sábado, 31 de octubre de 2009

Ramon Casas: Carteles y portadas

1: Ámbar y Espuma

2: Lola Plumet


3: Dios los cría y ellos se juntan. 4: Con una falda de percal planchá

5: Joven decadente (1899)

6: Portada de Pel & Ploma, de Ramon Casas i Carbó

16 comentarios:

Cristina dijo...

No sabría decir si en Madrid o en Barcelona (me decanto por Madrid) pero hace tiempo vimos una exposición que incluía bastantes cartes de este hombre y me encantaron. Luego, por supuesto, dme dediqué a "saquear" internet en busca de muchos. Y los que pones son todos preciosos.

No sé cómo se verían en su época, claro, pero no me digas que así no da gusto ver anuncios publicitarios...

Elvira dijo...

A mí me gusta muchísimo. Anuncios como estos, todos los que quieras, eso es arte por la calle.

colibrí dijo...

son bonitos....pero....me quedo con Alphonse Mucha.., aunque tampoco son comparables.
Un besico y a disfrutar el fin de semana!!!

Elvira dijo...

Yo creo que prefiero a Ramon Casas. Un besico y buen fin de semana, Pili!

Francisco Machuca dijo...

Como me encanta Toulouse Lautrec y sus imágemes de parrandas nocturnas,veo en Ramon Casas i Carbó una continuación más reposada,pero al mismo tiempo engañosa.Esa plenitud que advertimos en sus postales,me parece a mí,que son resacosas,es decir,después de las fiestas de Lautrec.
Si se hiciera una exposición de ambos,se vería más claro lo que quiero decir.
Sin ninguna duda,dos maestros.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

No sé si entiendo lo que quieres decir. Sí, es más reposado el arte de Casas, pero ¿a qué te refieres con engañosa?

Son coetáneos, acabo de ver que Casas nació solo dos años después que T.L., lo que pasa es que vivió más años.

He empezado a reunir cuadros de T-Lautrec, me encanta.

Besos y un fuerte abrazo

Francisco Machuca dijo...

Bueno,es una teoría muy personal.Fíjate en las miradas de esas mujeres,en esas poses.Hay que mirar más allá de la simple campaña publicitaria.Es lo genial de Casas.Lautrec exponía abiertamente la farándula nocturna parisense.Casas lo tenía más difícil e introdujo muchos componentes que pasaron desapercibidos.Ya te digo,Elvira,es una visión personal.

Besos artísticos.

Elvira dijo...

Ya, dices que Casas tenía que aparentar que las damas eran más "comme il faut", no podía mostrar tan abiertamente el ambiente de parranda nocturna. Pero se ve, es cierto.

Pues besos artísticos hoy!

Vivian dijo...

Ays, Elvira, que me gusta tu blog, voy de descubrimiento en descubrimiento a cual más interesante.
Me encantó descubrir a Ramón hoy aquí.
Las imágenes que más me gustaron son las de Pel&Pluma, aunque esta vez me gustaron todas.

Un beso

Elvira dijo...

¡Qué gusto, Vivian! Yo tengo especial predilección por Ramon Casas. A mí también me gustan todas.

Un beso

Doña Umé dijo...

Hace tiempo que ví una estupenda exposición de Casas en la Fundación Mapfre, y me parece, que este pintor es una gozada, hablando sencillamente.
Tengo en casa una lámina suya que representa a una joven prostituta, casi adolescente, bellísima, ligeramente apoyada sobre una mesita velador, con un vaso de absenta. Seguro que lo conoces:
"Au moulin de la Galette" o "Madelaine".
Es preciosa, aunque sea de "pega".
Quería decirte, que te sigo viendo las pocas veces que puedo, por problemas de conexión, lo mismo que a Fenme, que me encanta.
Tu preciosísima hija, irradia fuerza y vitalidad, es todo luz....
Que haríamos sin ellas...
Un beso muy especial.

Montse dijo...

Me encantan todos estos carteles!
Los dos del "Anís del Mono" con las señoras envueltas en mantones de manila son los que más me han gustado, no sé...

Un saludo.

Elvira dijo...

Hola Doña Umé: ¡Cuánto tiempo! Puse ese cuadro que mencionas en la entrada siguiente:

París a través de la pintura

Me alegra que hoy te hayas podido conectar. Muchas gracias por tus palabras y besos

Elvira dijo...

Hola Montse: esas mujeres de Anís del Mono son muy "salerosas". Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Son geniales, me gustan todos.

La cartelería es una de las cosas que siempre me han gustado.

Elvira dijo...

Hola Aquí: sí lo son, me alegra que te gusten.