jueves, 29 de enero de 2009

Eduard Punset

Fragmento de una entrevista a Eduard Punset realizada por Víctor-M. Amela en La Contra de La Vanguardia, 23-Septiembre-2007:

-La antítesis del amor no es el odio: es el desprecio. ¡No hay peor castigo para un ser humano que sentir el rechazo de los demás!
-¿Hay personas incapaces de amar?
-Los psicópatas: son incapaces de empatizar.

32 comentarios:

Elvira dijo...

Dicen que el mal es la ausencia de empatía...

molinos dijo...

El desprecio al otro, a lo que piensa y sobre todo a lo que siente o puede sentir como consecuencia de nuestros actos..es el desamor.


Sobre esto pero muchisimo más frivolo escribi un post hace tiempo

Elvira dijo...

Hola Molinos: La frivolidad puede esconder pensamientos muy interesantes. ¿Me dices el título de tu entrada?

molinos dijo...

No creo que son muy interesantes, pero a lo mejor sonries.

http://molinos1282.blogspot.com/2008/07/tras-un-estudio-de-campo-muy-exhaustivo.html

Cristina dijo...

Siempre pensé que lo contrario del amor era la indiferencia...

¿Eres de guardar recortes de periódico, Elvira?

Elvira dijo...

¡Gracias, Molinos! Seguro que sonrío, tienes mucho humor.

Elvira dijo...

Hola Cristina: me haces pensar que quizás el desprecio es un grado más allá que la indiferencia... pero en la misma línea? Es que la indiferencia ya es una forma de desprecio.

No guardo papelitos, pero copio frases en libretas o en el ordenador, y lo tengo casi todo bien archivado. ¿Tú sí guardas los recortes?

Io dijo...

No concibo la ausencia de empatía. Creo que la empatía es uno de los principales factores que nos ensalzan como humanos. Hasta en el mundo animal existe. ¿Cómo puede carecerse de ella? ¿Es alguna anomalía del cerebro?

Ojo, digo que no la concibo pero se que existe. No hay más que leer algunas páginas de sucesos para darse cuenta. ¿No podrían identificar el gen e implantarlo? ¿Te imaginas un mundo en el que todos tuviésemos una gran empatía? No existiría la violencia!!!

¿Es el desprecio peor que el odio? Mucho peor. Se puede sentir admiración e incluso temor hacia quien se odia, pero el desprecio es el peor veneno que se puede escupir sobre un semejante. Relega a un ser humano a la condición de inservible, y le puede dañar gravemente si esto influye en su opinión de sí mismo.

Menudo curriculum el de Punset...

Mil besos!!!

P.D. Me has dado envidia con la entrada anterior y en estos momentos estoy escuchando a tu paisano Carreras.

Elvira dijo...

Hola Io: sí, sentir que uno es despreciable o no sirve para nada debe ser lo peor del mundo. ¿Y cómo no va a influir en su opinión de sí mismo? La suerte es que seguramente habrá otras influencias positivas que contrarresten, porque si no...

Yo no sé si la ausencia total de empatía es una anomalía del cerebro, pero la ausencia parcial de empatía se puede "lograr" a base de muchas pequeñas decisiones mezquinas. Al final es un patrón de conducta que se solidifica en la psique, supongo.

¿Y qué es lo que estás escuchando de Carreras?

Muchos besos!

Cristina dijo...

La diferencia que yo veo es que el desprecio me parece algo activo y la indiferencia algo pasivo, pero tienes razón que van en la misma línea.

Ah, yo también soy de apuntar... y de guardar recortes, sí, pero cada vez menos. Con las ediciones digitales de los periódicos lo más cómodo suele ser guardar los "recortes" en el ordenador. Mucho más cómodo, aunque un poco más frío, claro.

Elvira dijo...

Sigo pensando en ello, Cristina. Puede ser como dices, pero si es muy activo ya se acerca al odio, ¿no? Quizás el desprecio dice: "ese tío es un mierda", y pasa a otro tema, mientras que la indiferencia dice: "¿quién? no lo había visto".

