domingo, 11 de enero de 2009

Castaño rojo


Nombre científico: Aesculus carnea
Inglés: Red Chestnut
Familia: Hipocastanáceas

El castaño rojo es una de las 38 flores de Bach: se recomienda para calmar los miedos de las personas que sufren en exceso por sus seres queridos, anticipando toda clase de desgracias. Esto les provoca mucha ansiedad, y en algunos casos les impide dormir. Por ejemplo, el caso de la madre sobreprotectora que siempre está temiendo que a sus hijos les pueda suceder lo peor: accidentes, desgracias, enfermedades, etc. Indicada para padres a quienes les cuesta "cortar el cordón umbilical" con los hijos; para relaciones simbióticas.

Esta especie es un híbrido comercial del Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) y del Falso Castaño de flor roja (Aesculus pavia), originario de Estados Unidos.


Red Chestnut (Aesculus carnea). Fotografías: Elvira Coderch.

24 comentarios:

Kaken dijo...

Elvira, con el mayor de los respetos, te pregunto ¿cómo se sabe que esa planta en concreto ejerce ese efecto?

Igual es una tontería, y lo podemos comparar con la farmacología tradicional, pero si bien conozco algo de ésta, no se nada de la otra, salvo pinceladas en novelas del tipo de "El clan del oso cavernario" y otras que tocan de pasada la memoria colectiva, la recolección, la intuición y la experiencia a la hora de formar una especie de medicina natural, por llamarlo de alguna forma.

Soy escéptica respecto a estos temas, pero abierta, me intrigan.

Un bes, las fotos son preciosas, y si es verdad lo que comentas ¡¡me atiborro¡¡ ;-)

Sra de Zafón dijo...

Al hilo de lo que comenta Kaken, me gustaría decir la tristeza que me produce a veces la necedad de la humanidad que funciona por modas, y certezas absolutas, totalmente dependientes de intereses ajenos al conocimiento,(egos, intrigas, negocios) enterrando , en muchísimas ocasiones, y sin ningún respeto, lo conocido y experimentado por cientos de generaciones.
También me produce pena que nos olvidemos de lo que dependemos de la naturaleza. El oxígeno y el agua deberían ser nuestra prioridad a la hora de salvaguardar riquezas y en cambio...

Un beso para las dos, y para el resto de las visitas.

Elvira dijo...

Hola Kaken:

Entiendo perfectamente tu escepticismo, lo encuentro lógico. ¿Cómo puede una flor ir bien para temas emocionales? ¿Y cómo supo el que la "descubrió" que servía para esto?

No tengo respuestas suficientemente satisfactorias, pero te daré las que tengo.

Algunas esencias florales se hacen con flores, como la manzanilla, cuyas virtudes son conocidas desde hace siglos: se sabe que es calmante, como infusión, hace mucho tiempo. Pero otras flores que "descubrió" el Dr. Bach u otros elaboradores no tenían tradición entre las plantas medicinales. Él se servía de su intuición a la hora de escoger una flor para determinado problema, y luego, como buen científico y bacteriólogo que había sido durante muchos años, comprobaba en sus pacientes (se dejaban, jaja) si efectivamente la flor servía para lo que él había intuido. De hecho, creo que muchos investigadores científicos se han servido primero de su intuición y luego han comprobado si la idea era buena mediante varias pruebas.

Yo sólo te puedo decir por experiencia que a veces he tenido (y tengo) intuiciones muy fuertes respecto a determinadas plantas, luego he hecho la esencia floral, y sí que ha servido para eso. No siempre (mi intuición no es infalible), pero muchas veces. Si no me atrevo a manifestar o escribir con rotundidad esos "descubrimientos" es porque considero que no tengo suficiente casuística todavía para decidir que eso está demostrado. Me gusta el rigor. No sé explicarlo, es como si las plantas me hablaran (no estoy chalada ni oigo "voces", ¿eh?).

Respecto a las propiedades que el Dr. Bach atribuye a sus flores, en algunos casos mi experiencia no confirma del todo sus definiciones, pero en otros sí, y mucho.

