miércoles, 10 de junio de 2009

Debajo de un castaño

Debajo de un castaño en un parque de Amsterdam (2004).
Fotografía: Lucía Hernández Coderch

Cuando era joven mi padre me hacía unas fotos fantásticas. Ahora es mi hija la que consigue sacarme más guapa en las fotos. ¡Vivan los fotógrafos de la familia!

16 comentarios:

giovanni dijo...

Qué guapa! Reconozco el lugar, fue en un mes de mayo?

Un beso

Elvira dijo...

¡Gracias! Sí, fue en Mayo. Pensaba preguntarte el nombre del parque.

Un beso

giovanni dijo...

Se llama Vondelpark, según un escritor holandés famoso, Joost van den Vondel.

The Dutch poet and dramatist Joost van den Vondel (1587-1679) ranks as the greatest of all Dutch writers. He achieved his status of national poet during the period when the Netherlands was emerging as a national state.

Joost van den Vondel was born in Cologne, Germany, on Nov. 17, 1587. His father, a hatter, had been forced to flee from Antwerp because of his Anabaptist convictions. Between 1582 and 1596 his parents, as persecuted members of the Anabaptist sect, were intermittently compelled to flee from the inquisitorial reign of terror instituted in the Lowlands by its Spanish regent and governor general, the Duke of Alba. In 1597, a year after his arrival in Amsterdam, Vondel's father acquired Amsterdam citizenship, enabling the family to settle in the "Venice of the North."

During this period Amsterdam was the commercial and cultural capital of northern Europe. The senior Vondel established a hosiery business and expected his oldest son to follow him in his trade. However, the younger Vondel was introduced early to one of the popular Chambers of Rhetoric, societies of poets; he soon became a member of Het wit Lavendel (White Lavender). The friendships made in this circle with leading artistic and intellectual figures of the day encouraged Vondel's interest in poetry and in study and led to the beginning of his long career as poet and dramatist.

Si quieres saber más de él: http://www.answers.com/topic/joost-van-den-vondel

Elvira dijo...

¡Muchas gracias! ¡Pues vaya con el Duque de Alba, hombre!

Total que este parque en el que yo estaba tan contenta bajo el castaño trae muy malos recuerdos de la actuación de los españoles en Holanda. :(

Luna dijo...

Bella, bella.
Mi casa está rodeadas de castaños de Índias.
Las flores de verdad sirven para algo? las puedo coger son sólo extender la mano.

Besos

Elvira dijo...

A mí la esencia floral me va muy bien, algunas veces me hace más efecto que otras, como pasa con todo. Pero así la flor en directo, no sé yo.

Besos, bella Luna!

Io dijo...

¡Qué guapa!!!

Hay que ver lo bien que luce ese castaño contigo apoyada en él. Parece que hubiese sacado a relucir todas sus flores sólo para fotografiarse contigo.

Ainnsss, si Carl Larsson hubiese estado allí...

Un besazo.

Elvira dijo...

Si Carl Larsson hubiera estado allí pintando... ohhh, tendría una acuarela de él, ¡qué lujo!

No sé si al castaño le gustaría oír cómo le has relegado a un descarado segundo plano. :-)

Besos, guapa

Montse dijo...

¡Mírala ella, qué guapa está!
No sé que me gusta más, si el parque con el lago, el castaño o la morenaza que se apoya en él.
Me gusta que pongas una foto tuya, ya me puedo ir a dormir tranquila, que ya he visto hoy a mi amiga.
Bona nit!!
(Bueno, antes me paso a ver a Larsson, jeje)

Elvira dijo...

A mí el castaño, jaja! Pero gracias, amiga. A mí también me ha gustado mucho verte en las fotos de tu viaje. A lo mejor un día por la calle nos vemos y nos reconocemos, ¿verdad?

Bona nit!!

Sra de Zafón dijo...

Que acabo de darme cuenta que las flores de los castaños de por aquí son muy distintas a las de por ahí.
Las de aquí son unos racimos mucho más puntiagudos, estas me recuerdan a los de los tilos.
Otra cosa: ¡menudo liquen más guapo tiens ese árbol! :-)
Besos

Elvira dijo...

Me sorprendió mucho ver que las flores de ese castaño eran como dobles, muy diferentes de todos los que yo había visto aquí, que son como la foto del enlace que te pongo abajo. Pero no se parecían nada a las de los tilos, Chusa. Si vuelves a la entrada de la rama del tilo en flor, lo verás.

Besos

Castaño de Indias

femme d chocolat dijo...

Hey, pues es una estupenda imagen... (A Larsson le habría encantado) Muy bonita composición en verdes y blancos, de verdad que hay un estupendo juego visual. Y preciosísima copa...Mis feliciatciones a la fotógrafa que ha sabido sacar partido tan estupendamente de todo, mami incluída ^_^


UN BESOTE, CIELO

Elvira dijo...

Se lo digo de tu parte, femme! Besos, guapa

Francisco Machuca dijo...

Tienes toda la razón,mi querida amiga,están muy guapa.Se ve que te gusta la naturaleza y te sienta la mar de bien.Recuerdo cuando leí por primera vez El Señor de los Anillos quedé prendado por los árboles y ahora soy un amante de ellos.Es curioso;amar a los árboles a través de un libro que costó la vida a uno de ellos.Es que en donde vivo no tenemos nada de naturaleza,ni parques.Es horrible,sólo existen polígonos industriales y autopistas.No me veo haciendome una foto delante de un taller.
Besos,guapa.

Elvira dijo...

Muchas gracias, querido Francisco.

No, delante de un taller no, pero con el mar de Cadaqués y el Cucurucú de fondo, saliste muy bien.

Pues otro mérito añadido de El Señor de los Anillos.

Besos, guapooo