jueves, 3 de septiembre de 2009

Dos hombres y un destino




























Fotos de la mítica película Dos Hombres y un Destino, dirigida por George Roy Hill en 1969 y protagonizada por Paul Newman, Robert Redford y Katherine Ross. Recomiendo leer una interesante entrada escrita por Francisco Machuca en el blog El Tiempo Ganado.

19 comentarios:

Carolina Darko dijo...

estupendo!

Elvira dijo...

Hola Carolina: guapísimos, ¿verdad? :-)

molinos dijo...

Buenos dias!!

No sé puede ser más guapo. Te recomiendo que mires esta expo de fotos de Paul en Londres.

http://www.proud.co.uk/Product2-Paul%20Newman,%20sitting%20in%20a%20café_3798.aspx

Elvira dijo...

Gracias, Molinos, realmente fue el más guapo de todos. Pero esa pulsera que lleva en una foto... nadie es perfecto, jaja!

molinos dijo...

Yo a Paul le perdono las pulseras igual que le perdono a Bruce los pendientes...ayyyy....voy a dejar de mirarles que se me va la mañana.

Elvira dijo...

A mí los pendientes, si es un aro o así, me hacen cierta gracia, pero la pulsera... Pero a Paul Newman se le perdona por guapo, buen actor, y hasta creo que era buen tío. :-)

Femme d chocolat dijo...

Qué encantadora peli, la recuerdo con muchísimo cariño.

¿Sabiais que en un principio el orden de los papeles era al revés? y que Newman solicitó que le cedieran EL papel al que luego fue su super amigo Redford? ( vamos, que le regaló el carrerón que tuvo el otro después) Ya veis, Newman no solo tenía los ojos bonitos

Besos en bicicleta ^_^

leo dijo...

Pa habennos matao. Estoy de acuerdo: no se puede ser más guapo.

Elvira dijo...

Hola Femme: pues sí que fue un gesto bonito. No recuerdo que el papel más "lucido" o importante fuera el de Robert Redford, hace mil años que la vi.

Besos 0-0

Elvira dijo...

Hola Leo: de vez en cuando es bueno alegrar el ojo. ;-)

NáN dijo...

Que sepas que ella, maestra anarquista, fue la que los aglutinó. Escaparon los tres a Argentina y compraron un rancho, pero a ella le parecía que esa vida no era digna. Así que volvierona a atracar bancos para entregar todo el botín a grupos anarquistas. Cuando ellos no quisieron seguir, ella desapareció pare dedicarse a "lo suyo", el que quedó mutrió de viejo y está enterrado en la Patagonia. Parece ser que el otro volvió a Estados unidos, donde lo mataron.

Es uno de los triángulos más tiernos y vivos de la historia.

Elvira dijo...

Gracias por contarnos el final de la historia, NáN. Lo desconocía. Me están entrando muchas ganas de verla de nuevo.

Montse dijo...

¡Yo también quiero verla de nuevo!
Me encantó esa peli y ellos, bueno, ellos están guapísimos.
A mi me gusta P.Newman más que R.Redford ¡ay, que guapo!

Elvira dijo...

Es que independientemente de quién te atraiga más, creo que Paul Newman fue el actor más guapo de todos. A mí me atraen más otros menos guapos, lo reconozco. Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Estupenda película.
Eternamente enamorada de los dos.
Alguna entrada hice cuando tenía blog.

Besos a todos

Elvira dijo...

Hola Aquí: ¿Cuántas enamoradas deben tener estos dos? Millones, jaja!

Besos

Francisco Machuca dijo...

Una película preciosa en todos los niveles.Escribí una reseña de esta gran película una semana antes de que nos abandonara el gran Paul Newman.La película entre otras cosas habla de la amistad.Se les ocurren un montón de ideas para despistar a sus perseguidores escepto una;la única que les hubiera salvado;separarse.También el concepto de la bicicleta como el progreso que viene,los nuevos tiempos que se encarga de recular la libertad.Newman arroja la bicicleta en un triste charco diciendo:"Quédate con tu progreso."Y acto seguido vemos el gran viaje con fotos de color sepia,en donde se transmite la alegría de vivir.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Hola Francisco: leí tu reseña hace poco y he enlazado desde esta entrada a ella (sin pedirte permiso :-)).

Seguramente separarse era lo que menos les apetecía.

Besos y un fuerte abrazo

Francisco Machuca dijo...

Ay,no me he dado cuenta del enlace,tan sumergido estaba en las fotografías.Gracias guapetona.