domingo, 13 de diciembre de 2009

Carl Larsson: Lucía

Lucía (1908), de Carl Larsson

Un bello nombre (la que porta luz), y una bella costumbre en los países nórdicos.

28 comentarios:

Sra de Zafón dijo...

¿A qué costumbre te refieres? cuenta, cuenta...
Besos.

Elvira dijo...

Hola Chusa:

Cito la wikipedia: "Lucia (Luciadagen): la festividad de Santa Lucía corona las celebraciones de adviento y se celebra el 13 de diciembre. Santa Lucía trae la luz en las noches más largas del invierno. Niñas vestidas de blanco recorren las calles cantando y portando velas, encabezadas por una de las niñas que realiza el papel de Lucía, ésta lleva una cinta roja en la cintura y una corona de luz formada por ramas y hojas de arándano sobre la que se fijan unas velas. Una antigua tradición pagana es el origen de esta festividad que adoptó tras los conflictos religiosos de la Reforma, el nombre de la santa Lucía de Siracusa."

http://es.wikipedia.org/wiki/Suecia

Besos

Elvira dijo...

He encontrado más información y la he enlazado con las palabras "una bella costumbre". Más besos

Sra de Zafón dijo...

Pues qué bonita costumbre. ¿Qué tal si nos escapamos, mientras esperamos a tu Lucía, allí a verla? :-) Co e la bufanda y los guantes que salgo para ahí ahora mismo.

Elvira dijo...

Cojo los guantes, la bufanda, el abrigo y el gorro, que debe hacer mucho frío por allí arriba. :-)

Katha dijo...

Buenas tardes a las dos,

Elvira, he estado ojeando el blog al que te manda el enlace. Leyendo la zona de autores me he reído y me he deprimido un rato. Motivos personales, sobretodo el haber perdido toda la juventud estudiando una carrera larga y durísima que no me sirve para nada de nada y de la cual ya olvidé todo, lo que se dice toodo.

El caso es que en el último curso pregunté por las becas Erasmus y la única posibilidad que me ofrecían era Finlandia. Lo cierto es que ni me lo plantée. ¿Qué iba a hacer yo en un sitio con temperaturas muchos grados bajo cero con lo friolera que soy? Alguien a quien le pone triste la falta de luz, acostumbrada al cielo azul, ¿en un sitio en que el invierno es prácticamente todo noche? Pues eso, que dije que nanay. Aquí que me quedo. Pero ya veo que otra gente es más osada que yo y también que la carrera les ha servido para más de lo que me sirvió a mí.

¡Ay, chicas! Cada vez me siento máaaas mayor y creo que no tiene que ver del todo con la edad.

Besos

Elvira dijo...

Hola Katha: tú de vieja nada, ¿eh? Yo estoy en la segunda edad, jaja!

A veces los estudios no nos sirven, pero otras veces aunque parezca que no, de una forma indirecta sí nos sirven. A mí la carrera de Historia del Arte laboralmente "no me sirvió de nada", pero sin embargo me permitió presentarme a las oposiciones de inglés de secundaria, pues sólo te pedían una carrera universitaria y conocer bien el inglés. Y me saqué las oposiciones sin tener filología inglesa acabada (sólo hice hasta 4º). Y además de pronto ha resucitado mi afición al arte y ahora estoy disfrutando de nuevo.

Besos

Aquí me quedaré... dijo...

A ver, a ver...
Otra de la segunda edad, jeje.
Lucía es la patrona de los ciegos y la elgieron por ser portadora de la luz, no de las velitas y menos en la cabeza. Que se va a quemar la permanente, pobrecilla.
Y LA NÍÑA, lleva luz a mucha gente.

Vamos a ver Khata. El paso por la uni siempre sirve, son unos años especiales. Fuí y repetí.
¿ No fuistes a Finlandia como Erasmus? Pues aunque hubiera sido cuatro meses, deberías haber ido, hubieses visto la vida de forma diferente.Salir durante un tiempo no cambia la mirada de fuera y por dentro.

Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Salir durante un tiempo no cambia la mirada de fuera y por dentro.

* Error en la frase de arriba.

Salir durante un tiempo NOS cambia la mirada

Elvira dijo...

A mí también me daría miedo quemarme el pelo, pero lo encuentro bonito, jaja!

Sí, salir durante un tiempo nos cambia la mirada. Yo sólo fui 5 semanas a Inglaterra, y al cabo de unos años un mes más, y me encantó. Más tiempo me habría quedado si hubiera podido.

Gracias por tus palabras sobre la niña, Aquí. Besos

Cristina dijo...

Es una tradición muy chula (auqneu me uno a lo del miedo a quemarse el pelo) y los bollitos de azafrán que la acompañan una delicia.

Yo también puese este Larsson en mi primera Santa Lucía "bloguera" :)

Katha dijo...

Hola de nuevo,

Antes he parecido un poco sin sustancia... El problema no era la temperatura, que obviamente no era sino una excusa. Finlandia estaba demasiado lejos de mi csa, de mi familia... y un año tan lejos, en un país desconocido, sin saber absolutamente nada de finlandés... se me hacía un poco cuesta arriba, la verdad. Podríamos achacarlo a mi nulo espíritu de aventura.

Cuando yo digo que la carrera no me ha servido para nada... Lo dicen hasta Zapatero y compañía. Me sirvió para encontrar un trabajo nada relacionado con lo que estudié. El problema es que, como según la administración, mi carrera no sirve para nada, las empresas, que se agarran a un clavo ardiendo, quieren utilizarlo para modificarnos lo que puedan de las condiciones laborales. Y el pasado pasado es, pero que me toquen la nómina que alimenta a mi hijo...
Además, os asegura que en mi vida diaria no me ha servido para nada. Lo cierto es que soy un poco nula en ese campo. Aunque, más que nula, es que no me apasiona. Dejémoslo ahí.

