miércoles, 11 de febrero de 2009

Pedir peras al olmo


Manzano en flor. Fotografía: Elvira Coderch

-Nuestro gran error es intentar obtener de cada uno en particular las virtudes que no tiene, y desdeñar el cultivo de las que posee. Marguerite Yourcenar

-Pedir naranjas al manzano es una enfermedad muy común. Gustave Flaubert

-No hay que pedir peras al olmo. Refrán español

-El principio del amor es dejar a aquellos que amamos que sean exactamente ellos mismos, y no obligarles a encajar con nuestra propia imagen. De lo contrario sólo amamos el reflejo de nosotros mismos que vemos en ellos. Thomas Merton

14 comentarios:

Io dijo...

Qué grandes verdades!

Siempre buscamos nuestro propio reflejo en los demás. Y qué cierto es que ignoramos sus virtudes cuando no coinciden con las nuestras.

Con lo bueno que es complementar las virtudes de uno con las del otro y hacer un gran equipo...

La sabiduría no reside sólo en escribir citas, también en saber elegirlas.

Mujer sabia...

Mil besos!!!

leo dijo...

Me encanta Thomas Merton.
NOs pasamos la vida pidiendo peras al olmo, ¿verdad? así nos luce el pelo.
Un beso.

Elvira dijo...

Mil gracias, Io! Tú siempre tan generosa, querida amiga. Besos y un fuerte abrazo

Elvira dijo...

Hola Leo: era un hombre sabio. Muchos besos

Sra de Zafón dijo...

¡Ay las peras al olmo cuánta frutración e injusticia llevan pegadas...

Le doy la razón a lo en que eres muy sabia eligiendo frases tan sugerentes.

Un beso de buenas noches.

Elvira dijo...

Mucha frustación, es cierto. Y ¡gracias! Me vais a sacar los colores. Muchos besos.

Montse dijo...

A veces también nos exigimos a nosotros mismos algo que no está a nuestro alcance, sin pensar en nuestras limitaciones, que las tenemos.

El principio del amor es la libertad, sino ¿qué sentido tiene obligar a alguien que sea lo que no es?.

Me ha vuelto loca la flor del manzano!.
Un besito y !Bona nit!

Elvira dijo...

Por supuesto, Montse, esto debemos aplicárnoslo a nosotros también.

Me alegro de que te gusten las flores del manzano. Besos y bona nit!!

femme d chocolat dijo...

Tan sencilla sería la vida si no nos dedicáramos a pedir lo que no se puede, ni debe... Si nos conformáramos con lo que hay...

Sería todo mucho más sencillo

Un besín

Elvira dijo...

Sí, a los demás y a nosotros mismos, como apuntaba Montse. A veces lo más difícil es saber lo que se puede y lo que ya traspasa los límites saludables. Con eso de "querer es poder" se puede llegar a forzar la máquina demasiado y luego pasa lo que pasa...

Otras veces el "no puedo" sirve de escudo y de excusa comodona. Hay que encontrar el punto: qué podemos pedir (no naranjas al manzano), y hasta dónde (cuántas manzanas).

Besos ^_^

vuelosdelalma dijo...

que frases tan ciertas... intentar cambiar a alguién es terrible, porque uno mismo no pretende hacerlo. En cambio creo que seria mejor admirar las vistudes del otro y asi poder complementarse.

un beso enorme!
excelente entrada

Elvira dijo...

Parece que estamos todos de acuerdo, Vuelos, pero luego nos cuesta un poco llevarlo a la práctica. Besos

Katha dijo...

Me ha gustado en especial la última frase Elvira.

Besos

Elvira dijo...

Es muy buena. Besos Katha