lunes, 3 de mayo de 2010

Norman Rockwell: Rumble seat

Rumble seat (1933), de Norman Rockwell

Me encanta la cara de velocidad, ella disfrutando y él apurado.

22 comentarios:

Ramuol dijo...

Jeje, pues a mi también me gusta!! El señor va un tanto acongojado, por no cambiar las letras, jeje. El perro también está muy simpático!!
Besos

Montse dijo...

Ella está encantadora y trasmite felicidad, mientras que él...jajaja ¡me encanta Rockwell!!!

Elvira, tienes que poner más obras de este genial artista, hace que me vaya a dormir con una sonrisa en los labios.

Besitos de "bona nit"

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
aparece otra vez el círculo. No sé si es marca de la casa. En cualquier caso "encercla" maravillosamente.
Y la cara del perro no tiene desperdicio..."nos la pegamos pero no me lo pierdo".
Chulísimo.
Besos veloces-------------

Elvira dijo...

Hola Ramuol: sí, el señor está acongojado, jaja, y el perro fantástico.

Hola Montse: sí que pondré más, seguro. Siempre busco obras de arte que me inspiren especialmente ese día, aunque no sepa por qué.

Hola Ofelia: "nos la pegamos pero no me lo pierdo", jajaja! Lo has definido perfectamente.

Besos veloces a los tres

Cristina dijo...

¡Y el detalle del perro tampoco está nada mal! Genial ilustración.

Elvira dijo...

El perro está genial. Me acabo de dar cuenta de que había puesto el nombre del autor mal. Ya lo he corregido. :(

Katha dijo...

Sí, buenísimo. ¿Quién conduce? ;-)

Elvira dijo...

Ni idea, jaja! ¿El hijo de ese señor???

Anónimo dijo...

Siempre me ha gustado Rockwell, seguramente porque tiene algo “como de cuento”, la vida que fluye por lo cotidiano, aquello anezzdótico de lo que siempre nos acordamos; tres niños con pajarita mirando por una ventana, un marinero con el merengue en la cabezza, dos novios en el banco de un parque, un reloj de cozzina que nunca hazze tic-tac…

Habitualmente son imágenes complazzientes, llenas de felizzidazz.

El que pones hoy me gusta porque adoro el viento en la cara.

Y los perros de pelo rojo.

Caperuzzita

Possdata: El reloj de cozzina siempre tiene dos salchichas pintadas, o una tazza de Cola-Cao, o algo parezzido

Acanto dijo...

¡Huy!, voy un poco ajetreada estos días, pero no podía pasar sin "pasar" por aquí.
Sra. no nos conocemos en persona pero me gustas mucho.

Estas ilustraciones siempre me han encantado, siempre me parecen un anuncio de barra de labios o de pasta de dientes, o de batido con soda, o de restaurante de gasolinera, o de perritos calientes, o de gomina para el pelo, o de colonia para bebés,o de "alistate, América te necesita", bueno paro..son taaaan americanos y deliciosos.
En esta me gusta todo, pero en especial el ala del sombrero que aún está ahí por la mano del señor, y la corbata pegadita al asiento, oigo el plop, plop de las sacudidas ji ji

Besicos
Rosa

Elvira dijo...

Hola Caperuzzita: me fijaré en los relojes de cocina. A mí también me encanta el viento en la cara... si no es demasiado frío, claro. El perro es ideal.

Hola Rosa: Muchas gracias, mujer. Es que aquí sólo pongo lo que me gusta, pero también me llevo mis berrinches con lo que no me gusta. :(

Oyes el plop, plop de las sacudidas de la corbata, jaja! Hay imágenes llenas de vida, ¿verdad? Como ésta.

Besos a las dos y gracias por la visita

Marcos Callau dijo...

Y ¿la cara del perro?. Es genial, con las orejas hacia atrás. ¡Qué bueno Rockwell!.

Manuel Márquez dijo...

Pues no conocía yo a este hombre, compa Elvira, pero veo que su obra es bastante curiosa. Ese contraste de caras, impagable, vaya que sí...

Un abrazo y buena tarde.

Elvira dijo...

Hola Marcos y Manuel: me alegra que os guste y gracias por la visita.

Besos a los dos

Kinezoe dijo...

Buenísimo!! Creo que me va a gustar bastante la obra de Rockwell.

Un beso de buenas noches, Elvira ;)

Elvira dijo...

Pues así disfrutaremos juntos de sus obras. :-)

Otro beso de buenas noches para ti, Kine!

Femme d chocolat dijo...

Jajajaja, así, así mismamente voy yo estos días, jajjajajaj Lo que pasa es que no sé muy bien cuál de los 2 soy, jajjaja

besos espídicos. Me piro a currar

Elvira dijo...

Yo soy los dos, y el perro también, jaja! y eso que no voy deprisa, no, pero ganas de más velocidad no me faltan. Que no es bueno el exceso de ná. Besos

Speedy González

María dijo...

A mí tambien me gusta mucho este ilustrador...y la imagen es muy buena. No la había visto antes.
Un abrazo!!!

Elvira dijo...

Es genial. Un abrazo, María, y gracias por la visita

Jesús Cabezón dijo...

Ya se sabe que los hombres somos más "cagaos".
Escéptico

Elvira dijo...

Depende de para qué, jaja! Para los coches y la velocidad, no suele ser así.