martes, 10 de marzo de 2009

Lucidez

-Quien reconoce con lucidez sus propias limitaciones es quien más cerca se halla de la perfección. Johann W. Goethe

-En el fondo el arte de vivir es eso: saber lo que se puede y lo que no se puede. Théa Schuster

-Algunas veces reacciono frente a mis errores como si me hubiera traicionado. Mi temor a equivocarme parece basarse en la secreta suposición de que soy potencialmente perfecto y bastaría sólo un poco de cuidado para no caerme del cielo. Hugh Prather

12 comentarios:

Cristina dijo...

Uff, qué frases tan complicadas y tan complejas nos dejas hoy, Elvira.

lluvia dijo...

muchas veces la única manera de saberlo es equivocándose...!

Montse dijo...

A veces cuesta mucho conocer nuestras limitaciones y caemos en el error de querer alcanzar lo imposible.
Por otra parte limitarse "a priori" es negarse la posibilidad de hacer cosas nuevas, por temor. Creo que, por lo menos, vale la pena intentarlo y si no es posible, reconocerlo y ya está.

Elvira dijo...

Hola Cristina: No me había dado cuenta de que fueran complicadas.

Elvira dijo...

Hola Lluvia: Es cierto, pero también hay veces que es necesario saber parar y no darse más golpes contra la misma pared.

Elvira dijo...

Exacto, Montse. En ese intento y reconocimiento está el aprendizaje de lo que podemos y lo que no. Lo malo está en empeñarse demasiado en ciertas cosas que solamente van a desgastar nuestras energías y nuestros ánimos.

Elvira dijo...

Creo que cuando las limitaciones son imaginadas, la actitud correcta es la de una frase que escribí hace poco en este blog: "Creer que es posible, para así abrirte a la posibilidad."

Pero otras veces hay limitaciones muy reales que conviene tener en cuenta para no malgastar las fuerzas en misiones imposibles. De ahí que la primera frase me parezca muy real: es conociendo nuestras limitaciones y nuestro potencial, por supuesto, cuando podemos sacar el máximo partido de las cartas con las que nos ha tocado jugar la partida.

La última frase entiendo que hace referencia a las ocasiones en que nos enfadamos tanto con nosotros mismos por nuestros fallos tan humanos. Como si de entrada nos exigiéramos ser casi perfectos.

femme d chocolat dijo...

Coincido con la segunda .

Es lo más dificil, pero también lo más básico para no estrellarse por la vida, ni andar haciendo e ridículo.


Un beso, Elvira ^_^

Elvira dijo...

Cierto, femme. Besos

Sra de Zafón dijo...

Limitaciones ¿dónde? :-) Creo que muchas limitaciones nos dan oportunidades desconocidas sin ellas...

Por otro lado no temo al ridículo, ni al que dirán, supongo que por eso disfruto mucho y me equivoco tanto, pero cuando ocurre esto último me suele quedar el regusto de haberlo intentado.

"En el fondo el arte de vivir es eso: saber lo que se puede y lo que no se puede." Théa Schuster

Me quedo con esta

Elvira dijo...

Igual que a veces se habla de los defectos de nuestras virtudes y de las virtudes de nuestros defectos, también podemos hablar del potencial de nuestras limitaciones. Es como no poder ir por la autopista y así descubrir caminos comarcales muy interesantes.

Cuando sentimos que hemos de intentarlo, p'alante! Besos

Sra de Zafón dijo...

Exacto, Elvira, lo mío son los caminos comarcales, cada vez me gustan más :-)
Besos de cumpleaños feliz! cumpleaños feliz! ...