viernes, 21 de mayo de 2010

Norman Rockwell: Homecoming

Christmas homecoming (1948), de Norman Rockwell

Hoy es un gran día. :-)

22 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡¡BIENVENIDA!!!!
¡Qué bien elegido, Elvira!
"Pinta" las diferentes reacciones de una manera entrañable: la abuelita, la actitud de los niños... parece que estamos ahí, entre ellos: ¡Contigo!
(Otro acierto)
Muchos besos
Mina

Manuel Márquez dijo...

Quizá demasiado "americano", compa Elvira, si se me permite la expresión, pero, en todo caso, brillante y alegre: transmite una sensación de alegría calmada muy, muy grande.

Un fuerte abrazo y que disfrutes de un buen fin de semana.

Jesús Miramón dijo...

¡Felicidades! Quienes somos padres podemos imaginar cuáles deben ser tus sentimientos.

Un beso.

NáN dijo...

Pues celebrémoslo. Porque sí.

Elvira dijo...

Hola querida Mina: me gusta que estéis conmigo en este día, acompañándome a recibirla.

Hola Jesús: Sé que lo entiendes, y gracias, poeta. Y por favor, nunca dejes de escribir.

Sí, Manuel, es muy americano, desde luego, pero me hace mucha gracia. ¡Buen fin de semana!

Hola NáN: Gracias por celebrar este día conmigo.

Besos alegres a todosssss!!!!

Cristina dijo...

¡Cuánto me alegro, Elvira! Y qué apropiado el cuadro. Que disfrutéis mucho de la compañía mutua tu hija y tú.

Yo hoy también me voy de homecoming... (o homegoing ;))

Sra de Zafón dijo...

El cuadro de bienvenida de Rocwell me parece fantástico, hasta el bebé parece el vivo retrato de la emoción de sorpresa agradable, pero hoy la imagen que me llega es la de tu corazón de madre bailando de júbilo.
Creo que todos los que pasamos por aquí a recoger nuestros regalos asiduamente, tenemos el corazón como cada uno de los personajes de Rocwell que somos.
Yo me reconozco en unos cuantos :-)

Besos y aplausos.

Elvira dijo...

Hola Cristina: gracias, y que disfrutes mucho de tu estancia en Madrid!!!

Hola Chusa: Gracias por participar de mi alegría, guapa!! Yo también me reconozco en unos cuantos personajes del cuadro. :-)

Besos a las dos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Elvira

Has escogido una pintura fantástica, las expresiones de las caras lo dicen todo, me alegra mucho que puedas abrazar a tu hija

Besos

Elvira dijo...

¡Gracias, Pilar!!! Todavía no me lo acabo de creer. Supongo que hasta que la vea y la abrace, no acabará de ser real.

Besos

Marcos Callau dijo...

¡Qié realismo en los rostros!, es impresionante. Me llama la atención la anciana situada a la izquierda.

Elvira dijo...

Hola Marcos: Es verdad. Y el señor que mira con la pipa en la boca es el propio Rockwell.

Montse dijo...

Elvira, me alegro muchísimo de la llegada de tu hija Lucía y celebro contigo este día ¡estarás super contenta!

Me encanta como has encontrado la imagen adecuadísima para hacernos transmitir tu sentir y así podamos compartir contigo esta vuelta a casa. ¡sabes dar en el clavo!

Hoy más que nunca, te deseo un buen fin de semana ¡y dale un beso de mi parte!
Te quiero, amiga.

Elvira dijo...

¡Guapaaaa!! Se lo daré de tu parte. Gracias y besos :-))))

adelaida dijo...

Has elegido un precioso cuadro para tan importante regreso.
Disfruta de tu hija todo lo que puedas. Un beso

Elvira dijo...

Lo haré. ¡Muchas gracias, Adelaida! Que conste que no me olvido de tu rosa. :-)

Un beso

NáN dijo...

¡Yuhu!

Elvira dijo...

:-)))))))

Jesús Cabezón dijo...

Es cierto que lo que la foto refleja es muy americano, pero me parece que eso hoy es lo de menos.
Que el encuentro sea o haya sido maravilloso y a disfrutar. Te entiendo muy bien.
Escéptico

Elvira dijo...

Lo está siendo, Jesús. Muchas gracias y besos

Kinezoe dijo...

¡Fantástico, me encanta!. Por cierto, yo también doy la bienvenida a quien proceda (creo que a tu hija). Pues eso, ¡a aprovechar los días! :-)

Un beso, Elvira. O dos...


PD: Me gusta mucho el detalle ese del trozo de prenda asomando por un lateral de la maleta. El niño pequeño también queda muy gracioso sosteniendo el sombrero detrás de la espalda. Y el realismo en la cara de felicidad de todos es impresionante... Muy bueno este Rockwell.

Elvira dijo...

Sí, Kine, mi hija Lucía que ha pasado más de año y medio trabajando en Camboya. Veremos a ver cuál será su próximo destino. De momento a disfrutar de su compañía.

Me alegra que te guste el cuadro.

Besos