón dijo...

¡Qué guapa! Se parece mucho a ti, ¿verdad? (Confirmado, he ido a ver las fotografías que dejaste el otro día y es igual que tú, sobre todo viendo la primera, aquella en la que sonríes). Debe de ser duro tenerla tan lejos.

Elvira dijo...

Eso dicen, que se parece mucho a mí cuando tenía su edad. Cuando miro fotos antiguas yo también lo veo.

Sí que es duro. Pero este mes de Diciembre va a venir a verme un par de semanas. Estoy deseando verla. :-)

Montse dijo...

Los templos son una maravilla pero tu hija Lucía acapara toda mi atención ¡qué guapa y cómo os parecéis!
Tiene una sonrisa tan bonita como la tuya... y tu vas a tener una sonrisa de oreja a oreja cuando venga ¿a que si?

Besos a las dos!!

Elvira dijo...

Sí que voy a tener una sonrisa de oreja a oreja, ya lo creo. Mi niña bonita.

Gracias y besos, querida amiga.

Cristina dijo...

Coincido con los que han dicho que tu hija es clavada a ti, sobre todo después de haber visto las fotos tuyas del otro día. ¡Qué bien que vaya a venir en diciembre!

Las fotos de las raíces de los árboles son impresionantes.

La luna dijo...

Una sábana por favor y grande....
Siempre me enfado cuando hablan de la gente joven, generalizando.
No tienen valores, no son luchadores, explotan a los padres...
Es ciertos que los hay y hacen mucho ruido.
Después quedan los otros, los que no hacen ruido, ni salen en la prensa.
La niña bonita es una de ellas.

Besos

Elvira dijo...

:-) Tengo una foto de ella y otra mía cuando teníamos 4 años o así en las que estamos clavaditas, ella más castaña y yo morena.

Pues sí, tengo muchísimas ganas.

Estas fotos son de la segunda vez que ha visitado los templos, acompañando a una amiga suya de aquí que viajó a Camboya.

Elvira dijo...

Hola Luna: Guapa!!! Me has emocionado. Sí, la niña bonita tiene ideales y valores, y su madre está muy orgullosa de ella.

Muchos besos

Pilar en Córdoba dijo...

sí que se parece mucho a tí... misma sonrisa, mismos ojos¡¡¡ y mismo estilo, muy guapa.

después de tenerlos tanto tiempo bajo el ala, tendré que aprender yo también a dejarles marchar volando... y volando se pasa, seguro.

me alegro que la puedas tener pronto en casa.

besos

Elvira dijo...

Gracias, Pilar! Sí, se pasa muy rápido. Hay que reinventarse un poco la vida cuando se van. Besos

leo dijo...

¡Qué guapa tu hija! Tiene a quien parecerse :-))
Felicítala por las fotos, que son estupendas.
Qué bien que pronto la podrás dar todos los abrazos que quieras.
Entretanto, te mando yo uno.

Elvira dijo...

¡Gracias, Leo! Sí, un buen abrazo largo y apretao le pienso dar cuando llegue. Al menos uno al día, jaja! Hay que cargar las pilas para los meses de después.

Otro para ti. :-)

Francisco Machuca dijo...

Son imágenes como de ensueños.Te lo digo,porque sueño muchas veces con ciudades semejantes en donde la naturaleza salvaje se apodera de una ciudad.
Y respecto a tu hija;es guapísima.Claro,de tal palo tal astilla.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Tienes unos sueños muy interesantes, Francisco. Y muy simbólicos. Estoy segura de que en muchas novelas y obras de arte la inspiración o alguna idea inicial apareció en sueños. En algunos casos lo sabemos, pero ha debido ocurrir muchas más veces.

Gracias, guapo! Besos y un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Yo también me he emocionado y estoy muy orgullosa de Lucía.
Empieza ya a disfrutar del gusto que te dará verla
Un beso, guapa.
Mina

Elvira dijo...

Sí, ya lo estoy saboreando por adelantado. Gracias, querida prima. Muchos besos!!

Airam dijo...

!Impresionantes esas imagenes donde se aprecia la fuerza de la naturaleza...

¿Tú hija? sinceramente, cuando la miré, me transmitio paz, me dá la sensación que su belleza es mucho mas profunda...Un beso guapa

Elvira dijo...

Hola Airam: la fuerza de la naturaleza combinada con el arte; es una mezcla muy potente.

La belleza de dentro es la más importante, y acaba viéndose en la cara. A veces con los años, a veces ya de joven. Un beso

Jesús Cabezón dijo...

Enhorabuena por esa hija.
Las fotos son magníficas.

Elvira dijo...

Hola Jesús: Muchas gracias y un beso

Femme d chocolat dijo...

Qué fascinante forma de integrar la arquitectura en el paisaje. Me encanta esta forma que tiene oriente de entender la vida y la naturaleza. Hacen que realmente se entienda como una de las maravillas del mundo. Qué belleza, por dios

Y qué guspa tu hija ^_______^

eSTÁ CLARO QUE HA SACADO EL DESPARPAJO DE LA MAMI

fELICIDADES

Elvira dijo...

¡Bellísimo!

Es más espabilada que yo. :-)

Gracias, Femme!!

lluvia dijo...

preciosas, especialmente me ha gustado la del pie del árbol que se 'derrama' sobre parte de la construcción y está a punto de tocar el suelo...

Elvira dijo...

Gracias, Lluvia, le pasaré tus felicitaciones a mi hija. Sí, las fotos del árbol son impresionantes.