Si todo fuera efecto placebo, como tantas personas afirman, yo me hago varias preguntas: ¿Por qué sirven para bebés o animales, no susceptibles a la sugestión? O ¿por qué unas veces me sirven tantísimo y otras menos o nada? Si sólo me hicieran efecto por mi propia sugestión, deberían hacérmelo casi siempre, supongo. Creo que cuando no me hacen mucho efecto (o nada) puede ser por varios motivos:

1.-La flor no sirve para lo que su elaborador dice que sirve.
2.-El problema que tengo no se soluciona con esencias florales, mejor buscar otras soluciones.
3.-Erré (o en el caso de que las diagnosticara un médico o terapeuta, erró él o ella) al seleccionar las flores adecuadas para mí. Quizás habría necesitado otras.

Edward Bach, además de bacteriólogo también fue homeópata, tenía una consulta en Londres en la que se ganaba muy bien la vida. Lo dejó todo para ir al campo a dedicarse al estudio de las flores, que era su vocación. Le criticaron mucho por ello, pero muchas personas se lo agradecemos.

Sé que hablar de esencias florales hace que muchas personas duden de mi inteligencia, pues para ellos son pura superchería. Pero si soy honesta tengo que afirmar que me han sido muy, muy útiles, y a muchas personas que conozco también. De todas maneras no pretendo convencer a nadie, ni vendo mis esencias florales. Las muestro en mi blog, como muestro otras cosas que me gustan o interesan.

Todavía me quedan muchas preguntas y muchas dudas respecto a ellas, sigo investigando.

Besos y gracias por preguntar

Elvira dijo...

Hola Chusa:

Hemos de tener mucho cuidado con las certezas absolutas, miedo me dan. En este tema o en cualquier otra cosa, la honestidad me parece imprescindible.

Cuando he contestado a Kaken todavía no había leído tu comentario.

Besos

femme d chocolat dijo...

Hermosísimo árbol

Recuerdo que cuando era niña siempre pintaba copas de árboles que tenian flores ¿? Insólito, porque de adulta es raro encontrar alguno que las tenga ( de tamaño grandecito, me refiero, no los prunos etc)Bueno sí, están los magnolios, pero yo siempre pintaba flores de colores . No sé de dónde habría sacado la idea ... Ahora en mi ciudad les dio por dar forma de árbol a los Hibiscos, o las adelfas, y la verdad que es una hermosura encontrar copas floridas

Respecto a lo de las flores de Bach.. tendré que investigar, la verdad que sé poquito. Pero estoy de acuerdo en que hay ciertos olors ( idem que colores) que aplicados ejercen ciertos beneficios. En mi caso me dejo guiar por la intuición y los empleo en inciensos. Pero ya te digo que investigaré más.


Un beso grande

Elvira dijo...

Muchos besos a ti, femme. Espero que tu investigación te lleve a lugares interesantes, porque cuentistas... haberlos, haylos, como en casi todo. Me fío de tu poderosa intuición. :-)

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Elvira,

Me encanta como se animan tus comentarios, he visto la foto del castaño rojo hace un ratito y me he dicho tengo una casi igual, eso me ha dado pie a escribir en mi blog sobre Red Chestnut, gracias por la inspiración.

Saludos

Elvira dijo...

Chusa: me olvidé de comentarte que estoy totalmente de acuerdo con tus palabras:

"También me produce pena que nos olvidemos de lo que dependemos de la naturaleza. El oxígeno y el agua deberían ser nuestra prioridad a la hora de salvaguardar riquezas y en cambio..."

Otro beso

Elvira dijo...

Hola Pilar: Nuestros comentarios se han cruzado. Ahora me voy a tu blog a ver qué has escrito. Un abrazo

Io dijo...

Hola Elvira!

Había oído hablar de las Flores de Bach, pero nunca me he informado sobre ello. Lo que cuentas es fascinante. Creo firmemente que la naturaleza guarda muchas respuestas a los males que nos aquejan. Su sola contemplación puede llevarnos a un estado de serenidad, tan necesario a veces para despejar la ofuscación y abrir el entendimiento.

Espero que haya más entradas como esta. Me parece un tema interesantísimo.

Gracias!!!

Miles de besos!

Elvira dijo...

Hola Io:

"Creo firmemente que la naturaleza guarda muchas respuestas a los males que nos aquejan."

