lunes, 22 de junio de 2009

Lay, lady, lay

Lay, lady, lay
Bob Dylan

Lay, lady, lay, lay across my big brass bed
Lay, lady, lay, lay across my big brass bed
Whatever colors you have in your mind
I'll show them to you and you'll see them shine

Lay, lady, lay, lay across my big brass bed
Stay, lady, stay, stay with your man awhile
Until the break of day, let me see you make him smile
His clothes are dirty but his hands are clean
And you're the best thing that he's ever seen

Stay, lady, stay, stay with your man awhile
Why wait any longer for the world to begin
You can have your cake and eat it too
Why wait any longer for the one you love
When he's standing in front of you

Lay, lady, lay, lay across my big brass bed
Stay, lady, stay, stay while the night is still ahead
I long to see you in the morning light
I long to reach for you in the night
Stay, lady, stay, stay while the night is still ahead

10 comentarios:

fandestéphane dijo...

Al pobre Dylan no le hace caso nadie.
Debe ser por esta canción que a mí no me gusta nada.
La que más recuerdo y me gustaba mucho era Mr.Tambourine Man.

Un beso

Elvira dijo...

A mí si me gusta, como ya te imaginarás. A mí me gustaba más Mr. Tambourine Man cantada por otros, pero no recuerdo quiénes eran. Un beso

Francisco Machuca dijo...

Bob Dylan fue durante más de veinte años mi cantautor favorito.Tengo toda su discografía a escepción de los últimos cinco años.¿Y sabes por qué? Porque no para se sacar cajitas con temas reversionados una y otra vez.Bob Dylan ha sido el músico más influyente de la mitad de siglo.Ha compuesto,quizá,las canciones más hermosas de la historia del rock.La prueba está que sus canciones han sido interpretadas por la mayoría de los mejores músicos.Ahora ya no escucho a Dylan.Creo haber leído en algún periódico que estaba componiendo una canción para un anuncio de la Pepsi Cola.Mistico,antipático e introvertido,pero genial.Leí hace un par de años un libro escrito por él titulado Crónicas 2.Está bien escrito,pero se le nota que no tiene madera de escritor,aunque como letrista de canciones no tiene paragón.A mí precisamente Mr.Tambourine Man no está entre mis canciones favoritas.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Prefiero las versiones originales, no me suelen gustar las segundas versiones, casi nunca superan la primera.

Yo también lo considero genial, aunque sea antipático y no me gusten algunas de sus actitudes.

¿Ya no te gusta escucharle?

Besos y un fuerte abrazo

Francisco Machuca dijo...

La verdad;no.Todo aquello ya pasó.Lo único que escucho es algo de música clásica,y sobre todo jazz,tengo una colección muy completa.Me gusta desde Scott Joplis hasta John Coltrane,pasando por Duke Ellington,Parker,Davies,Dexter Gordon,en fin los grandes junto con las cantantes Biilie Holigay,Dina Washington,Ella Fitzgerald,Lous Armstrong.Bueno,según mi estado de ánimo.Fíjate que ahora estoy escuchando boleros y también a Carlos Gardel.¡Si me hubiera visto ahora el chico que fui cuando tenía dieciocho años!

Elvira dijo...

Jajaja! Yo soy una ignorante respecto al jazz. Algunas veces escucho algo que me gusta, pero no tengo discos. Un miembro de mi familia es un forofo total.

Francisco Machuca dijo...

Sí,pero a veces también me canso.Si me lo permites te lo explico.
La música "enlatada" suena por doquier.Aquí en mi trabajo debo soportar obligatoriamente ese maldito hilo musical.En el tren de cercanías,hasta hace bien poco,debía escuchar música clásica a la fuerza y las musiquillas de los móviles.En los cafés suena los cuarenta principales.Yo vivo en el mismísimo centro comercial de Vilafranca y hay altavoces colocados estratégicamente y están todo el día petardeando música hortera.Hago una llamada y en el desvío suena otra canción.Yo sufro de fonofóbia y cuando llego a mi casa lo único que quiero es silencio,estoy harto de tanta música.Vivimos en la época del ruído,más que de la imagen.

Elvira dijo...

¡Cómo te entiendo! Padezco de hipersensibilidad a los ruidos, y las musiquillas sonando sin parar acaban siendo ruido.

Vivimos en la época de "cuanto más, mejor". Y es un agobio. Me parece que es bueno volver a un cierto minimalismo, es calidad de vida.

Francisco Machuca dijo...

Da Vinci ya dijo que:"Para haber entendimiento deber haber silencio."Y no puedo estar más de acuerdo.Amo sobre todas las cosas el silencio y la lentitud,las dos únicas cosas imprescindibles para entender qué estamos haciendo.La velocidad y el ruido son uno de nuestros mayores enemigos porque es realmente lo que se necesita para huir de uno mismo.Por ejemplo,hablando de la velocidad;cuando caminamos por la calle y queremos olvidar aceleramos el paso,y,cuando necesitamos recordar o pensar,aflojamos el paso.Con el ruido sucede lo mismo.

Me parece que nos hemos ído por los cerros de Úbeda ¿no crees? Es un placer hablar contigo,mi querida amiga.
Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

"cuando caminamos por la calle y queremos olvidar aceleramos el paso, y, cuando necesitamos recordar o pensar, aflojamos el paso."

Es verdad, para saborear las cosas hace falta lentitud. Si no nos "tragamos" las experiencias sin enterarnos de nada.

Me encanta poner una canción, una flor o un cuadro, sin apenas palabras añadidas, y que acabemos hablando de tantas cosas interesantes. Me gusta más que el debate... este dejar que vaya saliendo libremente lo que cada cosa nos sugiere.

Un placer, querido Francisco.

Besos y un fuerte abrazo