viernes, 25 de septiembre de 2009

The Sound of Silence

The Sound of Silence
Simon & Garfunkel

Hello darkness, my old friend,
I've come to talk with you again,
Because a vision softly creeping,
Left its seeds while I was sleeping,
And the vision that was planted in my brain
Still remains
Within the sound of silence.

In restless dreams I walked alone
Narrow streets of cobblestone,
'Neath the halo of a street lamp,
I turned my collar to the cold and damp
When my eyes were stabbed by the flash of
A neon light
That split the night
And touched the sound of silence.

And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more.
People talking without speaking,
People hearing without listening,
People writing songs that voices never share
And no one dared
Disturb the sound of silence.

Fools said I you do not know
Silence like a cancer grows.
Hear my words that I might teach you,
Take my arms that I might reach you.
But my words like silent raindrops fell,
And echoed
In the wells of silence

And the people bowed and prayed
To the neon God they made.
And the sign flashed out its warning,
In the words that it was forming.
And the signs said, the words of the prophets
Are written on the subway walls
And tenement halls.
And whispered in the sounds of silence.

6 comentarios:

Femme d chocolat dijo...

Cuantísimo me gustaban cuando era cría,bueno... a decir verdad es de los pocos grupos que me gustaban de cría que siguen haciéndolo ahora.
Qué pareja más fenomenal. Y que estupendos ambos en solitario también.

Besicos, Elvira

Elvira dijo...

Hole Femme: yo tenía unos 16 años cuando esta canción triunfaba, y ahora me siguen gustando igual. Es cierto que algunos cantantes que nos gustaban de adolescentes dejaron de hacerlo, hasta nos da un poco de vergüenza retrospectiva, jaja!

También te sigue gustando Santana, ¿no?

Besicos ^__^

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Pues a mí siempre me han gustado y es curioso que a mis hijos les gusta escuchar a Simon y Garfunkel tanto o más...
Un abrazo y te espero en mi nuevo blog (puedes enlazar a través de mi perfil)
http://pincelyburil2.blogspot.com/

Elvira dijo...

Es que lo bueno no se pasa de moda.

Voy para allá. Ya he visto que el antiguo no se podía abrir.

Un abrazo

Francisco Machuca dijo...

En breve publico un post sobre la película El graduado,que tanto tiene que ver con esta preciosa canción.Ambas cosas se han convertido en un híbrido indisociable.El personaje de la película lleva todo un silencio interior nada cómodo,es decir,una sonoridad silenciosa.

Respecto a lo que me cuentas en mi último post,no creas que no lo he pensado.Sueño en construir un cineclub con café incluido.El café es muy acogedor,antiguo,con paredes repletas de pósters de cine clásio y no tan clásico,y una librería bien abastecida de buenos libros.Un rincón,un paréntesis de lentitud y tertulia.Un rincón donde la buena gente departe sobre sus impresiones de lo que han visto y sentido.Estas conversaciones derivan siempre a temas más profundos sobre nosotros mismos.Ay,mi querida Elvira,es tan necesario.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Pues tengo muchas ganas de ver qué nos cuentas, la he visto un par de veces. El personaje principal me parece muy interesante, Dustin Hoffman lo hace perfecto. Creo que descubrí a este actor en esta película. Sí, la canción ya va indisolublemente unida a El Graduado.

¡Ojalá se cumpla tu sueño! Y en ese cine-café se podrían vender tus libros sobre cine. Sí, ese tipo de conversaciones son imprescindibles. Lentitud y tertulia, perfecto (ah, y poco ruido).

Besos y un fuerte abrazo