Desde luego. Sólo espero que ni los prejuicios (por un lado) ni los "falsos profetas" (por el otro extremo) nos cierren las puertas a percibirlo.

Es empobrecedor no beneficiarse de unas hierbas o flores que nos pueden ayudar, por el hecho de que sus cualidades no están demostradas científicamente (¿qué empresa se va a gastar millones de € en estudiar las cualidades de unas hierbas que están en la naturaleza y nadie puede patentar?). Pero también hay tantos "falsos profetas" que te prometen todo y más, que uno acaba saliendo por piernas. Por eso le decía a femme que esperaba que diera con la fuente de información adecuada.

Gracias por tus palabras, Io, y un fuerte abrazo.

Cristina dijo...

Ay, me encantan los castaños y les engo, además, especial cariño por Jane Eyre.

Las fotos son muy bonitas, qué colores.

Elvira dijo...

Hola Cristina: Supongo que los castaños de Jane Eyre eran de Indias, los de la flor blanca. Me alegro de que te gusten las fotos. :)

Montse dijo...

El castaño es precioso y el post interesante pero lo que más que ha llamado la atención, sinceramente, son los comentarios.

No entiendo de las flores de Bach y apenas sé algo de las propiedades de algunas plantas pero lo que sí es cierto es que gran parte de la medicina deriva de los conocimientos de las propiedades de hierbas, plantas o flores que nuestros antepasados utilizaban. Por ello creo que es posible que también solucionen ciertos estados anímicos.

De lo que estoy bien segura, por experiencia propia, es que cuando sientes que formas parte de la naturaleza como un elemento más, te integras en ella y estás en armonía con ella, es cuando realmente te puedes sentir bien (anímica y físicamente) y mucho más tranquila que si te tomas una infusión de tila.

Besitos.

Elvira dijo...

Hola Montse: totalmente de acuerdo. Gracias por tu aportación y muchos besos.

faladomi dijo...

Pues me ha gustado el color, y si entra por los ojos...seguro que me haría buen efecto.

un abrazo

Elvira dijo...

Hola faladomi: para que te entre por los ojos, mejor estar junto al árbol :-)
Un beso

María Diez dijo...

Las famosas flores de Bach....que conste que funcionan.
Siempre son muy interesantes tus entradas y los comentarios que suscitan.

Kaken dijo...

Gracias por la explicación, Elvira, volveré a releerla junto con los comentarios, quizás me surjan más preguntas.

Gracias, un bes a todos.

Elvira dijo...

Hola María: gracias por tus amables palabras. Me alegro de tener una visitante que las ha probado, aparte de Pilar, que es una experta. Un abrazo.

Kaken: pregunta lo que quieras. Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

Sólo entro a darte las buenas noches, y de nuevo a leeros ya que me encuentro muy agusto por aquí.
un beso.

Elvira dijo...

El gusto es mío, Chusa. Beso de buenas noches.

Anónimo dijo...

Hola Elvira,
Me ha encantado la entrada y los comentarios han estado muy interesantes. Comparto tus reflexiones y opiniones al cien por cien y me gustaría plantearte alguna mas
1. Por que deespreciar o minusvalorar el efecto placebo, si al fin y al cabo lo que buscqmos con cualquier tratamiento es la curacion obmejora y gracias a él podemos obtenerla. Qué se estudie a fondo.
2.- sugestión en el caso de niños y animales: solo es efectiva sobre uno mismo y no sobre otra persona? No lo tengo tan claro.
Todo por supuesto con muchas matizaciones, cada persona un mundo. Pero eso tambien lo contempla la medicina tradicional que evoluciona hacia tratamientos personalizados en funcion del perfil genetico. Genetica, sí por supuesto pero poder de la mente tambien. Ya me gustaría saber cual influye mas en cual. En realidad sabemos tan poco de todo..el ser humano en general, algunos en particular ya ni te cuento, ja,ja
Un abrazo. Me encanta tu blog

Elvira dijo...

Hola anónimo: gracias por tu comentario y por los planteamientos que añades. Yo no desprecio el efecto placebo, bienvenido sea si ayuda a curar! Pero no creo que la sugestión o el convencimiento del terapeuta influya en el animal o niño pequeño que trata.

Un abrazo y bienvenid@ al blog!