martes, 8 de diciembre de 2009

Ramon Casas: La Parisiense

La Parisiense (1900), de Ramon Casas i Carbó.

21 comentarios:

giovanni dijo...

Con los ojos ella te mira, con la boca mira hacia la izquierda y hacia adentro. Es solo la primera impresión. Otra primera impresión es que vi la cara de una vaca...
Bonito el año, 1900, y el título.

Un beso

Elvira dijo...

¿La cara de una vaca? Jajaja! ¿Dónde la ves? A mí me parece que sus ojos no miran "a la cámara", sino hacia el frente y hacia abajo.

Veo que te gusta el año y el título. A mí me gusta el cuadro. :-)

Un beso

giovanni dijo...

Me gusta el cuadro y, además, me gustó el año y el título (que es un poco anormal). Vi la cara de vaca en el cojín.

Femme d chocolat dijo...

Qué preciosidad!, cuando era cría era absoluta fan de Casas, tuve la suerte de que mi padre me llevara siendo una canija a una exposición que hizo la Caixa en Madrid con carteles y -supongo- cuadros suyos aunque de los cuadros , la verdad, no me acuerdo. Sé que aquel día me enamoré de él, y no me equivoqué. Qué elegancia siempre en sus poses, incluso cuando son mujeres medio despanzurradas por el cansancio o el abatimiento. Es que me encanta, vamos!

Un besote gordo. El cuadro me lo llevo! ^_^

giovanni dijo...

En cuanto a la mirada de sus ojos, tienes razón. Mi primera impresión era que ella me miraba, jaja.

Elvira dijo...

Anda, pues tienes razón, Giovanni, en el cojín empiezo a ver la vaca yo también, jajaja! Me alegra que te guste el cuadro.

¿O sea que te miraba a ti, eh? :-)

Juan Luis Seisdedos dijo...

Fantástico, Elvira. Gran estilo, tonalidades de ensueño. Aunque con un punto "manierista" que no sé si pone o quita.

Elvira dijo...

¿Verdad, Femme? ¡Que suerte que tu padre te llevara a ver cosas tan bonitas! A mí también me enamoran muchos de sus cuadros, es muy elegante. Besos

Elvira dijo...

Hola Juan Luis: Sí que lo es. Creo que a mí no me sobra nada en el cuadro, me encanta tal cual.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

El azul es fascinante, envuelve el ambiente y hace sentir un aire limpio en la escena.Los blancos son únicos
Precioso

Mira esto si te apetece:
http://pincelyburil.blogspot.com/2008/08/interior-al-aire-libre.html

Elvira dijo...

Hola Pilar: acabo de visitarte, me ha gustado mucho tu entrada.

Sí, este azul es fascinante. :-)

Pilar en Córdoba dijo...

precioso¡¡¡
los azules son geniales... también el verde del lazo en el sombrero...
pero lo que más atrapa es la mirada lánguida tan oscura...
y ¿no parece que tiene el pelo muy enmarañado??
besos

Elvira dijo...

El sombrero es estupendo. Yo veo el pelo un poco suelto, coquetamente caído, más que enmarañado. Los moños muy apretados no son nada atractivos, ¿no crees? Bueno, rectifico: las bailaoras de flamenco pueden estar guapísimas con un moño bien recogido en la nuca. Son la excepción, creo.

Besos

leo dijo...

Ramón Casas? LO conozco? ;-) jajaja

Elvira dijo...

Me parece que sí, jajaja!

Araceli dijo...

Por fins pude volver a sacar la cabeza y descubrir cuantas preciosas sugerencies me habia perdido en estas semanas. Los cuadros de casas son maravillosos. Ese realismo, en ocasiones con leves toques impresionistas... irresistibles vamos. Resulta fascinante una visita a la casa que tuvo en el Monasterior de Sant Benent de Bages (Monsanbenet) para ver "in situ" uno de los lugares donde trabajó.

Elvira dijo...

Hola Araceli: El cuadro de Julia en ese monasterio es una preciosidad. Yo no lo he visitado nunca.

Manuel Márquez dijo...

Yo, lo de la pintura, en general, compa Elvira, cogidito por los pelos; así que, en ese capítulo, vengo aquí más a aprender y a disfrutar que a otra cosa (y ambas dos cosas consigo, te lo puedo asegurar...). El cuadro sí que impresiona, sí; la cara de la mujer me recuerda a la de las muñecas de porcelana de la época, no demasiado expresiva, aunque no por ello deja de imponer. En cuanto al cojín, yo no veo una vaca, veo un cerdo. No sé si debo dejar de mirar, o abandonar mi afición al Rioja de gama baja...

Un fuerte abrazo y buena semana.

Elvira dijo...

Un cerdo, jajaja! Bueno, bueno, de verdad que lo que menos me esperaba es la conversación a la que ha dado pie este cuadro.

Yo la veo como cansada y un poco pasmada por el mismo cansancio, pero no me parece que sea una cara inexpresiva de por sí. Parece una mujer con personalidad. Es curioso lo que vemos cada uno.

Un abrazo y buena semana!

memento dijo...

He estado varias veces a punto de comprarme en el Vips un libro de Casas, pero nunca lo he hecho. A ver si me animo, porque me gusta, sobre todo (si no me equivoco, como dibujante).

Elvira dijo...

Era un gran dibujante y retratista, no te equivocas, no. Pero algunos de sus óleos me entusiasman. Si el libro está bien, anímate a comprarlo (o que te lo regalen en estas fiestas, ¿no?).