sábado, 21 de agosto de 2010

Robert Doisneau: Colmar


Colmar (1945), fotografía de Robert Doisneau.

13 comentarios:

enric batiste dijo...

Wikipedia dixit:

Doisneau participó como soldado estando alistado en la Resistencia Francesa durante la II Guerra Mundial hasta que fue desmovilizado en 1940
Desde 1945 colabora con Le Point y se integra de por vida en la agencia Rapho. Todo su trabajo, fuera de los encomendados, siguió centrándose en la vida pública y situando a sus personajes en un ámbito cotidiano "Mi foto es la del mundo tal y como deseo que sea"

Amén. Buen fin de semana, Elvira

Elvira dijo...

Hola Enric: Hay algunas fotos suyas muy crudas, estoy pensando en unas de carniceros con cabezas de animales.. Pero en muchos casos es como dice la Wikipedia, sí.

¡Buen fin de semana!

NáN dijo...

¡Impresionante!
¿No es una auténtica niña de Balthus en uno de sus passages??

Marcos Callau dijo...

Muy bonita fotografía enmarcada perfectamente por se arco.

Elvira dijo...

Hola NáN: he buscado lo que mencionas y he encontrado esto:

Balthus

Hola Marcos: sí, ese arco recoge la composición de maravilla.

Francisco Machuca dijo...

Muchos niños veo por aquí,Elvira.En blanco y negro.¿La felicidad era otra? ¿Son los niños de hoy felices? o ¿son atemporales? Admiro la capacidad de resistencia que tienen los niños;en tiempos de guerra y en tiempos de desidia.

Besos,amiga.

Elvira dijo...

Sí, Paco, me ha dado por ahí, no sé por qué.

Creo que cuando los niños se sienten queridos por alguien que les da seguridad, a veces se asustan menos que los adultos. La vida está en ellos con toda la fuerza que dan los principios. Nosotros a veces no tenemos una mano que coja la nuestra y nos tranquilice. Y estamos más cansados. Si, un niño se puede sentir seguro gracias a un adulto, el cual a su vez siente que la vida merece la pena gracias a ese niño. ¿Se dan fuerza el uno al otro?

Besos, amigo

NáN dijo...

Curioso. Es evidente que me lo ha recordado la forma de "pasaje". Y en el que tú pones, puedo ver al "niño gordito".

He estado repasando cuadros de Balthus y no encuentro esa niña apoyada sobre su espalda en el lado izquierdo. Pero hay algo en el espíritu que al ver esos cuadros tendió ern mi mente el falso recuerdo de una conexión. Y sigo sintiéndola aunque no haya la relación formal.
Un abrazo

Elvira dijo...

Yo creo que sí se reconoce el "parentesco", aunque no haya niña apoyada en la pared.

Un abrazo, NáN

Acanto dijo...

Hola Elvira, bonita colección de fotos, desconocía totalmente este fotógrafo, gracias por enseñarlo.

El blanco y negro ¡ qué fuerza tiene! recuerdo los días en que revelaba fotos con mi padre en el cuarto oscuro de mi casa, la imagen "subiendo" en la cubeta del revelador era mágico...no lo olvidaré nunca.
Los niños, viviendo la calle libres, hoy no es igual, las carteras de mano, yo tuve una.

Y los niños no llevaban pantalones largos hasta creo yo los 14 años, aunque pelara de frío, unas botas para el frío y unos "Maripís"( así decíamos en Zaragoza a las Bambas o deportivas de loneta) para el verano...hasta que quedaban pequeñas y no tenían amortiguación en los talones con técnica olímpica je je..
Besicos
Rosa
Algún día igual pongo fotos de aquellas en mi blog,son encantadoras

Elvira dijo...

Hola Rosa: yo tengo recuerdos similares en mi casa, en el pequeñísimo laboratorio de mi padre. Aprendí mucho en ese lugar, pero ¡cómo se agradece la era digital!

Me alegra que te guste este fotógrafo, es buenísimo.

Venga sí, anímate a ponerlas, son muy bonitas las fotos antiguas, tienen un encanto especial.

Besos

giovanni dijo...

Hola Elvira: ahí estuve hace un par de días... sin encontrar al joven y su abuelo o vecino. Todos los nombres son en alemán. Tuve una conversación muy interesante y de acercamiento con un hombre a quien sus caballos le dan calma y placer. El trabaja de electricista y ha visto que muchos de sus colegas mayores murieron dentro de poco tiempo después de su retiro. Es el estrés, me dijo.

Un beso

Elvira dijo...

Hola Giovanni: bienvenido de vuelta, espero que te fuera muy bien el viaje con tu hijo.

El estrés de estar retirado, ¿verdad? Es diferente del estrés de tener demasiado trabajo.

Un beso