sábado, 2 de enero de 2010

Norman Rockwell: Fortune-teller

Fortune-teller (1921), de Norman Rockwell

"Vas a ser muy conocido en tu profesión, te auguro grandes éxitos. Tendrás 3 hijos y vivirás muchos años. Ah, me olvidaba: te enamorarás de una chica castaña con rizos..."

21 comentarios:

Mara dijo...

Molto bello il tuo blog, sono immagini che aprono il cuore. Auguri di un buon 2010. Mara

Elvira dijo...

Benvenutta, Mara! Grazie per le tue parole. Auguri di un buon 2010!

Tawaki dijo...

No sé, no sé, esa postura de los pies me da un poco de grima. Lo del amor si está algo más claro.

Te deseo un 2010 lleno de dicha.

Besos.

Cristina dijo...

¡Me ha encantado tu texto!

Elvira dijo...

Jajaja! A mí tampoco me gusta nada esa postura de los pies hacia dentro, Tawaki. ¡Muy feliz 2010 para ti también!! Besos

Elvira dijo...

¡Gracias, Cristina!

Meme dijo...

Me gusta mucho tu blog, felicidades!!

Elvira dijo...

¡Muchas gracias, Meme! Y bienvenida.

Meme dijo...

Gracias por tu comentario Elvira, es el primero en mi blog ^^. BESOS!!

Araceli dijo...

Un texto ingenioso para un dibujo entre la pintura y el còmic. Una de la grandes aportaciones al arte del siglo XX. Pasar por ti blog es descubrir siempre artistas muy interesantes. De vez en cuando me inspiran algunos encuadres, iluminaciones, etc...

Elvira dijo...

Ah, ¡qué bien! El primer comentario siempre hace más ilusión. Besos

Elvira dijo...

¡Gracias, Araceli! Es estupendo recibir y dar inspiración a otros. Un gran invento esto de los blogs, estoy encantada.

Huere dijo...

"no me cuentes nada, nada, nada...
de todos modos vendrá."

abrazos de un Sudaka.

Elvira dijo...

Una gitana muy graciosa en Granada se empeñó en leerme la mano y me persiguió hasta que le dije que sí. Después de soltar cuatro tonterías que se había aprendido de memoria, miró de verdad la mano y dijo unas cuantas cosas bastante interesantes sobre mi carácter. Lo que más gracia me hizo (ya lo conté antes en este blog) fue cuando me dijo que yo era "mu pensaora", jaja!

Un abrazo

Mercedes González dijo...

Hola "pensaora" ;) a mí también me inspira tu blog y siempre que entro, aprendo algo nuevo. Gracias por compartir.

Creo que el chico no está muy convencido con lo que está escuchando, y a mí no me convence nada la escena con esos restos de merienda en el suelo.

Feliz año. Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

Qué buen cuento, Elvira!
Quiero irme a la cama, estoy sin gafas y casi ni puedo leerte, jajajaja, pero...aquí sigo.

Femme d chocolat dijo...

Jajajjjajajajajajjajjja

Pues no sé, pero me dá a mí en la nariz que él se está agobiando o algo... ¿ o será que le duele la muela .....del juicio...?

jajjajajaja

Me encanta!

UN BESICO

Elvira dijo...

Hola Mercedes: Bienvenida! No, el chico no está nada convencido, pone una cara... :-) Gracias a ti. Feliz año y un abrazo!

Pues gracias por la compañía nocturna, Chusa. Besos

Jajaja! Sí, parece agobiado. En cambio ella está muy convencida. Un besico, Femme!!

Rayuela dijo...

no lo veo muy convencido...
y esos pies!

jaja! muy bueno exponer a Rockwell de esta manera!

un beso*

Montse dijo...

¿Le está leyendo la mano o "dejándole caer" lo que ella quiere que ocurra?
Es genial!!!!

Elvira dijo...

Hola Rayuela: he visto que Rockwell con frecuencia pone a sus protagonistas con los pies muy hacia afuera o hacia dentro, es como darles más expresividad, según lo que quiere transmitir. En este caso, las dudas del chico, jaja!

Hola Montse: más bien lo segundo, creo yo. ;-)

Besos a las dos