martes, 12 de junio de 2012

Andrew Wyeth: Light Wash

Light Wash (1961), de Andrew Wyeth.

10 comentarios:

Tracy dijo...

Esa ropa al viento y el canasto, parece que aquí se ha fijado Pasión Vega para su coreografía.

Marcos Callau dijo...

Desde luego, parece que pudieran tocarse esas ropas e incluso escuchar el viento que las mece.

Maria Dolors dijo...

Hermosa pintura, llena de detalles,la ropa que el viento
mueve, las sombras, el duermevela
del perro sobre la hierba
de tonos verde-marrón...me gusta
muchisimo, y te agradezco Elvira
que nos muestres sus obras, son
admirables, ha pasado a ser uno
de mis pintores favoritos, y me
era totalmente desconocido.

Molt bon dia.

Laura Uve dijo...

Me gusta el olor de la ropa limpia secándose al sol... ésta la huelo casi..

Besos!!

Elvira dijo...

Hola Tracy: estupenda Pasión Vega!

Hola Marcos: sí, yo también escucho el viento. :-)

Hola M. Dolors: a mí me ha pasado lo mismo, pues lo descubrí hace unos meses en otro blog.

Hola Laura: a mí últimamente no tanto, porque el olor de muchos detergentes y de casi todos los suavizantes me resulta tóxico.

Besos a los cuatro!

Acanto dijo...

Hola Elvira, veo que llevas unos días con Wyeth,buena elección para mi gusto, esta escena es tan fresca y tranquila, las escenas de Wyeth aún siendo un pintor americano siempre me hacen pensar en Escandinavia, me pasa en casi todas, ¿será el aire grisáceo de la costa atlántica? y más cuando veo los retratos de Elga, aunque no se parezca me recuerda a Liv Ulman, será cosa mía.

Besicos amiga

Elvira dijo...

Hola Rosa: pues eso mismo he pensado yo, hasta lo he puesto en un comentario!!!

Besicos, guapa!

Oscar dijo...

El año pasado tuve la suerte de ver en directo en la NAtional Gallery de Washington el cuadro de Wyeth "Wind from the North Sea" que pones en la entrada anterior. Puedo asegurar que es aun mucho más alucinante en directo que en las (magníficas) fotos. Una maravilla que me tuvo hipnotizado un buen rato.
Saludos.

Montse dijo...

¡Es magnífico!
Has hecho bien, Elvira, en ponerlo en solitario.

Mil besos.

Tawaki dijo...

La fuerza del aire contrasta con la tranquilidad del perro. ¡Cuánta luz tiene!