viernes, 30 de octubre de 2009

Camille Pissarro: Cuadros otoñales

Otoño, el estanque de Montfoucault (1875)

Un campesino en el camino a Hermitage, Pontoise (1876)

Un camino en el bosque, Pontoise

Paisaje otoñal cerca de Pontoise

Granja en Montfoucault (1894)

Paisaje con riachuelo (1872)

La vendedora de castañas, Pontoise (1881), de Camille Pissarro

13 comentarios:

colibrí dijo...

ya llegó el otoño...en Zaragoza hay una niebñla espesa por las mañanas... y si vas al centro huele a castaña asada....pero los cuadros...cómo me gustaría ver un otoño así..

Un besico niebloso

Elvira dijo...

La semana que viene creo que voy a ir a un bosquecillo cerca de Barcelona, a ver si hago alguna foto otoñal que me guste. Hace días que no hago fotos y tengo "mono".

Sí, apetece dar un paseo por un hayedo, por ejemplo, que están preciosos en otoño.

Un beso con castañas asadas

Montse dijo...

Unos paisajes precisosos, el "paisaje con riachuelo" es muy lindo.
Pues ni te cuento el "mono" de naturaleza que tengo yo,jeje... y mañana me curo, que me voy a ver como está el campo, aunque por allí no se forman estos paisajes otoñales tan característicos. Pinos, cipreses, encinas ¡todo verde!
Un beso.

Elvira dijo...

¡Que disfrutes mucho en el campo, querida Montse! Un beso

CORTIJO CABRIÑANA dijo...

maravilloso Pissarro¡¡¡
el primero y el tercero son aún más "divinos"...

está claro que el otoño viene siempre asociado a la hoja caduca, a esos tonos dorados, marrones, rojizos y amarillos.

por aquí el otoño está en los almezos, castaños, higueras, granados, almendros, el majuelo, el cornicabra.... y los frutos rojos del lentisco, el madroño...

apetece acercarse al campo¡¡¡

ya salgo corriendo para dar un paseito que el día está genial (aunque un poco caluroso).

saludos

Francisco Machuca dijo...

¡Buenos días Elvira!
A mí me parece que todo esto de las estaciones del año,tiene mucho que ver con la infancia.Claro,es el único lugar donde habitamos el resto de nuestras vidas.Y te lo digo porque soy muy sensible a las estaciones.Ahora en Barcelona,cuando paseo según que lugares o esquinas huele a castañas.Sí,son castañas del presente,pero me remonto a cuando era niño.Cuando llega el invierno,ese olor tan peculiar que tiene el frío,me remonta inmediatamente al frío de mi infancia,cuando iba al cole con bufanda y guantes.Cuando llega el verano,bueno,eso sí,siempre digo que el verano pertenece exclusivamente al niño.
Las cuatro estaciones no son un fenómeno meteorológico.Los niños rara vez mencionan el frio o el calor.Ellos recogen, sin ser conscientes,todo lo que el adulto sentirá en cada estación.

Besos y un fuerte abrazo.

leo dijo...

Me encantan los cuadros que pones, Elvira. Empieza a ser evidente que tenemos debemos tener un gusto muy parecido. Estoy aprendiendo un montón de arte gracias a ti. ¡Graciñas!
Besosss. ¡Buen finde!

Anónimo dijo...

Soy Elvira. No me puedo conectar bien: tengo problemas con Internet. A través de una amiga, os escribo esto.
Un abrazo a todos

Elvira dijo...

Ay, ahora sí me deja conectarme, aprovecho a ver si os contesto a todos.

Hola Pilar: El primero y el tercero son muy bonitos, es cierto. El de la vendedora de castañas no es de sus mejores cuadros, pero me ha hecho gracia incluirlo. ¡Que disfrutes del paseo!

¡Buenos días, Francisco! Tienes razón. A mí me pasa con todo, no sólo con las estaciones. Los olores me traen recuerdos de infancia muy potentes.

Me alegro de que tengamos el mismo gusto, Leo. Gracias a ti.

¡Besos a todos y buen fin de semana!

Femme d chocolat dijo...

Fenómeno! Y genial el cuadro de la castañera, no lo conocía...

Lo que no encuentres tú...

Ah, me han entrado ganas de castañas asadas. Voy a comprar, ¿te apuntas y hacemos merendola en casa?

Un besete

Elvira dijo...

¡Me apunto, Femme! Todavía no he comido. Un beso

Montse dijo...

¡Hola, ya estoy de vuelta!
Muchas gracias por tus buenos deseos y sí ¡he disfrutado un montón!, vengo con las pilas puestas a tope, que buena falta me hacía.

¿Habíes comido castañas? Yo sí!!

Un beso.

Elvira dijo...

Yo no, pero estoy deseando. Por mi barrio no hay castañeras, a ver si voy al centro y me compro un cucurucho.

Me alegro de que hayas disfrutado y cargado las pilas. Un beso