jueves, 6 de mayo de 2010

Cambridge Bridge

Cambridge (1939), grabado en madera de Natalia Jiménez de Cossío

9 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Enhorabuena a Natalia. Es difícil hacer grabados corrientes, así que en madera...¡buf!. tiene algo siniestor en los árboles y el río negor pero el puente representa un paso hacia un día más claro... o así lo veo yo.

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
el arte corre por las venas de tu familia y tu lo muestras no sólo con tus elecciones y preciosas fotografías sino con tu mente, tan original y creativa. (Y que conste que no te digo esto porque te tenga debilidad).
Besos, artista

María dijo...

Interesante...Aunque tiene un toque tetríco...me gusta.
Besos!!

Cristina dijo...

Grabado en madera es como woodcut en inglés, ¿no, Elvira? Es un arte fascinante y este desde luego es una preciosidad.

Elvira dijo...

Hola Marcos: Natalia ya murió, pero le habría gustado mucho que apreciárais su arte.

Hola Ofelia: Muchas gracias, querida amiga. Yo también tengo debilidad por ti y por tu arte.

Hola María: es cierto lo del punto tétrico, también lo comentaba Marcos, y es curioso, porque Natalia era la persona menos tétrica que he conocido en mi vida.

Hola Cristina: sí, es lo mismo. Me alegra que te guste.

Besos a todos

Marina dijo...

Es un grabado un tanto amenazador, pero de alguna forma no puedes dejar de mirarlo.
Besos atrapante.

Elvira dijo...

Hola Marina: las ramas son atrapantes también. :-)

Besos, guapa!

Katha dijo...

Buenos dáis,
Las ramnas me dicen muchísimas cosas. Unas parece rendirse, se dejan caer. Otras parecen extender sus "dedos" hacia arriba diciendo "estoy viva". Otras parecen manos sacadas de una película de terror.

Un saludo.

Elvira dijo...

Buenos días, Katha: unas observaciones muy interesantes, gracias. Tienes razón. Un saludo