miércoles, 8 de octubre de 2008

Vincent van Gogh: flores

Lirios azules en un jardín de Saint-Rémy (1889)
Getty Center, Los Angeles

Lirios azules en jarrón 1890
The Metropolitan Museum of Art, Nueva York

Almendro en flor 1990
Museo Van Gogh, Amsterdam


Jarrón con 12 Girasoles 1888
Neue Pinakothek, Munich

Ver más obras de este pintor aquí.

2 comentarios:

Elefante Blanco dijo...

Hola de nuevo.

Tras Vermeer, otro holandés alucinante. Sus vidas, sus obras y sus tiempos parecen no tener nada en común, pero creo que la intensidad un tanto obsesiva que nos comunican sus obras y que nos llena de paz, reflexión y vitalidad a través de su dominio del color puede ser algo que los una.

Gracias y saludos.

Elvira Coderch dijo...

Es cierto que los dos tienen mucha fuerza e intensidad. Me parece interesante que una persona enferma y atormentada como Van Gogh nos pueda transmitir tanta belleza. Sus cuadros expresan lo que él buscaba y necesitaba; su hipersensibilidad y dolor fueron muy fecundos. Dice Mauricio Wiesenthal sobre los escritores y artistas que describe en sus libros: "Todos eran personas capaces de transmutar sus propias miserias en energía creadora."