lunes, 10 de agosto de 2009

Henri Matisse: Bodegones con flores

Fruta, flores y La Danza (1909), Hermitage.

Ramo en jarrón con dos asas (1907), Hermitage.

Bodegón español/Sevilla II (1911), Hermitage.

Ramo de flores en la veranda (1912)

La Danza con capuchinas (1912)

Jarrón de lirios (1912), Hermitage.

La cama en el espejo (1919), colección privada.

Las margaritas (1919)

Torso de yeso (1919), Museu de Artes, Chateaubriand, Brasil.

Amapolas (1919), Detroit Institute of Arts.

Ramo de dalias y libro blanco (1923), The Baltimore Museum of Art.

Rosas amarillas con jaula de periquitos (1924), Columbus Museum of Art.

Piña y limones (1925)

Margaritas (1939)

Naturaleza muerta con magnolia (1941), Museo Nacional de Arte Moderno, Centro Pompidou.

Anémonas en un jarrón (1943)

Jacintos y limones, con fondo de flor de lis (1943)

Flores en jarrón negro y fruta, de Henri Matisse.

Cuentan que Matisse dijo que el arte debería estar desprovisto de temas deprimentes, que debería ser algo así como un buen sillón en donde descansar de la fatiga física. (Página consultada).

17 comentarios:

colibrí dijo...

y las flores son de verdad un buen sillón, descansas la vista y el espíritu.
Por eso tu blog es como un momento de paz en el ir y venir del tiempo.
Un besico

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Elvira,

Que maravilla todas las entradas que tienes con pinturas de Matisse, son una alegría para la vista, la selección de flores de hoy son una preciosidad

Un abrazo

Elvira dijo...

Hola Pili:

Qué buen sillón, sí. Estoy bastante o muy de acuerdo con Matisse, ya la vida trae dificultades, pues que el arte nos reconforte. Para mí la literatura es otra cosa. Me alegro de que mi blog te dé paz. Besicos

Hola Pilar:

Me alegra que te gusten, hace unos días que iba recopilando hasta que hoy he dado la tarea por finalizada. Un abrazo

Anónimo dijo...

¡Elvira! No sé cuándo podré volver a visitarte, pero gracias por estos cuadros tan estupendos, gracias!!
Un beso
Mina

Elvira dijo...

¡Hola Mina! Pensé que no sabría de ti hasta tu vuelta, qué gusto verte por aquí. Besos

Cristina dijo...

Yo tenía debilidad por el de las amapolas que vi en la expo del Thyssen de Madrid, pero ahora le han salido cometidores. ¡Qué bonitos!

Elvira dijo...

El de las amapolas es muy bonito, realmente, pero sí que tiene competidores! :-)

El que no consigo, y he rastreado la red, es el de la mujer de espaldas a la ventana desde donde se ve el mar, en Niza. Sólo tengo una reproducción chiquita. Y eso que he mirado cantidad de páginas!!! Me encanta.

Cristina dijo...

¿Quieres que te lo escanee? (A medio plazo, eso sí...) Es muy bonito, desde luego.

Elvira dijo...

Ah, pues encantada, sin ninguna prisa, por supuesto. ¡Gracias! :-)

Cristina dijo...

Pues en cuanto vuelva a la rutina será una de las primeras cosas que haga :)

Katha dijo...

Hola Elvira,

Como siempre nos descubres hermosas pinturas.
Antes de mirara tu blog poco conocía de Matisse. Clavada en mi memoria sólo está la idea de pinturas con tonos rojo y tierra de temas con mujeres del Pacífico.

Me han gustado mucho estos bodegones. No se parecen a la idea que tenía yo. Han sido una sorpresa.

Cuídate mucho.
Besos.

Katha dijo...

Se me olvidaba: interesante la reflexión de Matisse sobre el arte.

CHAO

Elvira dijo...

¿No te referirás a Gaugin? Lo digo por las mujeres del Pacífico.

Me alegro de que te haya gustado la selección. Besos

Femme d chocolat dijo...

nooooooooooooooo, si vas a lograr que termine encantándome Matisse!
jajajja. Nunca le había prestado demasiada atención. Me encanta que me saques de mi error. La verdad que tiene su punto

^_^

Elvira dijo...

Me alegro, es estupendo tener más cosas que disfrutar, jaja! Besos

Katha dijo...

Hola Elvira,

Sí, era Gaugin. Ya te he comentado que yo de arte nada de nada.

Besos

Elvira dijo...

Cuando no hay tiempo más que para aquello a lo que uno se dedica, no hay tiempo para más, y ya está. A mí también me pasó durante bastantes años. ¡Pero no veas lo que estoy aprendiendo de arte en otros blogs!

Besos