domingo, 7 de junio de 2009

Lantana lila

Lantana rastrera (Lantana sellowiana). Fotografía: Elvira Coderch

12 comentarios:

Cristina dijo...

Adoro la lantana en cualquiera de sus colores. Y no hay vez que no pase por delante de una y pueda evitar sonreír y - por los pelos y sólo porque sé que se deshace en la mano - resistir la tentación de llevarme un ramillete ;)

Elvira dijo...

Es verdad, lo dijiste cuando puse la Lantana camara. Sí, duran poquísimo sin deshacerse.

Últimamente no nos enseñas las flores de los sábados. :(

Cristina dijo...

Jeje... es que ahora ya siempre se repiten y además con este calor las pobres no duran tanto como antes :(

Pero siguen llegando, sí. Y si este verano no quisiéramos hacer demasiadas cosas en demasiado poco tiempo quizá hasta plantaríamos lantana para el año que viene. Veremos.

Elvira dijo...

Buena idea, aunque no las puedas coger para ramilletes.

Fernando Pagán dijo...

Una foto magnífica, buen foco y bellos colores. Saludos

Elvira dijo...

Bienvenido, Fernando, y muchas gracias. Saludos

Ramuol dijo...

Conozco las Lantanas nada más en foto y paracen plantas bonitas, por lo que he leido tienen bastantes propiedades medicinales...

Saludos

Elvira dijo...

Hola Ramuol:

No conozco las propiedades medicinales de la lantana. Pero igual un día lo investigo y añado un resumen.

Saludos

Sra de Zafón dijo...

Esta si la tengo, el mismito color y todo, y está preciosa

Elvira dijo...

Yo la veo cada día a pocos metros de la salida de mi casa. Aunque no tenga jardín propio, disfruto mucho de los jardines comunes de distintos edificios del barrio. Si están abiertos a la calle, allí me meto. Un gusto. En cambio hay un parquecillo cerca de mi casa que no es santo de mi devoción, ¡qué cosas!

Sra de Zafón dijo...

Pues a saber! pero lo normal es que con los años la intuición sea cada vez más fina, así que si no es de tu devoción por algo será...
Otro beso antes de irme.

Elvira dijo...

Sí, por algo será. Si la cultivas, es cierto que con los años la intuición está cada vez más fina. Besos