martes, 3 de febrero de 2009

Hiroshige (IV)

Pronto florecerán los ciruelos. Por estos lares suelen florecer entre febrero y marzo, pero en los lugares de clima más frío necesitan que se vayan las nieves y empiece a lucir el sol con más fuerza y frecuencia.

Este grabado es del artista japonés Hiroshige, y se titula "El jardín de ciruelos en Kameido" (c. 1857), de la serie Cien Famosas Vistas de Edo (Tokio). Está expuesto en el Brooklyn Museum de Nueva York.

Muchos pintores impresionistas admiraron los grabados japoneses. Vincent van Gogh realizó una copia de este cuadro. Se pueden ver el original y la copia aquí.

17 comentarios:

Elvira dijo...

Nota: La pintura de Van Gogh es considerada neo impresionista o post impresionista.

femme d chocolat dijo...

Fantástico. Este me gusta más todavía que los otros. No lo conocía.

La verdad es que no somos conscientes de la imposrtancia que tuvieron sus ilustraciones dentro del mundo del arte, (y del cine) con esos encuadres "descentrados", donde las figuras y las formas parecen "pillada" a mitad de camino, mientras se mueven, y por eso " avanzan" o "se escapan" de lo "establecidamente centrado" hasta entonces.
Con la llegada e instauración de sus encuadres al arte, creo que de verdad empezó el mundo mundo moderno en cuanto a lo de "ver" y ver bajo otros aspectos se refiere

Muy interesante


UN BESOTE

Cristina dijo...

Me ha gustado mucho el enlace con el original y la copia de Van Gogh. Qué curioso.

molinos dijo...

Me fascinan los ilustradores japoneses. me parece alucinante como algo tan alejado de mi sensibilidad occidental me llega tanto.

Gracias por traerlos a tu blog!!!

Por si no has visto mi comentario del otro dia respondiendo a tu pregunta, la foto de la nieve la hice yo y es del jardín de mi casa.

Elvira dijo...

Hola femme: gracias por tu comentario, siempre aportas datos interesantes. Besos

Elvira dijo...

Hola Cristina: pues también hizo una copia de otro grabado de Hiroshige que colgué hace tiempo en una entrada del blog (Chubasco nocturno en el puente de Atake). Puedes ver el original y la copia aquí:

http://en.wikipedia.org/wiki/File:Hiroshige_Van_Gogh_2.JPG

Elvira dijo...

Hola Molinos: te comprendo. Y es precioso el jardín de tu casa. Supongo que te habrás columpiado muchas veces allí de niña. Un beso

Cristina dijo...

Qué cosas. Gracias por el enlace.

Juan dijo...

Este Hiroshige es alucinante. Que simpleza de líneas y de colores. Tiene un punto infantil que me fascina.

Muchas gracias por haberlo presentado en sociedad, jejejeje.

Un abrazo Elvira

Elvira dijo...

Hola Juan:

Me alegro de que te guste tanto como a mí. Me enamoré de estos artistas japoneses visitando una exposición que había en el Museo Británico hace muchos años.

Un abrazo

Io dijo...

Con todos mis respetos para Van Gogh, me gusta mucho más el de Hiroshige.

Los artistas japoneses que, gracias a tí, he conocido hasta ahora comparten un gusto exquisito y delicado por los trazos suaves y los colores tenues muy bien combinados. Transmiten serenidad, y en este caso, la copia de Van Gogh me resulta más agresiva.

Claro que en Holanda no habia geishas...

Mil besos!!!

Sra de Zafón dijo...

Hola Elvira, ya estoy con mi infusión en la mano y pega mucho este Hiroshige en el cristal de la ventana que abro hacia el meditarráneo para verte.

Me voy a poner comparativa: la interpretación de Van Gogh del cuadro me resulta muy cálida, por los colores supongo, pero sin embargo la profundidad, la luz y la nitidez del original llegan más cerca de mis apetencias estéticas.

Me gusta mucho y no lo conocía...¡Es una suerte tenerte de maestra!

Un beso japones deseoso de ciruelos y cerezos en flor. (¡Hoy hace un frío!)

Elvira dijo...

Hola Io: a mí también. Es que Van Gogh es grande cuando es él mismo, pero no dudo que aprendiera mucho de este increíble maestro.

No le habría ido mal una geisha al pobre Van Gogh!

Mil besos!!

Elvira dijo...

Hola Chusa: si hubiera encontrado un grabado tan bello como éste de un cerezo en flor, te lo habría dedicado, pero el que encontré me gustó menos.

Otro beso japonés desde el mediterráneo!

Katha dijo...

Hola Elvira,

Me gusta más el grabado japonés, creo que por el uso del color, porque me da más sensación de alegría, del renacer del árbol. La mezcla de naranjas y marrones de Van Gohg me transmite tristeza,de alguna manera una niebla qeu innunda la pintura.
Son sensaciones, que yo de arte no sé nada, sólo lo qeu me transmite.

No conocía nada sobre grabaados japoneses, pero estos dos que has puesto estos días he de reconocer que me gustan mucho. Sobretodo por su simpleza, al menos aparente, supongo que muy elaborada en el fondo.

Besos

Katha dijo...

Elvira,

Acabo de ver el enlace que comentabas al grabado del puente. El japonés en rojo y gris, representando un cielo oscuro. El de VAn Gogh con cielo azur, mar en verde, puente rojo. Me resulta difícil escoger. Me gusta el de Van Gogh, pero he de reconocer que, de nuevo, la simplicidad del grabado llama, capta la atención.

CHAO

Elvira dijo...

Hola Katha:

Sí, como decía más arriba, Van Gogh me gusta cuando es él mismo. Y esa simplicidad de la que hablas requiere de mucho arte y profesionalidad. Cuando vemos a un gran bailarín realizar un movimiento que a lo mejor es muy difícil de aprender y dominar, lo que nos transmite es una aparente facilidad de movimiento, como si volara.

Hacer las cosas complicadas es muy fácil. :-) Hacerlas simples y bellas es todo un arte. Besos