miércoles, 28 de julio de 2010

Nenúfar (IV)

Nenúfar (Nymphaea alba). Fotografía: Elvira Coderch

18 comentarios:

Marina dijo...

Llegaste a mi flor preferida. la flor de las Hadas, la flor entre las flores, la flor de agua... Preciosa.

Un beso blanco de agua.

Rayuela dijo...

ohhhh!!!!!! sólo falta un pequeño buda para sentarse en él!

besitos,Elvira*

añil dijo...

qué preciosidad. Nunca lo había visto así de cerca, con tanto detalle.

Un beso

Elvira dijo...

Hola Marina: ¡pues te la regalo!!!

Hola Rayuela: o una ranita. :-)

Hola Añil: tengo una foto de muy cerca, sólo del centro, y pierde toda la suavidad de los pétalos.

Muchos besos a las tres!!

Laura Uve dijo...

Maravillosa, preciosa, consoladora, hoy necesito ver cosas bellas...

Elvira dijo...

Hola Laura: yo lo necesito todos los días. La belleza es terapéutica. ¡Ojalá mejore tu día!

Pilar dijo...

qué maravilla¡¡¡¡
hasta el nombre lo tiene bonito... nenúfar o ninphaea...
pero a mí me parece que ella lo sabe... que está ahí plantada esperando a recibir los piropos...o ese rayito de sol que le alegre el día¡¡¡
^_^
besos

Elvira dijo...

Seguro que sabe lo guapa que es. :-)

Besos, Pilar!

Marcos Callau dijo...

Una de las flores que más me llaman la atención y nunca he conseguido ver uno en la vida real. Graicas por traerlo hasta aquí.

Elvira dijo...

A ver si la próxima primavera ves alguno. Gracias por la visita, Marcos!

Montse dijo...

Madre mía, si parece de cera o de plástico, no parece real y eso encaja con el sentido misterioso y de fantasía que le damos a los nenúfares.
Yo sí he visto al natural, pero te seguro que tu fotografía ha mejorado a éste.

Un beso.

Elvira dijo...

Huy, muchas gracias, Montse!!! Besos

Sra de Zafón dijo...

No tengo palabras, artista!
¿Por qué las flores de agua desprenden tanta calma, quizás porque floten? No lo se pero a mi relaja muchísimo mirarlas.

Besos

Elvira dijo...

Tienes razón en lo de la calma, será porque flotan, sí.

Gracias y besos!

Jesús Cabezón dijo...

Y aquel día soñé que al despertar y acercarme a tomar el primer café del día, me encontraría un nenúfar sobre la mesa. La realidad fue otra, pero sigo esperando que un día, junto al café tenga mi nenúfar particular esperándome.

Elvira dijo...

Es más fácil que te encuentres una margarita, un clavel, una rosa... pero un nenúfar! De todas formas espero que tu sueño se haga realidad.

Jesús Cabezón dijo...

Porque se que es imposible, seguiré soñando en el nenufar.

Elvira dijo...

:-))