Un beso.

Katha dijo...

Por cierto, yo una vez me quemé unos mechones de pelo, precisamente con una vela mientras hacía un trabajo manual en el cole de fundir ceras con la vela para hacer un dibujo.
Con fuego no se juega ;-).

Buenas tardes.

Montse dijo...

Preciosa costumbre, me ha gustado mucho la historia. "Llevar la luz" es más mágico que otra cosa, es llevar la verdad, llevar la esperanza y alumbrar el camino a los que no lo saben encontrar.

Katha, seguramente cien veces en la misma situación acabarías haciendo lo mismo y es que uno no puede dejar de ser uno mismo (por lo de ir a Finlandia).
Como ha dicho Elvira, siempre sale del cajón aquello que dejamos guardado en un momento de la vida y volvemos a retomar allí donde lo dejamos. Todo sirve, nada es inútil.

Perdonar el rollo, pero no lo he podido evitar.
Un beso, Elvira.

Pilar en Córdoba dijo...

de primeras me ha parecido muy bonita la tradición¡¡
es un nombre Lucía con un bello significado¡¡¡
luego, escuchando vuestra conversación, la verdad es que se me presenta algo peligroso, la fogata ahí en la cabeza de la chiquilla, jajaja...
me uno al equipo de las carreras inútiles¡¡¡ también pienso que siempre sirven¡¡¡
besos

Elvira dijo...

Hola Cristina: no he visto esa entrada antigua, iré a mirar qué escribiste. :-)

Los bollitos de azafrán no los he probado, tienen una pinta estupenda.

Elvira dijo...

Hola Katha: es muy distinto que no te apasione que decir que eres nula, de eso nada, en mi blog no te dejo, jaja! Pues espero que no te bajen la nómina, sería una faena gorda.

Ah, ¡qué miedo que se queme el pelo!

Besos con un sifón al lado :-)

Elvira dijo...

Me ha encantado tu "rollo", Montse. Muy bonito todo lo que dices. Besos!

Elvira dijo...

Hola Pilar: ya somos unas cuantas las que no nos hemos dedicado a aquello que estudiamos.

Sí, es bonito pero peligroso. Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Ay, Montse no digas eso.
¿Cada vez que suba en un autocar me va a pasar los mismo?
¡ Horror !

Khata ¿ Nula viniendo al blog de Elvi? Me extraña

No he acertado ninguna de las adivinanzas y no pierdo la esperanza sabiendo que no me ponga el cuanto de Blacanieves, no voya acertar nunca y aquí sigo, jaja

Besos a todos

Elvira dijo...

Noooooo, pero por si acaso, no vuelvas a... dónde era, ¿Tarazona?

No, de nula nada de nada.

Yo creo que sí vas a acertar alguna, seguro. :-)

Besos

Katha dijo...

Hola de nuevo,

Antes no quería que sonara con tintes políticos, que conste.
El problema es que, si os digo la verdad, no sé en qué he estado trabajando los últimos años.

Admito la reprimenda :-) Tengo que aprender a no echarme tierra encima. De verdad que la cosa no me apasionaba por eso cambié de oficio. Pero, como te decía antes, no sé cuál tengo ahora.

Cuídtae mucho.
Besos

PD: ¿Sólo 6 días?

Elvira dijo...

Desde luego los que trabajan haciendo lo que les gusta son afortunados. A mí me gustaba enseñar inglés, pero debo reconocer que no me gustaba cómo estaba organizado el asunto: cuando eran demasiados alumnos por clase y de muchos niveles diferentes, la cosa era difícil y poco gratificante. Y eso por desgracia sucedía a menudo.

Menos, Katha, llega el viernes, sólo quedan 5 días.

Besos

leo dijo...

Me recuerda a "Mujercitas".
Qué miedo lo de llevar algo ardiendo en la cabeza.

Aquí me quedaré... dijo...

Sí, sí.En ese pueblo.

Ha nevado aquí, lo he visto desde casa.

Besos

Elvira dijo...

Hola Leo: es verdad, es un poco el ambiente que pinta Larsson.

Hola Aquí: ¿Ha nevado?

Besos a las dos

Katha dijo...

Hola Elvira,

Pues nada, ya no falta casi nada.

Aquí ha nevado, aunque luego ha salido el sol y se ha fundido todo en un pis-pas. Esta mañana casi me da un pasmo cuando me he encontrado el coche nevado. Íbamos, como todos los días, con el tiempo justo para llegar al cole. He tenido que montar al pitufo y ponerme a quitar nieve de todos los cristales. Lo propio para mi ya habitual nivel de estrés... El niño encantado con la nieve, claro.

Lo de tener que ir al cole en coche lo llevo mal, bastante mal. Pero, con el modo de asiganción de puntos, no tenía posibilidad de entrar en los coles que tenemos al lado de casa. Miento, en uno sí, pero en ese el nivel educativo es bajísimo, por no decir lamentable, y el horario en absoluto apto para madres trabadoras. Ni siquiera con reducción de jornada.

Perdona, cuando me sale la vena madre y me enroooollo que da gusto. Bueno, más aún que de costumbre.

Besos

Elvira dijo...

Nada, aquí charlamos al calor del "brasero".

Comprendo que el niño estuviera encantado con la nieve. :-) Y también entiendo tus prisas.

Besos