lunes, 18 de enero de 2010

Ala de una carraca

Ala de una carraca (original a la izquierda; derecha: copia volteado horizontal), de Alberto Durero (1512).

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Dan ganas de pasear las yemas de los dedos por las alas.

Lo que más me impacta de los pintores, de cualquier estilo, es las emociones y el deseo táctil que me provocan.
Con un estilo totalmente diferente Larsson, por ejemplo, me provoca ganas de desayunar, de abrazar niños, de tomar té, de leer, descansar, de taparme con sus edredones...
En fin, que me voy, o mejor dicho: vuelo, de las alas del bello Durero (qué firma mas bonita, por cierto y qué guapo!) a las habitaciones de Larsson sin más lógica que la que me dá la admiración que me provocan.

Gracias, Elvira

Besos de buenas noches

Sra de Zafón

Sra de Zafón dijo...

Algo raro paso, me temo...:-) Gracias

De cualquier modo pásate por el prado que te dejé un regalo.

Dear Prudence dijo...

¡Hola!

Buscando fotos de Melanie Safka encontré de casualidad tu blog, y me ha fascinado!
Me parece muy acogedor, las imágenes, las flores, además de que encontré canciones de Leonard Cohen, Neil Young, Pink Floyd...Bueno, me encanta!
Por cierto que este es mi primer comentario, ya que no hace mucho que tengo blog.

¡Saludos!

Elvira dijo...

Hola Chusa: A veces hay duendes en los blogs :-) Lo único importante es que lleguen los comentarios bien. Ya me he pasado por tu blog y he visto tu regalo: ¡es graciosísimo, muchas gracias, guapa!!!

Me ha encantado que nos explicaras lo que te sugiere uno y otro, es muy bonito. Sí, Durero era muy guapo, llama la atención. Hay otro autorretrato de frente muy interesante también.

Besos

Cristina dijo...

¡¡Yo lo he visto al natural!! :D Estaba en una exposición de Durero del Prado y era una gozada verlo, casi se veía cada plumita. Impresionante.

Me compré un marcapáginas de recuerdo pero es de esos tan grandes que sólo se pueden usar con libros enormes (no me gusta que asomen porque se estropean).

Me encanta el detalle que has tenido de duplicarlo :)

Elvira dijo...

Hola Dear Prudence:

Bienvenida a este blog y a la blogosfera. Es todo un mundo, muy interesante lo que aprendemos unos de otros.

Muchas gracias por tus palabras.

Saludos

Elvira dijo...

Me encantaría haberlo visto al natural, ya había leído que se ve tan bien!!

Me alegra que te guste mi ocurrencia, es que eso de un ala... parecía que me faltaba la otra para volar bien. :-)

A mí tampoco me gusta que salgan mucho los marcapáginas, porque se rozan.

Ramuol dijo...

La carraca era un ave abundante en los pinares, encinares y campos de los cálidos veranos de esta zona, podríamos decir que era un símbolo!! Desgraciadamente cada vez van quedando menos, una pena porque es un ave preciosa con unos colores espectaculares...
Un abrazo

Elvira dijo...

A ver si un día pillas una con tu cámara y nos la enseñas, Ramuol. Me encantaría ver una foto tuya.

Un abrazo