miércoles, 5 de noviembre de 2008

Vanidad de vanidades...

Imagen de Google

El que gusta de ser adulado es digno del adulador. William Shakespeare

Gustarse a sí mismo es orgullo; a los otros, vanidad. Paul Valéry

El orgullo tiene más que ver con nuestra opinión de nosotros mismos; la vanidad, con lo que nos gusta que los demás piensen de nosotros. Jane Austen

La virtud no iría tan lejos si la vanidad no la acompañase. La Rochefoucauld

Querer agradar a los demás es una trampa peligrosa. Epicteto

El vanidoso necesita de los demás, busca en ellos la confirmación de la idea que quiere tener de sí mismo. José Ortega y Gasset

Si necesitas que todo el mundo te dé ánimo, alabanzas y palmaditas en la espalda, entonces conviertes a todo el mundo en tu juez. Fritz Perls

El que ama la lisonja no aprecia la verdad. Esopo

Todo adulador vive a expensas de quien lo escucha. Jean de la Fontaine

¡Quien alaba parece que devuelve lo que se le ha dado, pero en realidad quiere que se le dé más! Friedrich Nietzsche

La alabanza me avergüenza, porque la mendigo en secreto. Rabindranath Tagore

Si te aplauden, nunca presumas hasta saber quien te aplaudió. Proverbio árabe

Dime quién te admira y te diré quién eres. Charles A. Sainte-Beuve

Las personas no son ridículas sino cuando quieren parecer o ser lo que no son. Giacomo Leopardi

Él era como el gallo que creía que el sol había salido para oírle cantar. George Eliot

Somos tan vanidosos que incluso nos importa la opinión de quienes no nos importan. Marie Von Ebner-Eschenbach

A la vanidad le cuesta morir; en algunos casos obstinados vive más que el hombre. Robert Louis Stevenson

El que quiera ser el centro de una reunión, mejor que no acuda. Audrey Hepburn


(¿De quién habla Carly Simon en esta canción?)

6 comentarios:

Juanjo Albors dijo...

No soy muy partidario de citas de personajes famosos pues por cada una que citemos en defensa de nuestras ideas, recibiremos otra opuesta, igualmente famosa.

Pero reconozco que, en ocasiones, sirven de catalizador de pensamientos que vagan por nuestra mente y recordarlas es, en el fondo, un acto de humildad al reconozcer que alguien los sintetizó mejor que nosotros.

Te regalo unas cuantas, al respecto de la vanidad y la adulación:

La adulación es más peligrosa que el odio. Baltasar Gracián

Cuanto más amamos a una persona, menos alabanzas hemos de dirigirle. Molière

Quien sabe adular, sabe calumniar. Robert Morley

El adulador es un enemigo oculto. Solón

Elvira Coderch dijo...

Hola Juanjo: Muchas gracias por tus citas. Yo sí soy muy aficionada, he publicado un libro de citas y aforismos y tengo otro listo para publicación. Pero no tanto para demostrar "que tengo razón" porque fulano de tal lo dijo (si fuera por eso, efectivamente podría encontrar otras tantas frases de personas famosas que dicen lo contrario). Es más bien por lo que apuntas tú luego: si ya otros lo han dicho tan bien, les cito. Te regalo una de Montaigne:

"Yo no cito a otros más que para expresar mejor mi pensamiento." Michel de Montaigne

Por cierto, yo distinguiría entre adulación y alabanza sincera, admirativa. La segunda me gusta darla y ¿por qué no? recibirla.

Juajo Albors dijo...

¿Y cómo las distingues, Elvira?

En las que tú pronuncias, no hay problema, ¿pero en las que oyes? Porque no siempre la adulación acompaña previsibles intereses; en ocasiones acompaña también ocultas conmiseraciones de más difícil detección.

Elvira Coderch dijo...

Está claro que en cualquier interacción con los demás uno se puede equivocar al interpretar lo que le dicen. Simplemente intento distinguir, eso es todo.

Mina dijo...

La adulación tiene todo de malo porque sólo se produce por interés y no nace de una admiración sincera. A la corta o a la larga, se nota, se intuye o se comprueba que es lo que en realidad deseaba el a adulador.

Elvira Coderch dijo...

¡Hola Mina! Gracias por tu comentario. Totalmente de acuerdo.