martes, 26 de enero de 2010

Edward Hopper: Night in the park


Night in the park (1921), de Edward Hopper

26 comentarios:

Meme dijo...

Me ENCANTA!!!
Por cierto, he abierto un nuevo blog que se llama cuadros de una exposción, donde uno obras plásticas con obras musicales. Como entiendes bastante de esto si quieres podrías darme algunas ideas, opiniones, lo que quieras :D
Besos!

carmensabes dijo...

Qué bonito este Hopper, me quedo por aquí pensando.

Un abrazo.

Paco Alonso dijo...

Muy hermoso post y espacio.
Te enlazo con permiso para seguirte mejor.

Cálido abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Siempre había identificado a Hopper con sus desoladores (y conocidísimos) cuadros en colores más o menos vivos, pero ya veo que empezó "trasteando" con otros materiales pictóricos. Interesante, compa Elvira...

Un fuerte abrazo y buen día.

Cristina dijo...

Y pensar que "sólo" son unos cuantos rayajos negros...

Elvira dijo...

Hola Meme: Iré a visitar tu blog nuevo.

Hola Carmen: quédate el rato que gustes, encantada de tenerte por aquí.

Hola Paco: Gracias y bienvenido.

Hola Manuel: Sí, tiene algunos grabados muy interesantes.

Un abrazo a todos

Elvira dijo...

Hola Cristina: lo de los grabados siempre me asombra. También me encantan los de Gustave Doré.

Odel dijo...

Me siento un bnaqquqito de esos para hacerle compañia al señor y disfrutar del cuasro

Elvira dijo...

Ah, pues estará encantado con la compañía, seguro. :-)

Marta dijo...

Amo a Hopper

Elvira dijo...

Y yo. :-)

María Diez dijo...

Los grabados me encantan y si son aguafuerte, más aún. Este me parece soberbio. Los artistas suelen cuidar más su obra gráfica que sus lienzos.
Un beso

Elvira dijo...

Hola María: No sabía eso que dices, o no me había fijado. Me alegra que te guste. Un beso

Rayuela dijo...

No conocía este grabado de Hopper!
Muchas gracias, Elvira!

mil besos*

Kinezoe dijo...

Me gusta también este Hopper. Aprovecho para echarle un vistazo a otras de sus obras...

Un abrazo.

Elvira dijo...

Son interesantes sus grabados, aún me quedan algunos de reserva para colgar en el blog. ¡Gracias a ti, Rayuela!

Mil besos

Elvira dijo...

Hola Kine: espero que disfrutes del "paseo" viendo las otras obras de Hopper que han salido en el blog.

Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

El uso que hace del color es el que proporciona ese aire gélido que siento en cada uno de sus cuadros. Aire congelado envolviendo historias llenas de vida. La atmósfera que pintan sus colores me resulta extremadamente fría, pero sólo la atmósfera, no sus personajes, ni sus historias. Y es curioso porque en cuanto deja el color desaparece ese frío.

Sigo por aquí observado, disfrutando pero debo irme a la cama ya (Aún no se me ha ido el ritmo de sueño de las vacaciones de navidad)

Elvira dijo...

Tienes toda la razón, Chusa. En sus grabados sin color no hay esa frialdad, aunque siga saliendo la soledad.

Pues vaya lata lo del ritmo de sueño cambiado.

Montse dijo...

Los dibujos de Hopper me encantan, tienen el mismo aire misterioso que sus cuadros, pero con más calidez.
Es exactamente como explica Sra.de Zafón ¡qué bien lo explica, por cierto!

Un beso.

Elvira dijo...

Estamos de acuerdo, Montse. Un beso, guapa!

leo dijo...

Somos el club de fans de Hopper, por lo que veo.
Fantástico el grabado. Todas sus obras cuentan historias. Es genial.

Elvira dijo...

Si, el club va aumentando, creo yo.

Un beso

Francisco Machuca dijo...

Pero qué coincidencia,mi querida Elvira.Acabo de escribir un relato que tiene mucho que ver con este dibujo.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

¡Es verdad, Francisco! Lo acabo de leer y podría ser la imagen ideal para tu escrito.

Besos y un fuerte abrazo, amigo!

Marcos Callau dijo...

Cuánto encanto guarda este grabado. No me extraña el comentario de Francisco, es una imagen muy inspiradora para un buen relato o una película cuyo protagonista fuera Chaplin. Hoy mismo he rescatado una pintura de Hopper muy fría para ambientar unos versos.