sábado, 6 de junio de 2009

Tienda india


En una playa de Cadaqués, jugando (yo soy la que está dentro de la tienda india, con 3-4 años). Mi familia veraneó en Cadaqués hasta que cumplí los 6 años; tengo muy buenos recuerdos de allí. Pero echo de menos al niño de la izquierda...

18 comentarios:

Araceli dijo...

Como pasa el tiempo.
Que fuerza tienen fotos como esta
cuando las miramos hoy.
El setimiento es tan facilmente compartible...
Los ausentes siguen vivos en nuestro corazón.

Elvira dijo...

Sí. Gracias por acompañarme en mis recuerdos. Un abrazo

ana de la robla dijo...

Si lo echas de menos es que no se ha ido. Un beso con abrazo, hermosa.

Elvira dijo...

No se ha ido del todo, no. Gracias, guapa. Beso y abrazo

María Diez dijo...

Lo cierto es que la vida se compone, en gran parte, de recuerdos y de ausencias. Y naturalmente de el hoy.

not only ice creams dijo...

qué ricura de niña!! es fantástico tener fotos que te recuerden los momentos bonitos de la vida

Elvira dijo...

Sabia frase, María. Besos

Elvira dijo...

Hola Not Only: Sí, las fotos son importantes para ayudarnos a recordar. Las imágenes pueden traernos muchas emociones y sensaciones. :-)

giovanni dijo...

Miré largamente la foto del "niño de la izquierda" y me conmovió. Tenía una enfermedad?

Me gustó verte en la carpa.

Saludos

Elvira dijo...

De niño no, pero murió en el año 2005 de cáncer. Demasiado joven.

Gracias y saludos

femme d chocolat dijo...

Jejejeje, qué entrañable, no?

Es bueno tener fotos de los seres queridos, y de los momentos agradables. No siempre se pueden ver, a veces se hace muy duro enfrentarse a ellas... pero ... otras veces son dan el punto de anclaje necesario.

Ojalá que te hagan sonreir.

Un besote

Elvira dijo...

Es una mezcla, femme. Besos para ti también.

Francisco Machuca dijo...

Precioso,de verdad.Hace solamente un mes que estuve en Cadaqués influenciado por mis imaginaciones y otros sueños,y creo que te vi allí,de niña,y,con ese niño que añoras,que añoramos todos.Yo era un niño revestido con un cuerpo adulto,como una funda que me estaba grande e incómodo.Las acusadas costas de la Costa Brava tiene eso,que todos los despojos de lo que supuestamente consideramos adulto,van a parar a sus orillas,como los restos de un naufragio,y allí quedamos,desnudos,como los hijos de la mar,como decía Machado.

Es curioso como funciona esto de los vasos comunicantes.Una vieja fotografía,unos recuerdos ajenos,un niño desaparecido,un reencuentro virtual,y yo aquí,un domingo por la mañana recordando todo lo que pudo ser y no fue.O quizá sí,quien sabe.

Besos y un fuerte abrazo.

Io dijo...

Una imagen, una breve mirada atrás, y nuestros recuerdos desbordan el presente.

Ese niño de la izquierda vive porque tú le mantienes con vida, y ahora le conocemos todos.

Es maravilloso poder compartir estos pequeños tesoros de nuestra intimidad.

Viéndote tan pequeñita nadie hubiera pensado que llegarías a ser tan grande.

Gracias por esta invitación a tus recuerdos, "Rosa de la amistad" (me permito llamarte por tu nombre indio :D)

Un besazo y feliz domingo!

Elvira dijo...

Hola Francisco: me gusta que me vieras allí, el lugar de veraneo que recuerdo con más cariño.

Yo también quisiera a veces volver a la ligereza de la infancia. Eso de la adultez es muy pesado a veces, ¿verdad?

Los recuerdos de uno despiertan los de otro. Espero que los que te hayan venido a la memoria sean placenteros.

Besos y un fuerte abrazo

Elvira dijo...

Hola Io, gracias por tus cariñosas palabras. Me parece que necesitaría un nombre indio un poco más guerrero, pero no mucho. Ya sabes que yo no me veo dulce, jaja!

Besos y feliz domingo!

Sra de Zafón dijo...

Qué foto más bonita y qué llena de sensaciones el verla con el regalo de tus emociones!
Un abrazo muy grande!

Elvira dijo...

Otro abrazo muy grande para ti, Chusa.