miércoles, 18 de agosto de 2010

Norman Rockwell: Facts of Life

22 comentarios:

enric batiste dijo...

Siempre me ha dado la impresión de ser un buen pintor-ilustrador. Sin duda domina la técnica del oficio.

Saludos, Elvira

Marcos Callau dijo...

Me encanta el hombre explicando, que parece Woody Allen, y el chaval con cara de abrumado, de no entender nada. Muy expresivo.

Montse dijo...

¡Me encanta este ilustrador! Parece una fotografía ¡qué detalles!
Las manos del padre, el reloj que asoma por el puño de la camisa, los pantalones arremangados del chico... Bueno ¡la cara del chaval es super expresiva!

Elvira, buscas lo mejor para alegrarnos la jornada.
Besos!!

Reyes Uve Jota dijo...

Vaya bronca .
Un beso de vuelta , querida.

Elvira dijo...

Hola Enric: sí que tiene oficio, desde luego.

Hola Marcos: me parece que le está explicando cómo vienen los niños al mundo, o algo parecido. Y el chaval está apurado, jaja!

Hola Montse: me alegra que te guste. :-)

Hola Reyes: bienvenida de vuelta. Me temo que es una charla "de hombre a hombre". Pero no muy bien recibida por el chico.

Besos a todos!

Ofelia dijo...

El dedo del padre va a por el segundo fact of life.
Me llaman poderosamente la atención los dos gatitos y su madre y lo rojo que se ha puesto el chaval, pistas para tu interpretación. Se me ocurre que el padre le ha pillado ojeando una revista de pin ups
Y que mullida es la alfombra¡!¡ Sweet home.
Besos, it's a fact***

Elvira dijo...

Primero el papá pone la semillita, luego ésta crece en la barriga de la mamá, y luego... Jajajaja!

Esos gatos son muy salados, y la cara del niño...

Besos, austríaca!!!

NáN dijo...

Yo creo que le está explicando que los jóvenes pueden llevar las botas puestas todo el día, pero que es un fact of life que los mayores tienen peor circulación y que también él, de mayor, tendrá que ponerse zapatillas al volver a casa, porque le dolerán los pies. Y claro, el chaval se siente abrumado de empezar a conocer las verdades y de saber que también él tendrá ese aspecto aburguesado horroroso.

Elvira dijo...

Jajaja! No sé yo, mmm...

Pues a mí esas zapatillas me gustan. Lo que está claro es que el niño no está disfrutando la charla.

Un abrazo, NáN!

Francisco Machuca dijo...

Yo me quedo con el gato,mi querida Elvira.¿Qué sarta de sandeces le estará diciendo ese hombre carca al pobre niño? Ay,recuerdo cuando yo tenía un gato.El pobrecito murío.Me levantaba por las mañanas a las cinco con los pelos tiesos,los ojos muy cerrados y maldiciendo todo lo que tenía que hacer por delante,es decir,lo mismo que dejé ayer.Mi gato estaba tumbado en el sofá y me seguía con la mirado mis torpes movimientos.A veces me enfurecía con él y le decía a grito pelado:¡Te crees muy listo!El gato volvía a dormirse.

Muchos besos.

Elvira dijo...

Hola querido Paco: El discursito debe ser para salir corriendo, que es lo que quiere hacer el niño, está claro.

¿Esa historia del gato es real o te la acabas de inventar? "Te crees muy listo!" Jajaja!

Muchos besos

Francisco Machuca dijo...

¡Nooooo!Te lo cuento tal y como fue,Elvira.Cuando te levantas a las cinco de la mañana y ves a un gato que duerme te das cuenta lo tonto que somos.Te lo juro.

Elvira dijo...

Te creo, por supuesto. Es que no sé por qué no te imaginaba con un gato. Dan mucha envidia, los gatos duermen tan a gusto!!!

Francisco Machuca dijo...

Siempre he creído que ellos saben algo que nosotros desconocemos.Todo lo que el ser humano se ha ingeniado a lo largo de la historia para vivir de una manera complicadísima e irreal.

Rayuela dijo...

Primero:no me mires con esa cara!
Segundo: sacá estos gatos de la casa.

pobre hombre, no puede leer en paz...y esas pantuflas,jajaja!

pero...qué es ese papel a los pies del pobre niño???


besos*

Elvira dijo...

Hola Rayuela: ese papel supongo que es el precio del Saturday Evening Post, donde salió publicada esta ilustración de Rockwell.

Besos**

Sra de Zafón dijo...

En el ser humano parece que las cosas sucedan al revés...
empezamos siendo revoloteadoras mariposas y acabamos siendo crisálidas e incluso muchas veces auténticos "capullos".
Mis ojos de crisálida me hacen ver el intento amorosopaternoracional de educar según las propias creencias, pero mis ojos de mariposa me hacen preguntarme cuáles son las ventajas de ser sensato o práctico (los dos pilares que suelen sostener casi todos los discursos según los cánones de la santa madre adultez.

Me fijo en el gato, inspirada por tu amigo Paco, y veo como descansa mientras sus hijos juegan y exploran..Algo saben estos gatos que nosotros hemos perdido por el camino.

besos

Elvira dijo...

Hola Paco (antes te salté sin darme cuenta): seguro que saben cosas que nosotros no sabemos.

Hola Chusa: la santa madre adultez, jaja! Hay cosas de la madurez bien llevada que me gustan mucho y me parecen muy recomendables, pero otras actitudes son simplemente capas que nos ponemos y nos impiden vivir con autenticidad. Este hombre de la ilustración me parece que tiene un afán algo desmesurado por meter en la cabeza del niño toda su retaíla de normas. Está tan inclinado que casi toca con su cabeza la del hijo.

Sí, la gata madre parece confiar en que los hijos aprenderán solos, no está nada apurada.

Besos a los dos

María dijo...

Me encanta este hombre...Esta no la conocía...Además hay un retrato del tipo "Jane Austen" dentro del cuadro...
Un beso!!!

Elvira dijo...

Es verdad lo del retrato, María. Yo también me fijé. :-)

Un beso

Anónimo dijo...

jajaja, fantástico! ADEMÁS NO LO CONOCÍA ^_^ pedazo de regalo, gracias

Me lo llevo para mi colección

Si es que ... cuanto más lo miro más me gusta. Adoro a este hombre!

((Soy Femme))

Elvira dijo...

Hola guapa: si clicas en el enlace del Saturday Evening Post verás muchas portadas con sus ilustraciones. Te recomiendo las que pone debajo "large". Besos