lunes, 9 de enero de 2012

Edmund Tarbell: Mujeres en interiores

Girl crocheting (1904)

Girl mending (1910)

Girl reading (1909)

New England interior (1906)

Across the room (1899)

Josephine and Mercie (1908)

Mother and Mary (1922)

Mother, Mercie and Mary (1918)

Rehearsal in the studio (1904)

Three girls reading (1907), de Edmund Tarbell.

23 comentarios:

Mariaclara López dijo...

Me encantan los espacios.. me entretienen tus entradas despiertan mi curiosidad ..

Maria Dolors dijo...

Que maravillosas pinturas has escogido hoy Elvira, es imposible describir tanta belleza.

Bon dia

Laura Uve dijo...

Elvira, las que están leyendo ilustrarían muy bien mi post de hoy...

Preciosas pinturas de la vida interior, doméstica, de las mujeres...

Un abrazo!!

ethan dijo...

Creo que me repito, pero estos cuadros que reflejan actividades cotidianas me encantan.

Un abrazo!

Isabel dijo...

¡Qué maravilla de interiores!

Abrazos.

Odel dijo...

Son todas maravillosas
Abrazos

Rayuela dijo...

me gustan estos marrones...al menos ese fue el primer impacto: hermosos marrones.

besitos*

cecibustos dijo...

Elvira:
¡Qué maravilla! Supe de este pintor por una entrada anterior en este mismo blog. Me parece imprescindible y, consecuentemente, se hace necesario conocer más. De momento me voy a bajar las fotografías de tu blog y las voy a contemplar ampliadas. No sé si es posterior, pero se adivina a Renoir bajo sus pinceles y su mirada podría coincidir con la de nuestro fabuloso Sorolla, más contenido y sobrio Trabell, más sensuales los otros dos. A ti y a mí nos gusta Leonardo, pero también Rembrandt y, ¡cómo no!, Velázquez.
Sí, me gusta este pintor, gracias por presentarnos su obra.
Saludos
Cecilio

Montse dijo...

Son todas unas escenas encantadoras, las encuentro con mucha serenidad, se respira paz en esos espacios cotidianos.
¡Preciosas obras!

Besitos.

virgi dijo...

Preciosas escenas, Elvira.
Conocí a este pintor gracias a ti y estos cuadros son todos deliciosos.
Muchos besos, acabo de colgar el texto, ya me dices tu opinión.

Acanto dijo...

Oh, Elvira, cuánta belleza has recopilado hoy, me gusta mucho, me quedo con girl reading, (qué bien estaban estas mujeres sin tele) puedo oir el ambiente de paz; quizá algún pajarillo desde la rama que se ve en una ventana entreabierta.
Eso si...me parece que no han tenido que fregar esos suelos ellas mismas, más bien se dedican al "dolce far niente"

Gracias amiga
Besicos

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Precioso blog y muy buena entrada. Un lujo visitarte. Te seguimos. Felicitaciones de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa María- Córdoba- Argentina.

Dorisalon dijo...

Hola Elvira, bellísimos cuadros... que transmiten paz. Una pintura muy bien realizada, en mi humilde opinión. Un abrazo

carmensabes dijo...

Son encantadores estos cuadros, con mucho sabor y acogedores.
Me quedo en este caso, con Josephine and Mercie, parecen estar sumidas en un instante cálido y tan ensimismadas que son ajenas a nuestras miradas.

Besazos.

enric batiste dijo...

¡La soledad demuda intimidad!

Abrazo agradecido en estas obras

Elvira dijo...

Hola a todos: me alegra que hayáis disfrutado de esta entrada, llevaba algún tiempo recopilándolos.

Y doy la bienvenida al blog a los nuevos visitantes: Maria Clara y Filial Villa María!

Besos y gracias por vuestras palabras!

Anónimo dijo...

Maravillosos! tenía algunos y con tu permiso me llevo los otros.
Un lujo el manejo de la luz.
Beatriz
(Sureando)

marcelo dijo...

Desde la casa del pescador, contemplo las pinturas de Edmund. Me detuve en Josephine and Mercie, es absolutamente sublime ese cuadro: tiene el tiempo instalado en el, el paso de las horas, la lectura,el silencio de dos chicas que buscan comunicarse, esa luz no se pudo mejorar más.

No sé si creerte lo del espejo.

bon día.

Elvira dijo...

¡Por supuesto, Beatriz!

Hola Marce: me gusta cómo lo describes, es así.
Jajaja! Me encanta cuando sacas la vena humorística.

Besos a los dos

leo dijo...

Otro más que no conocía y me ha encantado.
:-)

Elvira dijo...

¡Qué bien! Besos

NáN dijo...

Llego tarde para decir: ¡¡son fantásticos!!

Elvira dijo...

Para eso no se llega nunca tarde!