lunes, 14 de septiembre de 2009

Vuelta a la escuela








Fotografías de Robert Doisneau (1912-1994)

23 comentarios:

MARIA GRAZIA dijo...

Qué lindos y dulces! Only my students are nothing like that! Tomorrow I'm going to meet them! Thanks for this beautiful photos.

Elvira dijo...

Yes, I can imagine your pupils are not like these schoolboys. Good luck tomorrow!!!

Anónimo dijo...

¡¡Oooooh!!
El rubito pensativo, el que, al fondo de la clase, mira el reloj esperanzado, los que escapan corriendo después de llamar al timbre de algún vecino harto de ellos... Me ha encantado y eso que yo sí he empezado hoy!!
¡Gracias por acordarte de los "profes", profe!!
Besos
Mina

Elvira dijo...

Son geniales, ¿verdad? Claro que me acuerdo de los profes!! Besos, Mina

Elvira dijo...

Ah, y buen comienzo de curso, guapa!!

Elvira dijo...

Por cierto, ¿habéis visto la paloma? :-)

alestedemadrid dijo...

Son unas imágenes muy tiernas... La del niño mirando al reloj me hace mucha gracia. ¿Dónde está la paloma?
Un saludo

Elvira dijo...

Todavía no lo digo, pero si nadie la encuentra lo diré, jaja!

El niño mirando al reloj tiene mucha gracia, sí, pero pienso que si está en la pared pegada a su espalda y tan alto, no podrá ver la hora???

Un saludo

Pilar en Córdoba dijo...

¿qué hace la paloma en la cabeza del niño haciendo "pipí"?

mejor que los profes estamos los papás de los peques con la vuelta al cole ¡¡¡¡

mi preferida, "por afinidad", la de la salida extra-escolar, todos en fila cogidos de los "babis", qué momento más divertido(sin duda con el recreo lo mejor del colegio, jajaja

saludos tormentosos desde la sierra

besos :)

Elvira dijo...

Jajaja! No tengo ni idea, pero me ha hecho mucha gracia.

Sí, es un descanso para los padres. Creo que mi preferida es la primera.

Saludos tormentosos desde Barcelona. Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Mi prefrida es la última.
Jugué muchísimo a ello, jaja.
Algún coscorrón y tirones de orejas me llevé cuando me pillaban.

Aquí me quedaré... dijo...

Yo he visto la paloma.
Es una imagen muy graciosa.
¿Se coló o la llevaba puesta ya?
No había manos para todo

Un abrazo
Encima la palabras es INGLE

Elvira dijo...

Jajaja, te imagino haciéndolo!!

La paloma no sé si se coló o la llevaba puesta (no, no había manos para todo :-)). Caramba con la palabreja!!

Un abrazo con una paloma en la cabeza

Io dijo...

Qué recuerdos...

Olor a lápices, a bocata de tortilla francesa aún caliente en la cartera, monjas llamando al orden golpeando el anillo sobre la mesa, los crujidos del entarimado, la misa de las once con el velo sobre la cabeza, los codazos para beber agua antes de regresar a clase tras el recreo, los altavoces mencionando nuestro nombre cuando nos venían a buscar...

Qué recuerdos...

Besos!

Montse dijo...

Muy apropiadas, en esta vuelta al cole!

A mí me gusta el chico rubio que está en un pupitre con tintero, de esos de cerámica ¡en mi cole había!, ya no se utilizaban pero en los pupitres seguían allí, como un símbolo de que habían sido acupados por otras generaciones anteriores (eso pensaba yo).
Una mirada a la infancia, preciosa.

Besitos y unos cuantos más que me han quedado en el tintero...

Elvira dijo...

El olor a lápices me encantaba, y el olor de las papelerías, de cuadernos y libros nuevos, el olor de la plastelina... Pero no volvería, no.

Besos

Elvira dijo...

Yo no vi esos pupitres con tintero (o no los recuerdo, a mí no me tocó uno).

Ese niño es muy gracioso, tan aplicado y concentrado escribiendo.

Besos!!!

Jesús Cabezón dijo...

Magníficas fotos

Elvira dijo...

Ya lo creo.

Francisco Machuca dijo...

Se les ve más felices que cuando yo iba al cole en septiembre.No veas,menudo careto llevaba,trás tres meses de verano volando a través del viento con mi bicicleta y mis rodillas peladas.Las estrellas parecían más grandes entonces.El sabor del pan con chocolate,los gorriones hacia la media tarde,el sabor de la sandía robada en cualquier huerto y puesta a refrescar en un rio donde hoy ya no pasa el agua.La pandilla,los amores,ay,Neruda decía que las nieves son más crudas,en abril,especialmente,pero no en agosto,cuando llegaban a mi pueblo las primas desde es sur para visitar a sus familiares.El color de las manzanas y la brisa del mediterráneo.La playa olía a Nivea y a goma de flotador y a tortilla de patata...
Claro,después volvía a aquel edificio oscuro y franquista...

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Te imagino con cara de Guillermo Brown, jaja!

¡Qué bonito lo cuentas! Tus vacaciones suenan perfectas. La playa también olía a aceite de coco (argh!).

Cuando yo volvía a clase ya llevaba casi un mes en Barcelona, las vacaciones en el mar o en el campo se habían acabado hacía mucho, y ya tenía ganas de ver a mis amigas. Era una mezcla de "no quiero ir al cole" y ganas de verlas.

Besos y un fuerte abrazo

femme d chocolat dijo...

jajajajjajajajaja, qué bueno, me encanta la carica del crio en la pizarra con las mates, jajajjaja, qué pillastre!!!, y la del urinario, jajaj qué golpe!

ES QUE ME ENCANTA ESTE HOMBRE, VAMOS

Elvira dijo...

Acabo de descubrir dos fotos más de Doisneau sobre este tema, ¡lástima que no las encontré antes!

La del urinario es muy graciosa. :-)