sábado, 21 de marzo de 2009

Frases de Montaigne

-Yo no cito a otros más que para expresar mejor mi pensamiento.

-Nuestra vida no es más que movimiento.

-La cobardía es la madre de la crueldad.

-Aunque pudiera hacerme temible, preferiría hacerme amable.

-La amistad se nutre de comunicación.

-Saber mucho da ocasión de dudar más.

-Filosofar es dudar.

-Los hombres se atormentan por la opinión que tienen de las cosas, no por las cosas en sí mismas.

-Quien se conoce a sí mismo, conoce también a los otros, pues cada hombre lleva en sí mismo la forma entera de la condición humana.

Michel de Montaigne (1533-1592), escritor francés autor de los famosos Ensayos.

6 comentarios:

femme d chocolat dijo...

DE aquí elijo una que dice taaanta verdad:

"La cobardía es la madre de la crueldad"

Cierto!


Un beso, Elvira

Qué dia más magnífico ha salido hoy por aquí, ¿ y por ahí?

Elvira dijo...

Hola femme: es muy cierta, realmente.

Pues por aquí no ha hecho tan bueno como estos días pasados. Hoy he tenido que ponerme la chaqueta otra vez, ha refrescado.

Un beso

Francisco Machuca dijo...

Para mi Montaigne representa el primer filósofo de la modernidad,mi querida Elvira.Llevo su volúmen a todas partes desde hace ya muchos años.Montaigne fue el primero en filosofar de una manera muy personal,es decir,añadiendo entre sus pensamientos,sus propias miserias corporales,etc.Reivindicó por primera vez que la filosofía debe partir exclusivamente del yo.Es genial cuando una vez dijo (cito de memoria):"Me pregunto si yo juego con el gato o es el gato que está jugando conmigo."

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Con los años cada vez me gusta más Montaigne. Pero en la versión original me cuesta un poco (por el francés antiguo).

Creo que los dos estaban jugando, ¿no? Pero es genial la mirada "nueva" al decir eso.

Besos y un fuerte abrazo

Sra de Zafón dijo...

Los hombres se atormentan por la opinión que tienen de las cosas, no por las cosas en sí mismas.

Ayyy, tanto sufrir tanto sufir, y la mayoría de las veces sólo hay que cambiar la manera de mirar...

Más besos.

Elvira dijo...

Es verdad, ¡cómo cuesta a veces cambiar la perspectiva o el color del cristal con el que miramos! Besos