Buf. Sólo de comentarlo ya se me pone mal en el cuerpo.

Io dijo...

En el momento de escribir el comentario estaba escuchándole interpretando "Donna, non vidi mai" de Manon de Puccini, pero en realidad es una selección propia de mis piezas favoritas interpretadas por diferentes maestr@s.

Así que la bruja piruja era Papagena disfrazada, ja,ja,ja, qué inculta soy. Nunca he visto una representación de La Flauta Mágica, y cuando le he visto a él he pensado que era el duende Puck de "El Sueño de una Noche de Verano", ja,ja,ja.

Mil besos entre risas!!!

Elvira dijo...

Las selecciones que uno mismo hace son las mejores, una gozada!!

Lo que te ha pasado es que como la bruja te ha asustado :-) no te has quedado a ver el final del video, donde se saca el disfraz y se ve quién es en realidad. Más besos!

femme d chocolat dijo...

Me encanta Punset, lo sigo hace tiempo ...

Realmente es muy interesante la teoria de la NO empatía y los psicópatas. La oí hace tiempo y me sorprendió, porque nunca la hebía considerado como tal. Sabía que no eran capaces de identificarse con otros y tal.. pero No había caído en la cuenta de lo que significaba realmente...

Es verdad, el desprecio es una arma infalible, pocas cosas la superan


Un beso

Elvira dijo...

Hola femme:

Es cierto. Algunas personas se creen muy listas y estupendas cuando desprecian, y sin embargo es la cosa que tiene menos mérito del mundo. Lo que tiene mérito es el aprecio.

Besos de buenas noches.

faladomi dijo...

muchas veces la indiferencia duele más que el desprecio

un beso

Elvira dijo...

El que te desprecia te ha mirado un ratito (aunque se haya formado una impresión muy equivocada de uno :-), en cambio el otro ni te ve. Para él no existes.

Pero sigo creyendo que la indiferencia es una forma de desprecio, quizás la mayor.

Beso de buenas noches.

Sra de Zafón dijo...

Buenas noches, Elvira.
¡Hala cuánto para pensar!

Pues me encantaría que me contases por qué piensas que la indiferencia es una forma de desprecio, porque te contaré, aquí, en privado :-)entre tú y yo y tus amigos, que yo siento indiferencia por algunas facetas de algunas personas, e incluso por personas en todas sus facetas, pero no soy consciente de sentir desprecio.
Creo que puedo empatizar (sentir lo que el otro siente) y a la vez sentir indiferencia hacia esa persona, porque empatizar no es lo mismo que contagiarse emocionalmente.
Un ejemplo tontísimo pero recurrente: Puedo ponerme en el pellejo de alguien que viene a contarme que fulanito se enrolló con fulanita, o viceversa, y que "mira que cerdo/a es". Pasa a menudo. Y puedo ponerme en el pellejo de la persona que me lo viene a contar. Lo que aprendió, lo que está viviendo,a qué dedica su tiempo, y desde sus puntos de vista éticos y morales el revoltijo que está sintiendo. Pero el empatizar con ella no me contagia su apetito de hacer los juicios morales que ella está haciendo. Pero esta persona no es sólo chismes y yo la aprecio, no la desprecio. Ahora bien el chisme que me está contando por un lado me entra y por otro me sale, y siento, y manifiesto, total indiferencia.
¿Y tú que dices? me suelen preguntar
-¿Y que voy a decir?...que la vida sexual de cada uno es de cada uno, y que yo no soy nadie para meterme en ella diciendo si está bien o está mal lo que hace.
Eso para mí es indiferencia hacia ese comportamiento que puedo entender desde el pellejo del que lo tiene, pero del que no me contagio, pero ni siento rabia, ni falta de aprecio... y creo que tampoco desprecio...

