viernes, 31 de octubre de 2008

La curiosidad y la ciencia

Fragmento de una entrevista al científico sueco Arvid Carlsson (25 de Enero de 1923), premio Nobel de Medicina por su investigación sobre la dopamina:

"Aún investigo, ergo soy joven."

-¿Qué le hizo insistir cuando erraba?
-La curiosidad. Sabes ver el problema y buscas la solución: y esa curiosidad es algo personal, íntimo. Hay médicos mucho más inteligentes que yo, pero no son tan curiosos. Si eres investigador, le das vueltas día y noche y al vislumbrar la solución..., ¡qué momento!
-¿Y el ego?
-El ego es una formidable motivación investigadora y a veces muy positiva. [...] Lo mío fue curiosidad: ¡qué apasionante ha sido y aún es satisfacerla!

Entrevista realizada por Lluís Amiguet en La Contra de la Vanguardia de hoy.

Más frases sobre la curiosidad aquí.

8 comentarios:

Juanjo Albors dijo...

La sana curiosidad es el motor que mueve cualquier búsqueda y que mantiene el espíritu permanentemente alerta para encontrar, para dudar, para profundizar.

Elvira Coderch dijo...

Totamente de acuerdo con tu definición de la sana curiosidad.

Mina dijo...

La curiosidad es una de las maneras más sanas y directas de renovarse y descubrir y, para los sabios, de crear, inventar.

Elvira Coderch dijo...

Renovarse y descubrir, desde luego, pero las personas no oficialmente "sabias" también tenemos nuestra creatividad, ¿no crees? Aunque no hagamos grandes aportaciones a la humanidad. A veces es un cúmulo de pequeñas cosas lo que lleva a un investigador o científico a hacer un gran descubrimiento, y en esos pequeños pasos invisibles podemos estar todos más o menos presentes: podemos haber aportado nuestro grano de arena creando el ambiente propicio para que otros den un paso importante.

Decía Saint Exupéry: "Être homme, c'est précisément être responsable. C'est connaître la honte en face d'une misère qui ne semblait pas dépendre de soi. [...] C'est sentir, en posant sa pierre, que l'on contribue à bâtir le monde." Terre des Hommes, 1939

("Ser hombre es precisamente ser responsable. Es conocer la vergüenza ante una desgracia que no parecía depender de nosotros... Es sentir, al poner nuestra piedra, que contribuimos a construir el mundo.")

Ramon.Mo.Se. dijo...

los cientificos, los profesores, los laboratorios son la clave para encontrar un nuevo modelo de crecimiento economico basado en la meritocracia, basado en la economia del conocimiento,,,podemos competir en capital humano no podemos competir en salarios bajos,,,,ante los paises emergentes...

Elvira Coderch dijo...

Hola Ramón, muchas gracias por tu comentario. No sé si lo he entendido bien (no soy experta en estos temas)... dos preguntas: ¿no suelen marcharse de su país los "cerebros" a quienes no les pagan lo suficiente o no les ofrecen los necesarios medios técnicos para investigar en condiciones? ¿En los países emergentes no se les paga peor que en el nuestro? Creía que no podíamos competir con los países que ofrecen MEJORES condiciones a nuestros científicos, no que el problema pudiera ser que en otros países les pagan menos y por tanto la investigación sale más barata.

adelaida dijo...

Yo siempre digo que la curiosidad es buena, pero en su justa medida.

Elvira dijo...

La curiosidad investigadora es buena siempre, creo yo. La del cotilleo es otra cosa.