sábado, 3 de octubre de 2009

Dos frases de Unamuno



-No es raro encontrarse con ladrones que predican contra el robo para que los demás no les hagan la competencia.

-A veces, el silencio es la peor mentira. Miguel de Unamuno

12 comentarios:

Pilar en Córdoba dijo...

el silencio puede ser la peor mentira, a veces también delata la verdad, que quien calla otorga¡¡¡

yo que soy muy de palabras, refiero decir antes que callar, pero decir verdades, por supuesto.

no soporto (y mira que hay), a los mentirosos compulsivos...liantes de verborrea...

las palabras son para decir lo que se siente y se piensa.... las verdades¡¡¡... y si hay que decir una que duele siempre puedes dulcificar el tono para amortiguar el golpe...

pero mentir callando nooooooo, es lo peor: que no te digan nada... horror...

porque el silencio no admite respuesta, no nos deja opción a réplica, nos deja indefensos ante la evidente no verdad que es la mentira.

me encanta sin embargo el silencio a solas, que te permite pensar y te hace sentir con más intensidad.

y también el silencio compartido, ese que tanto une¡¡¡

besos

Elvira dijo...

Me pasa como a ti, no me gustan nada las mentiras, pero últimamente he descubierto algo: Hay quienes sin decir mentiras te lían, y hay quienes son muy auténticos aunque digan alguna mentira de vez en cuando. ¿Qué quiero decir? Que hasta se pueden usar verdades para llevar al otro al huerto, y que algunos son bastante transparentes aunque suelten alguna "bola".

Total, que si digo honestidad, este concepto engloba más matices que el simplemente "decir la verdad". Y hay silencios mentirosos, como dice Unamuno.

Ahora bien, hay exageraciones que son casi "patológicas" :-). Yo he necesitado más de 50 años para decidirme a decir alguna mentira inocente, y a veces hace falta para protegerse uno un poco, sin ofender al otro. Lo mío era excesivo. Yo creo que no era tanto una moral demasiado rígida como un rasgo de carácter.

Sí, como pasa con todo, hay silencios de muchas clases.

Besos

Pilar en Córdoba dijo...

seguro que es un rasgo de carácter, que yo comparto, y que muchas veces trae más problemas que ventajas...

y tienes razón, que las mentirijillas vanales son estupendas para según qué cosas, muy útiles en ocasiones, para evitar problemas mayores...

saludos

Elvira dijo...

Puede traer más problemas, desde luego, pero... en conjunto creo que vale la pena. Sin llegar a mis extremos, claro. Saludos

alestedemadrid dijo...

Vaya, Elvira, cómo me alegro de que hayas vuelto a poner citas, con lo que me gustan. Pensaba hacer una "petición del oyente", como si fuera un programa de radio. Y además, esto de las verdades y las mentiras tiene mucha miga. Hay gente muy diplomática y muy inteligente que siempre queda bien con todos sin mentir abiertamente y yo en parte los admiro y en parte desconfío de ellos no sé bien por qué. Buen finde

Elvira dijo...

Jaja, pues te explico por qué pongo muchas menos ahora: Es que tengo un segundo libro de frases y citas inédito (si no tenemos en cuenta este blog) y mientras lo fui vaciando aquí tenía material abundante. No he puesto todas en el blog, pero quizás sí las que más me gustaban.

"Hay gente muy diplomática y muy inteligente que siempre queda bien con todos sin mentir abiertamente..." Pues yo sí desconfío claramente de ellos, porque no se muestran, no se la juegan nunca, se protegen siempre. Y a mí me gusta la gente que al menos algunas veces es valiente. Que no se trata de irse exponiendo cada dos por tres, tampoco es eso. Pero vaya...

Buen finde

Vivian dijo...

La primera frase me trajo a la memoria aquella otra de “A Dios rogando y con el mazo dando”.

Con la segunda estoy y no estoy de acuerdo, por algún motivo, los silencios siempre han tenido muy mala prensa, yo, como defensora de los silencios, en soledad y en compañía, quiero decir, que, si bien es cierto que a veces un silencio puede convertirse en la peor de las mentiras no es menos cierto que, si no tienes nada bueno que decir, mejor estar callado, y además, el silencio es algo que se practica poco a pesar de formar parte imprescindible de la acción de escuchar, esa que cada vez se practica menos.

Un beso

P.D: No creo que sea siempre cierto que quién calla otorga, sencillamente hay a veces personas con las que no merece la pena gastar palabras ni energía y lo único que merecen es la callada por respuesta ;)

Elvira dijo...

Hola Vivian: Como dije arriba, hay silencios de muchas clases. Los hay estupendos, en soledad y compañía, y como bien dices en tu posdata, a veces no otorgas pero es mejor callar. Y eso no es un silencio mentiroso. Es simplemente el derecho a no manifestarse cuando uno piensa que no merece la pena.

Dice Unamuno que a veces el silencio es la peor mentira. Muchísimas otras veces no. Pero me pareció una observación interesante, que quizás no nos habríamos parado a pensar.

Un beso

Francisco Machuca dijo...

El ladrón lo hace la ocasión.Y el silencio en bien cierto,como hablar siempre de uno mismo,también comporta una manera de ocultarse.
Ay,este Unamuno genial,monacal y tacaño como nadie.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Los extremos se tocan, como dicen. Sí, se oculta casi tanto o más el que habla sin parar como el que calla demasiado a menudo.

Lo de tacaño es lo que menos me gusta.

Besos y un fuerte abrazo

Montse dijo...

No creo que el silencio sea la peor mentira, a veces callar es necesario si a la otra persona le puedes hacer daño con tus palabras.

Decir siempre la verdad trae muchos problemas, con eso no quiero decir que vayas por la vida mintiendo, sino que aprendes a callar para no meter más la pata.

¡Y lo difícil que es saber callar a tiempo!

Besos, Elvira.

Elvira dijo...

Yo creo que todos estamos de acuerdo con lo que dices, Montse. Me parece que Unamuno habla de la posibilidad de mentir, de hacer creer algo falso al otro, con nuestro silencio. Y a mí no se me había ocurrido que callando se pudiera "mentir". Es una posibilidad. No creo que esté diciendo que no haya que callar nunca, sería horroroso.

Besos, Montse!