sábado, 24 de octubre de 2009

Satureja calamintha



Calaminta, Calamento (Satureja calamintha o Calamintha nepeta). Fotografías: Elvira Coderch

Esta mañana he fotografiado estas florecillas creyendo que era ajedrea blanca (Satureja fruticosa), pero he visto que se trata de calaminta, una hierba bastante parecida. En catalán se llama Rementerola.

He encontrado que tiene estas propiedades: "Tónico, estomacal, sudorífico, carminativo, antiespasmódico, expectorante, astringente, emenagogo. "

11 comentarios:

Vivian dijo...

Curioso que con el cambio de tiempo y la bajada de temperaturas todavía consigas encontrar flores que resisten al cambio de estación, toda una superviviente la calaminta.
Me gusta su color.

Un beso

Elvira dijo...

Sí, todavía quedan unas cuantas plantas en flor. De las últimas que he publicado, la Hebe speciosa la fotografié un mes de abril de hace unos años, pero las otras son de ahora. Si vieras lo pequeña que es esta flor! Huele muy bien, parecido al poleo, la menta, la ajedrea. Son primas hermanas.

Un beso

Bob Fisher dijo...

Hermosas pequeñas flores con mucho verde a su alrededor. Me recuerdan a esas dimituras florecillas que aparecen en la ribera de los ríos.

Un cordial saludo.

Elvira dijo...

Hola Bob: Estaban a la sombra de unos pinos, al borde del camino.

Un cordial saludo

Elvira dijo...

Acabo de añadir la propiedades que se atribuyen a esta planta.

Jesús Cabezón dijo...

Unas hermosas fotos que definen a la autora.

Elvira dijo...

Muchas gracias, Jesús!

Ramuol dijo...

No conocía esta satureja Elvira!
Difícil conseguir buena profundidad de campo con estas flores, cosa que siempre es más sencilla con las compactas (por su pequeño sensor), bien hecho...
Saludos

Elvira dijo...

Gracias, Ramuol. No tenía ni idea. Saludos

Montse dijo...

¡Ay, qué alegría, Elvira!
Me acabas de presentar en bandeja el nombre de esta pequeñina, porque mira que es pequeña, que andaba yo buscando.
Que sepas que mis fotos no están tan bonitas pero que pasado el tiempo prudencial que marca las buenas maneras... ¡ya las verás!

Gracias, eres un tesoro.

Elvira dijo...

Y qué gusto da encontrar el nombre. Pues estuve engañada durante un tiempo, pensando que era la ajedrea blanca, pero me decía a mí misma que la flor no era blanca, jaja! Lógico, porque no era.

Tú me has ayudado con varias. :-) ¡Gracias a ti!