jueves, 15 de marzo de 2012

Margarita albina (II)

Margarita del cabo (Osteospermum ecklonis). Fotografía: Elvira Coderch.

Como os decía en una entrada anterior, he decidido que estas margaritas son albinas, pues las normales tienen el centro azul muy oscuro.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡Uauuuu!! ¡Menuda explosión la de la margarita!
Que aprendan las rosas tan vanidosas ellas. ;))
Besos y felicidades por la foto
Mina

Elvira dijo...

Aunque albina tiene su poderío, ¿verdad? Cuando no voy a ningún sitio me dedico a fotografiar las flores de mis jardineras.

Gracias y besos!

virgi dijo...

Pues si Vd. lo dice, con todo lo que sabe, así será.
Mis respetos, artista.

leo dijo...

Atchís!
Preciosa la margarita. Mejor no las deshojamos, ¿verdad? Ya nos daremos cuenta si es que nos quieren...
Muchos besossss.

Elvira dijo...

Pues no sé, Virgi, pero ya la he "bautizado". :-)

Eso espero, leo, que a estas alturas sepamos distinguir.

Besos a las dos

Alice vio la luna... dijo...

Pues mira, Elvira: justo este finde iba a ir al vivero para comprar planta de temporada para la terraza (me está quedando muy bonita y acogedora). Había pensado en pensamientos (valga la redundancia) y las bonitas a la vez que pringosas petunias, pero no había caído en la cuenta de las margaritas. Espero que las haya.

Besitos,

Elvira dijo...

Yo te recomiendo mucho la margarita africana o margarita del Cabo: dimorphoteca u osteospermum. Es una planta muy fuerte que vive varios años y en las flores secas tienes semillas para plantar nuevas en otra maceta cuando quieras. Los pensamientos todavía están bonitos, pero el calor de final de primavera no les va bien. Están preciosos en otoño e invierno. Las petunias perfectas para el final de la primavera y el verano.

¡Qué bien que te quede acogedora!

Besos

giovanni dijo...

Muy sutil, ese toque de naranjo sobre el blanco.

Un beso

Elvira dijo...

Esa es la palabra, Giovanni: sutil. Estaba pensando en la cualidad de esta margarita tan original...

Un beso

RosaMaría dijo...

Qué bonita! Desde hoy prestaré más atención a su forma y color. Besos.

Elvira dijo...

Es que vistas más de cerca aún son más bonitas. Besos, Rosa María!