No me enfado, no la desprecio por pensar y sentir así, yo creo que sólo siento indiferencia.
¿O no es eso indiferencia?
Como si alguien me viene a contar la ropa que "se lleva" este año, o me hablan de la liga de futbol.
Siento indiferencia total, pero nunca desprecio.

También creo sentir indiferencia por algunas personas que no me interesan pero ¿es eso desprecio?
Otro ejemplo: madres y padres que llevan niños al mismo cole que el mío, pues después de horas de reuniones donde basicamente se habla de lo difícil que les resulta contolar que un niño no vea la tele, de lo poco que "ayudan" los hombres en casa, y de lo que pasa en gran hermano, o les pasa a ellas en gimnasio, pierdo todo el interés y siento indiferencia, pero, al menos conscientemente, no siento desprecio. Ahora bien cualquiera de ellas viene a contarme algo que me interese y mi indiferencia se esfuma.

Anda que si desprecio sin saberlo...

¿El desprecio no se siente como un rechazo... grimoso?

Un besazo, Elvira. Me interesa mucho que me cuentes por qué la indiferencia te parece desprecio, porque mi indiferencia a mi me parece simple y llanamente falta de interés, pero no desprecio.

vuelosdelalma dijo...

solo 3 lineas y cuanto dicen...
el desprecio al otro puede ser realmente terrible, saber que alguien te desprecia, no te tiene en cuenta ni a ti ni a tus sentimientos. Realmente es un sentimiento muy feo.

Besos grandes

rubén dijo...

Yo no creo que tenga mucho que ver el amor con la empatía. Pero si lo dice Punset...

Elvira dijo...

Hola Chusa:

La indiferencia total hacia una persona (no parcial hacia determinados temas) ¿no implica que consideras que nada de ella es digno de interés? ¿Y eso no es desprecio, ese pensar "nada de lo que me cuente fulanito" merece la pena, todo me aburre? Que conste que nadie estamos libres de sentir eso, a mí desde luego hay muchas cosas que me pueden aburrir.

Me parece muy distinto que la indiferencia sea parcial o total. Es imposible que nos interese todo en la vida.

El rechazo grimoso, como tú dices, puede ser debido a la experiencia pasada: si en una situación muy parecida lo has pasado mal, tu instinto te quiere alejar inmediatamente de ello. En ese caso me parece de lo más sano.

La falta de interés momentánea, abierta a un posible interés futuro, no creo que sea desprecio. Es algo así: "no me interesa ese tema", no es: "no me interesas tú".

Besos.

Elvira dijo...

Hola Vuelos: me alegro de que te haya interesado. Besos

Elvira dijo...

Hola Rubén: ¡cuánto tiempo!

En primer lugar, Punset no es mi gurú ni nada que se le parezca :-) Pero estas líneas me interesaron mucho.

Dices: "Yo no creo que tenga mucho que ver el amor con la empatía." Yo creo que se puede sentir empatía sin sentir (una forma completa de) amor, pero no se puede sentir amor sin que haya empatía.

Esos "amores que matan", que se autodenominan amor pero que en realidad son afán de dominio, posesividad, dependencia, etc., no tienen empatía ninguna. Pero en el amor del bueno siempre está presente la empatía, al menos ésa es mi experiencia. Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

Buenos días , Elvira. ¡Mucho me haces pensar!
La falta de interés que siento por algunas facetas de algunas personas creo que no parte del aburrimiento. La moda, el futbol, o la vida sexual de fulanita, no es que me aburran, es que no me interesan nada, cómo no me interesa conocer el idioma sueco, o el cultivo del rodaballo en cautividad, pero ni se me ocurre decir que no sean asuntos interesantes, sólo que a mí no me apetecen y los vivo con indiferencia. Pero yo ahí no me reconzco sintiendo desprecio.

Ahora, si he entendido bien tus palabras, creo que sí siento desprecio aunque no sea consciente, ya que hay personas que ni me gustan, ni me interesan pero que no las vivo como despreciadas por mí, y puede que sí las desprecie por el simple hecho de no interesarme, sólo que al no sentir ese rechazo grimoso del que te hablaba no lo asociaba con el desprecio.

