martes, 27 de octubre de 2009

Isadora Duncan

Isadora Duncan (1878-1927)

-La mejor herencia que se le puede dar a un hijo es permitirle seguir su propio camino, totalmente por su cuenta. (The finest inheritance you can give to a child is to allow it to make its own way, completely on its own feet.)

-Una vez fuiste salvaje. No permitas que te domestiquen. (You were once wild here. Don't let them tame you.)

Isadora Duncan

17 comentarios:

NáN dijo...

Bravo por ella.

Elvira dijo...

Hola NáN: Sí, son muy buenas las dos.

colibrí dijo...

Yo también me uno a ese Bravo..., aunque reconozco que para los padres es un poco difícil ver que sus hijos vuelan solos.

Es una fotografía?, es encanta.
Un besico

Elvira dijo...

Hola Pili: Aunque sea difícil, es la única vía sana para todos.

Sí que es una foto, es bonita. Un besico

Airam dijo...

Estoy de acuerdo sobre todo con la primera cita...

Por cierto, que muerte tan espantosa tuvo.Un beso guapa

Elvira dijo...

A mí la segunda también me gusta mucho, la interpreto no como que no haya que educar a los niños, sino que hay que respetar su auténtica naturaleza. Y eso se puede compaginar perfectamente con inculcar unos modales respetuosos o amables. La educación que considero nefasta es la que te obliga a dejar de ser quien eres. Imagino que la frase se refiere a eso.

Una muerte horrible, bufff.

Un beso, guapa!

La luna dijo...

Triste fin para una maravillosa danzarina.
:::::::::::::::::::::::::::
Si mi madre leyera esas frases, tendrías problemas.ja.
No sé como tuvieron fuerzas para educar a tantos salvajes y hacerlo bastante bien, siendo ellos hijos únicos.

Besos

Elvira dijo...

Hola Luna: Muy trágico su final.

Jaja, supongo que tu madre me miraría mal, sí. Pero a lo mejor si fuéramos al fondo de la cuestión, estaríamos de acuerdo.

La personalidad esencial hay que dejarla desarrollarse de la mejor manera posible, en vez de coartarla. Y eso es perfectamente compatible con el respeto a los demás y la asunción de tu cuota de responsabilidades (que es lo que creo que hay que inculcar al educar).

Besos

leo dijo...

Me encanta lo de ser salvaje. ¿Se puede volver a serlo una vez te han domesticado-pero-bien?

Elvira dijo...

Jajaja! Se puede intentar.

Wild en inglés significa salvaje y silvestre, o sea, que crece natural, tal cual es, sin jardinero podando, trasplantando ni abonando. He traducido por salvaje, pero creo que es buena la matización. Y sí, podemos volver a asilvestrarnos, ¿no?

La palabra salvaje tiene connotaciones más bestias que silvestre, pero ésta no quedaba bien en la frase en español, sonaba muy rara. La parte "natural" me gusta, la parte "bestia" la dejo fuera. Es mejor la frase original que mi traducción.

Elvira dijo...

Estas reflexiones me han recordado la idea de Rousseau de que el hombre nace bueno. Yo pienso que tenemos impulsos hermosos e impulsos destructivos desde que nacemos. Y la educación que veo positiva es la que permite que se desarrollen bien nuestras mejores aptitudes y a la vez nos ayuda a respetar el terreno de los demás. Sería cómo conseguir que todos tengan su espacio y crezcan lo mejor posible.

Pero si dejamos a la naturaleza completamente a su aire, está claro que el pez grande se come al chico, y que plantas bellísimas no podrían subsistir entre plantas muy invasivas.

Así que en cierto modo me contradigo: me gustan los buenos "jardineros", los padres o maestros que ayudan a sacar lo mejor de cada uno. Pero la frase de Isadora para mí es un grito de rebeldía contra la educación castrante. Y ahí me reafirmo en lo dicho.

cecibustos dijo...

Hola, Elvira:
Leí “Mi vida”, hace años, cuando era más joven, y quedé seriamente enamorado de Isadora Duncan. Después, “Mi vida”, ha sido un libro que he regalado y prestado con insistencia. Sólo pronunciar el nombre de Isadora, como otras cosas igualmente importantes, ayuda a fundar un mundo nuevo.
Me gustaría, Elvira, si no tienes inconveniente, me autorizaras a enlazar tu blog con el mío. Todo sea por la magia del arte.
Saludos

Elvira dijo...

Hola Cecilio:

Seguramente me interesará ese libro. Estas citas no sé dónde las encontré.

Por supuesto, gracias y encantada. Saludos

cecibustos dijo...

“Mi vida”, Isadora Duncan.- (versión Luis calvo Andaluz) Editorial Debate (Madrid). Desde 1995 existe edición de bolsillo.
Se trata de un excelente texto, autobiográfico, que nos permite conocer y amar a Isadora Duncan.
Saludos

Elvira dijo...

Muchísimas gracias, pero creo que lo buscaré en inglés, sin traducir. Saludos

Francisco Machuca dijo...

Dos buenas razones para vivir o, para empezar a vivir el duro oficio de la vida.A mí me aniquilaron a los pocos años de haber nacido.Horror de familia.Horror del sistema educativo.Esto va para la primera frase de Isadora.Y me tuve que educar a mí mismo,contra viento y marea.Esto va para la segunda frase.
Hermoso post,Elvira.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

¡Hay que ver las barbaridades que se hacen a veces con la mejor intención del mundo! La primera frase para mí es sagrada. La tuve siempre presente al educar a mi hija. Y sobre la segunda ya me he explayado en comentarios anteriores.

Pues te has educado muy bien, Francisco. Yo creo que en algunas cosas me educaron bien y en otras no, así que en esas he intentado volver a recuperar mi naturaleza, que había quedado sepultada por normas y leyes que intentaban convertirme en quien no era.

Besos y un fuerte abrazo