miércoles, 14 de enero de 2009

La mer m'a donné

La mer m’a donné
(Georges Moustaki)

La mer m'a donné
sa carte de visite
pour me dire: "Je t'invite
à voyager.
J'ai de grands chevaux
à la crinière blanche
et puis j'ai dans ma manche
tant de bateaux.
J'ai du vent qui enivre
ceux qui veulent me suivre
dans l'illusion facile
de la douceur des îles.
Terres inconnues
où les filles les moins sages
vivent sur les rivages
à moitié nues."
La mer m'a donné
une carte du monde
mystérieuse et ronde
comme un galet,
mais je t'ai trouvé
étendue sur le sable
fragile et désirable.
Je t'ai désirée.
Plus belle qu'un voyage
plus douce et plus sauvage
plus calme et plus cruelle
que la mer qui m'appelle.
Dans tes yeux ouverts
le ciel était bleu tendre
tu m'as laissé te prendre
comme on prend la mer,
comme on prend la mer.



La famosa escena del beso en la película "De aquí a la eternidad" (1953), interpretada por Burt Lancaster y Deborah Kerr, y dirigida por Fred Zinnemann.

10 comentarios:

Sra de Zafón dijo...

El mar precioso y lleno de sensaciones, pero ese beso... ¡¡¡qué beso!!!
Si hay una mezcla que nos gusta a las rumiantas es el sabor que le da el salitre a la pasión.
Una piel llena de sal...ummmm
unos labios saladitos.... ummmm
Ya ves, Elvira, con que facilidad evoco sabores placenteros.
Creo que las situaciones mas pasionales y románticas que he vivido siempre han estado relacionadas con el mar, pero si me pongo a recordar, jajajaja, encuentro muchos más sitios.

Hay otra foto que me encanta, en la que no hay beso pero hay vida selvática, desnuda de artificios, un hombre y una mujer sin parafernalias de ningún tipo. Es una foto de Tarzán y Jane.
Un beso.

Elvira dijo...

Hola Chusa: Mis recuerdos más románticos también están relacionados con el mar.

Ahora no recuerdo esa foto de Tarzán y Jane... la buscaré.

Beso de buenos días

Cristina dijo...

Me gusta el mar (que no la playa) y, al ser "mesetaria" como me dice Manuel, me sigue sorprendiendo mucho lo de coger el metro y plantarme en un momento delante del Mediterráneo.

Elvira dijo...

Sí, a veces se hace raro estar en pleno centro de la gran ciudad, sin ver el mar, y de pronto tenerlo delante. Creo que hay ciudades en las que el mar se ve más desde todos sitios, no sé.

Yo soy muy mediterránea.

faladomi dijo...

Elvira el mar de mi blog (ay, eso suena medio raro...) te ha dejado también un regalito

un abrazo

Elvira dijo...

¡Mil gracias por el regalo, Faladomi! Automáticamente se lo paso a todos los blogs amigos que hay en mi lista. Muchos besos

Katha dijo...

Hola,

Nosotros, los de la meseta, disfrutamos del mar sólo una o dos semanas al año. Una amiga mía, gallega, me explicaba lo mal que llevaba ella la lejanía del mar, que el mar para los que habéis nacido cerca de él es algo que se echa terriblemente de menos.

Sobre los besos... como dije en el blog de Juan, me considero adicta a los abrazos y a los besos. Dulces, cariñosos, apasionados... no importa el tipo. Los besos serían mi mar, los brazos el lago en el que perderme... Lo siento, cuando me pongo a soñar en fucsia no hay quien me aguante.

Elvira, lo que puse ayer en mi blog fue la historieta, "capítulo", nº 40 de la "historia" fucsia integral en la que llevo inmersa año y medio. Empecé a escribir por primera vez con ella y en ella sigo. (Tienen la etiqueta Fucsia, el resto son desvaríos personales y música)

Seguiré paseando por tu blog.

Besos

Elvira dijo...

Hola Katha: entiendo muy bien lo que le pasa a tu amiga con el mar.

Aquí puedes soñar en fucsia todo lo que te apetezca. Me gustó mucho tu capítulo 40, viajaré hacia atrás en tu blog y leeré más.

¡Vivan los besos! Un abrazo fucsia para ti.

leo dijo...

A mí el mar me asusta y me atrae, me fascina, en casi la misma proporción. Casi igual que los besos ;-) (Qué escena, oh làlà)

Elvira dijo...

Hola Leo: un mar bravo me fascina pero de lejos :-).

Sí, jaja, la escena es tórrida: "Cuentan que durante el rodaje de 'De aquí a la eternidad', ambos actores vivieron un romance."

http://www.blogdecine.com/2007/10/19-un-beso-para-la-historia-del-cine