Hay personas con las que me he relacionado durante años, que siempre tienen las mismas quejas hacia los demás. Cuando me aparté de ellas no me sentía aburrida de sus quejas, lo que sentí fue que consentirlas era lo mismo que no ayudarlas.
Creo que ahora hacia sus quejas y modos siento indiferencia, pero no creo sentir desprecio, porque siento caiño hacia ellas, pero ya me haces dudar, no del cariño que siento si no de si mi indiferencia es o no es desprecio.

Bueno, no veas vaya rumiadas me esperan con esto del desprecio.

Un beso muy grande.

Elvira dijo...

Hola Chusa:

Tú también me haces rumiar :-) Me parece bueno el ejemplo del idioma sueco, que puede no interesarte aprenderlo, y que sientas indiferencia, pero no desprecio. Puedes comprender perfectamente que interese a otros, lo encuentras digno de interés, pero no ha despertado el tuyo, simplemente. Hemos de seleccionar nuestras áreas de interés para poder profundizar en algo. Pero no me parece lo mismo si se trata de personas, y no de determinados temas.

Cuando hay indiferencia total hacia una persona, creo que sí es desprecio.

Besos

Sra de Zafón dijo...

Glups...

Besos, Elvira.

María Diez dijo...

Buen tema se ha suscitado aqui. Yo no creo que la indiferencia sea igual a desprecio. Si algo o alguién me es indiferente, ese algo o alguién no interfiere en mi vida. El desprecio si, mientras alguién tenga capacidad de ser despreciado por mi, de alguna manera está interfiriendo en mi vida, me domina, porque me provoca un sentimiento, aunque sea negativo. Hay una energia que estoy malgastando en ese alguién. No sé si me explico.
Un beso

Elvira dijo...

Hola María:

Sí que te explicas muy bien. Supongo que hay indiferencias "neutras", como podría ser el ejemplo de aprender sueco, que mencionaba Chusa antes, e indiferencias despreciativas.

Si la emoción que despierta lo despreciado es fuerte y te domina, estamos cerca de la aversión, ¿no?

Creo que hay emociones muy claras y definidas, y otras que están en un terreno intermedio entre diferentes "categorías", podríamos decir. Besos

Juan dijo...

Me gusta mucho Punset, pero no estoy de acuerdo con esta frase.

El desprecio no es más que la falta de aprecio y es en sí, un sentimiento y una estima, aunque sea negativa, hacia la otra persona. La tienes que tomar en consideración para que se produzca esa reacción. De hecho, después de un gran amor, puede ocurrir un tremendo despecho y desprecio por el ser previamente amado y, de alguna forma, eso significa que aún te importa, de algna manera, te interesa. Sin embargo, cuando llegas a la indiferencia, es cuando el amor, definitivamente, ha muerto.

Un abrazo.

Elvira dijo...

Hola Juan:

Más arriba dije, "el que te desprecia te ha mirado un ratito (aunque se haya formado una impresión muy equivocada de uno :-), en cambio el otro ni te ve. Para él no existes."

Por supuesto cuando la persona amada te ha decepcionado mucho o te ha abandonado, es muy fácil sentir desprecio o despecho, respectivamente.

Dices: "cuando llegas a la indiferencia, es cuando el amor, definitivamente, ha muerto." Es cierto, pero también existe la indiferencia inicial, sin que te hayan hecho nada. ¿No es ésa una forma de desprecio, si ni siquiera "miras" a la persona, por así decirlo?

Esto es muy interesante. Gracias por tu aportación. Un abrazo

Francisco Machuca dijo...

Me gusta los libros de Punset.Me alegré mucho cuando abandonó la política y se dedicó en serio a pensar.

Besos.

Elvira dijo...

Pues yo he leído varias de sus entrevistas y artículos, pero no he leído ningún libro todavía. Besos