domingo, 23 de agosto de 2009

El Peine del Viento

El Peine del Viento (1976), de Eduardo Chillida.

Esta foto la he encontrado en internet, ojalá yo pueda hacer fotos algún día.

18 comentarios:

Francisco Machuca dijo...

¿Sabías que estamos realizando un documental sobre el escultor y amigo Ángel Camino? Ángel fue amigo personal de Chillida y en el rodaje tenemos la ocasión de que nos cuente anécdotas sobre el gran escultor.Estamos a punto de finalizar el rodaje,por cierto,muy duro,porque trata sobre el estado por donde está pasando Ángel,con muchos sueños y visiones algo alucinantes.El trabajo está destinado para las universidades y museos,pero no tendría ningún inconveniente de pasarte una copia en DVD.El documental tendrá una durada de veinte minutos aproximadamente y hemos recibido subvenciones para su realización.
He aprendido en el rodaje sobre la importancia de ver una escultura,cosa que no se tiene muy claro en este país.Es tan importante el espacio y la luz,mi querida amiga.

Como siempre,cada entrada tuya es un universo inabarcable.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Hola Francisco:

Me entusiasma Chillida. Ese documental suena interesantísimo y me encantaría tener una copia. ¿Sabes que en el año 1975 me lo presentaron, en la inauguración de la Fundació Miró, de Josep Lluís Sert? Tenía una cara muy interesante, a ver si consigo traer a Barcelona una foto maravillosa de él que hizo mi padre, la escaneo y la pongo en el blog (está en la casa de campo de mi hermana). Tengo dos litografías suyas en casa, una dedicada a mi padre, y las quiero mucho.

La entrada es muy sencillita, tú la has enriquecido.

Besos y un fuerte abrazo

Francisco Machuca dijo...

No lo sabía.¿Tuviste una conversación interesante? Quizá te pida demasiado,pero me interesa muchísimo la gente interesante.Ay,es que aquí,en esta provincia en donde vivo es difícil encontrar gente diferente.Cuando voy a la presentaciones de libros de cuyos autores me entusiasman me pongo muy nervioso porque tengo muchas cosas que preguntar y decir,y,al final,no acabo de decir nada.Es la falta de costumbre.
Es una suerte el haber tenido un padre como el tuyo.Yo con el mio,apenas hablamos de nada trascendente.Ayer,sin más,estuvimos hablando sobre la tortilla de papata que más le gusta,justamente en el momento que me sentía muy sensible.Ja,ja.Siempre ha sido así.

Besos y que tengas un buen domingo,mi querida Elvira.

molinos dijo...

Me encanta el Peine del Viento y una de las tardes de mi vida que recuerdo con más cariño fue una en el 2003 en que el ingeniero y yo estuvimos horas en el Chillida Leku hasta que nos echaron.

POr cierto..feliz cumpleblog!!! ( ya sabes que me encantan los cumples)

Elvira dijo...

No, no hablé nada con él, sólo fue un apretón de manos, pero me hizo ilusión. Sí, a mí también me atrae mucho la gente interesante. Con mi padre tuve muchas conversaciones interesantes, aunque era un hombre de carácter difícil. En varios temas conectábamos muy bien, y en otros menos, como suele pasar.

A mí también me interesan conversaciones sobre tomates o tortillas de patatas, no creas.

Besos y que tengas un buen domingo tú también (me voy a contestar otros comentarios tuyos de más abajo)

Elvira dijo...

Me encantaría ir al Chillida Leku.

¡Muchas gracias, Molinos!!

Aquí me quedaré... dijo...

Buenos días:
a ver si sale el comentario. Aquí perdida y enganchada a una de las puntas de la luna, es dificil.
1º felicitarte por el primer año de blog. Espero quede un poco de tarta para mí.
He visto el peine varias veces y tiene razón Francisco, no podía estar en otro lugar. Cada cosa tiene su sitio.
El día que tenga jet privado, te recojo y te llevo ¿Vale?

Un beso

Elvira dijo...

¡Muchas gracias, Aquí! Por supuesto te guardaré un trozo de la tarta.

Y lo del jet privado suena genial, aunque creo que me contentaría con que me llevasen en coche y no tener que conducir yo. :-)

Besos

Io dijo...

Me fascina la imaginación de Chillida, la traducción que hace de la realidad con formas tan llenas de magnetismo.

Esta es una de esas obras que contemplarán nuestros descendientes dentro de mil años como nosotros contemplamos ahora el Partenón, una obra inmortal e imperecedera.

Espero poder visitar su museo algún día.

Besos.

Elvira dijo...

Es verdad, me gusta imaginar que dentro de mil años la seguirán disfrutando.

Sí, la obra de Chillida tiene mucha fuerza y magnetismo.

Besos

rubén dijo...

Tengo muchas ganas de fotografiarlo.

Elvira dijo...

Pues me encantará ver tus fotos. :-)

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Este simbólico peine,está agarrado al paisaje de San Sebastián de una manera rotunda, buscando el aire bravo del mar.
Y también quería felicitarte por el primer año de tu blog.
Un abrazo

Elvira dijo...

Me gusta cómo lo describes, Pilar. Y muchas gracias! Un abrazo

José Ato Saorin dijo...

Hola Elvira, hace unos años visité San Sebastian y pude disfrutar de esta escultura em medio de una llovizna marina que le añadía un encanto especial. Desde luego es una gozada, tanto el lugar como la escultura.

Un besico.

Elvira dijo...

Hola José: Tiene que serlo, estoy deseando visitarlo. Un besico

Laura Uve dijo...

Hace un par de años estuve en el >Museo Chillida-Leku (ya he leído algún comentario de los que te dejaron). Es otro concepto de museo, totalmente integrado en el paisaje que él apreciaba tanto. Me dejó maravillada la visita. También me gusta mucho como escultor. ¿Llegaste a poner la foto que le hizo tu padre?

Parece que en ese momento no hacias fotos??? Ahora haces una foto magníficas, Elvira.

Un abrazo.

Elvira dijo...

Hola Laura: no, todavía no la he puesto. Tendría que cogerla de la casa de mi hermana en el Empordà (allí están las fotos de mi padre), escanearla y dedicarle una entrada.

Sí que hacía fotos entonces, a lo que me refería es a poder ir a ese lugar, que la salud me lo permita sin demasiado empeoramiento.

Gracias y un abrazo, Laura