martes, 16 de junio de 2009

Carl Larsson: Deberes de vacaciones

Carl Larsson: Deberes de vacaciones (c. 1900). Ateneum Art Museum, Helsinki.

Me gustaría mirar por esa ventana y ver el jardín que él está viendo...

17 comentarios:

giovanni dijo...

Pero sin deberes... O sólo los que te gustan hacer (cumplir).

Elvira dijo...

¡Eso!

giovanni dijo...

Además de imaginarme el jardín y simplemente mirar por esa ventana y no pensar en nada, me gusta la luz en el suelo, en el cuarto. Los mundos dentro y fuera se mezclan, fluyen, confluyen, son fluidos como el mar en el "poema" que escribí esta mañana de una sola vez, sin pensar, o mejor dicho pensando en voz alta.

Elvira dijo...

Acabo de leerlo. Cuando uno domina mucho una lengua hay demasiado control de todos los matices a veces, y entonces no aflora lo profundo que quiere aparecer sin ser llamado. Mejor dejar que salga fluido, como tú dices. Keep writing!

"Prefiero dejarme arrastrar
por vagos sentimientos
que flotan en el mar."

giovanni dijo...

No puedo evitarlo (jaja), el writing. Y parece tú tampoco...

giovanni dijo...

Me encanta un poema que leí ayer:

Es esta mañana
de sonidos no desvelados
todavía
y todas las mañanas
que nacen y mueren
que nacen y mueren
ahora
dentro de mi estómago
siguiendo el compás
que han inventado
mis dedos
así
tiritando
así
dedos de niña
improvisándome
sobre la piel
nublados pentagramas
y más de cinco líneas
para escribir que
es esta mañana
ya es esta mañana
y todas las mañanas
ahora
las que hacen que vibre
en mi caja de resonancia.

La autora es bloguera: http://lalunaesdepapel.blogspot.com/

Elvira dijo...

No, yo tampoco, pero no tengo la vena artística normalmente. Me gusta expresarme, que no es poco.

Gracias por traer el poema de tu amiga bloguera, me ha gustado.

Cristina dijo...

Los deberes de vacaciones eran lo peor, pero creo que en ese ambiente no debían de serlo tanto.

... Quizá sí, vista la expresión del pobre niño ;)

Elvira dijo...

Se escapa de los deberes mirando por la ventana, jaja! ¡Cómo le entiendo! Cuando tenía exámenes que corregir, se me ocurría hacer de todo antes que ponerme...

MARIA GRAZIA dijo...

Pobrecito! Pero podria empezar a escribir un poema y llegar a ser famoso... un pequeno Leopardi... el sufrimiento podrià inspirarle algo ...

Elvira dijo...

Sí, un pequeño Leopardi. Quizás le inspire más lo que ve por la ventana que el sufrimiento por los deberes, ¿no crees? Quizás no es un sufrimiento lo suficientemente "romántico" como para escribir un poema.

leo dijo...

¡Y a mí!
Me lleva directa a la infancia...

Elvira dijo...

Buenos recuerdos, Leo...

Luna dijo...

En esa posición, estuve muchas veces en casa de mi abuela mirando hacía el jardín. Ni estudiaba, ni pensaba. Sólo escuchaba su voz, pues cantaba muy bien.

Para ser completa en mi memoria, le falta, el vaso de leche fresca y la rebanada de pan con nata y un poquito de miel por encima que ella me preparaba con much´simo cariño.

Un beso y gracias por traerme el recuerdo.

Elvira dijo...

¡Qué lindo recuerdo, Luna! Gracias por traerlo aquí. Un beso

Montse dijo...

¡Qué magnífico instante!
Creo que todos hemos estado así en algún momento, intentando pensar y al mismo tiempo divagando en nuestros propios sueños con la mirada absorta.
Bien ha dicho Giovanni, que la luz viene de fuera del mundo que uno sueña y la sala tiene otro colorido más cálido, más real.
Un abrazo.

Elvira dijo...

Sí, esa mirada absorta (me gusta esta palabra, es muy expresiva). Un abrazo