viernes, 9 de julio de 2010

Mimosa sensitiva


Mimosa sensitiva, Mimosa púdica (Mimosa pudica). Fotografía: Elvira Coderch

Al tocarla sus hojas se retraen.

12 comentarios:

Sra de Zafón dijo...

Que bonita es!!! Las flores son preciosas! Es muy curioso sentir el "rechazo" de sus hojasm parece que quieran esconderse en cuanto las tocas. A mi me recuerdan a los niños cuando alguna persona, sólo por ser niños, decide acariciarles sin pedir permiso. Ese modo de encoger hombros y cabeza esquivando el contacto...

Besos, Elvir<3 :-)

Cristina dijo...

¡Qué curioso! Me he quedado sorprendidísima con lo de las hojas.

Elvira dijo...

Es verdad, Chusa, es un buen símil. A mí me gusta acercarme poco a poco a los niños, y sólo darles un beso si veo que les va bien. No sé por qué se cree que un niño es "tierra de todos".

Besos, vaquiña!

Elvira dijo...

Es curiosísimo, Cristina. Parece una reacción animal, más que vegetal.

Marcos Callau dijo...

Qué curioso, me gustaría probar a tocar alguna. Debe de dar mucha sensación de estar viva, por el movimiento.

Tuqui dijo...

Hermosa flor...buena fotografía como siempre!

Elvira dijo...

-Yo la vi en un vivero, Marcos, y la toqué, por supuesto. Tenía un enorme letrero que ponía: Touch me!

-¡Gracias, Tuqui!

femme d chocolat dijo...

Qué linda; aquí la venden mucho en el vivero, en macetita.
Tuve la oportunidad en el vivero ( hace muchos años) de ver las primeras que trajeron aquí, para ver si se aclimataban a una zona con tanto viento. El hombre me explicó que ellos se encargaban ( para el Ayuntamiento) de hacer la probatina a ver qué pasaba. Ahora, cada vez que paseo por Fernando El Católico ( una de las calles principales de aquí) me acuerdo de aquello cuando veo- en una zona bastante ventosa por cierto- aquellas mimosas convertidas en árboles púrpura.
Es una experiencia curiosa esa de verlas plegarse y expandirse a medida que les sopla el viento...

Bueno pos ya está la batallita de hoy, jajajajja

Parezco a la abuela cebolleta, ajjajajjajajajajajaja

^____^ besos cebolletos

Montse dijo...

¡Qué bonita fotografía! y la mimosa, qué tímida, jeje...

Curioso lo que ha contado Femme, me encanta saber esas cosas y con la gracia que lo explica.
Un beso.

Elvira dijo...

Me gusta tu historia, Femme! Así que soportan bien el viento... eso es que son fuertes.

Hola Montse: no le gusta que la toquen, es muy recatada. :-)

Besos a las dos!!

Jesús Cabezón dijo...

O sea, que mimosa y púdica. Contigo, Elvira, no se asustó: siguió siendo mimosa y púdica.

Elvira dijo...

Bueno, una hoja se replegó, eso sí. :-)