viernes, 13 de febrero de 2009

Consejos

Verbena (Verbena officinalis). Foto: Elvira Coderch.

-Consultar. Requerir la aprobación de otro para tomar una actitud ya resuelta. Ambrose Bierce

-El que ha de ser consejero requiere tres cualidades: la primera autoridad, la segunda prudencia, y la tercera ser llamado. Miguel de Cervantes

-Consejo no pedido, consejo mal oído. Refrán español

-La opinión sólo hay que darla cuando está bien fundamentada y el otro la quiere oír. Elvira Coderch

-El conocimiento hay que manifestarlo sólo cuando se nos pide, y si no hay que callar. Una cosa es dar y otra obligar a recibir a los demás. Alejandro Jodorowsky

-El consejo, por bueno que sea, si es fuera de tiempo de nada sirve. Esopo

-Escucha bien el consejo de quien sabe mucho, pero escucha sobre todo el consejo de quien te quiere mucho. Arturo Graf

-Tiene derecho a criticar, quien tiene un corazón dispuesto a ayudar. Abraham Lincoln

-Es muy frecuente aconsejar lo que conviene al que aconseja y no lo que conviene al aconsejado. Esopo

-Quien no haya sufrido como yo que no me dé consejos. Sófocles

-Cuando el carro se ha roto muchos dirán por donde no debía pasar. Proverbio turco

-Es demasiado fácil proponer soluciones cuando no se conoce a fondo el problema. Malcolm Forbes

-Es más fácil saber cómo se hace una cosa que hacerla. Proverbio chino

-¡Qué pena que los hombres no puedan intercambiar sus problemas! Todo el mundo sabe exactamente cómo solucionar los problemas del otro. Olin Miller

-Hay velas que lo alumbran todo, menos su propio candelabro. Friedrich Hebbel

19 comentarios:

Elvira dijo...

¿Alguien sabe quién es Olin Miller? Es que esa frase la encontré por internet y me hizo mucha gracia, pero desconozco por completo a su autor.

Femme d chocolat dijo...

No, no lo sé Elvira.

Me gusta la frase de Lincoln "Tiene derecho a criticar, quien tiene un corazón dispuesto a ayudar. Abraham Lincoln", une un poco con la inmediatamente precedente, la de qien te quiere de verdad.

Yo , la verdad... no se. Creo que hay que tener mucho valor, ganas y empuje para aconsejar. Pero también sé que pocas veces una opinión/consejo es objetivo , siempre se hace bajo diversos prismas que a menudo tienen más que ver con el Cómo nos ha ido a nosotros que con el Como le va a quien le damos el consejo. Dicho lo cual, y aún a riesgo de que se equivoque, reconozco que siempre me parece valiente y generosa la persona que se arriesga, sobre todo si veo que lo hace por cariño y honestidad. Aunque se equivoque en su consejo. Me valen más las ganas que el acierto

Beso entre vientos , hoy

Elvira dijo...

Hola femme:

Lo que nos mueve a aconsejar puede ser muy variado. Hace poco di un consejo que no me habían solicitado, por los motivos que indicas, pero procuro no hacerlo en general. Con la etiqueta de "es por tu bien" pueden venir toda clase de cosas, unas deseables y otras no tanto. Creo que es bueno ser muy prudente con los consejos.

Una vez estuve observando que cuando X me daba un consejo me sentaba bien y me era útil, y cuando Z me daba un consejo me sentaba mal y no me servía. Las dos eran personas inteligentes y las dos me conocían bien. La diferencia, observé, era un respeto muy grande por parte de X que no existía en el caso de Z (a quien también le faltaba empatía y cariño).

La conclusión, para mí, no sería "no hay que aconsejar", sino mirar muy bien cómo, cuándo y a quién. Y en caso de duda, preguntar a la persona: ¿quieres un consejo? Si nos ponemos demasiado a menudo en el lugar del que aconseja, es bastante probable que creamos que sabemos más de todo que los otros. "Yo estoy bien; tú no estás bien."

Dices "más valen las ganas que el acierto", y te contesto con un dicho: "el camino al infierno está tapizado de buenas intenciones". :-) Creo que al cariño y la honestidad hay que sumarles inteligencia y prudencia.

Besos

Io dijo...

Pues yo tampoco se quien es Olin Miller.

Recibir consejos cuando no son solicitados puede ser muy molesto. Muchas veces la persona que los da ni siquiera conoce la verdadera naturaleza de aquello sobre lo que opina. La cita de Esopo es muy acertada en este sentido. Se aconseja sobre lo que le convendría al que aconseja, sin percartarse de que al receptor todas esas sugerencias no le valen absolutamente para nada. A veces se suma el agravante del consabido "si no sigues estos consejos luego no te quejes".

Cuando uno pasa por una situación difícil (a mí me ha sucedido a veces por problemas económicos) puede llegar a doler el hecho de que alguien se crea poseedor de la fórmula magistral, dueño y señor de soluciones que sólo funcionan en la teoría. Por eso yo, desde luego, soy partidaria de esperar a que el consejo sea solicitado.

Como siempre, citas útiles y verdaderas.

Mil besos!!!

Elvira dijo...

Hola Io:

Pues acabo de ver que el tal Olin Miller (1918-2002)es autor de un curioso libro: "4000 Errors and Unfavorable Biblical Verses". No he encontrado nada más sobre él.

Pues sí, esa coletilla puede ser muy molesta. Una vez más, estamos de acuerdo.

Mil besos!!!

femme d chocolat dijo...

Sí, sin duda tienes mucha razón , Elvira. De hecho he vivido errores garrafales en mi propia piel, de personas que aconsejaban y guiaban, confundiéndose en su guía y haciéndome muchísimo daño.Pero no se... a veces mi exceso de empatía me pierde, siempre pienso MAS en que ellos pretenden ayudar que en mí y el daño que hacen.

Sí, lo más certero sin duda es esperar a que te pregunten y entonces, rezar para aconsejar correctamente.

^_^

Elvira dijo...

Ay, no me hables del exceso de empatía, que a veces nos pierde. Pero bueno, de todo se aprende. Más vale tarde que nunca...!!!

Besos ^_^

Montse dijo...

Excelentes frases todas, que vienen a decir lo que algunos ya sabemos por experiencia.
No dar consejos si no te los piden y procurar no escuchar los que te dan.
La primera frase : Requerir la aprobación de otro para tomar una actitud ya resuelta, ya nos lo dice todo. Si ya has resuelto el problema ¿necesitas alguna aprobación?
Un beso.

Elvira dijo...

Hola Montse: muy bueno tu resumen, con eso ya no hace falta ninguna frase.

Sobre la primera frase: es como tú dices, desde luego, pero algunas personas se quedan más tranquilas si otro les dice lo que quieren oír... para reafirmarse, supongo. Y no se te ocurra no adivinar lo que quieren oír!! :-)

Besos

Montse dijo...

Buenos días, Elvira:

Lo que quieren oir, es simplemente que les escuches y en ese caso lo mejor es escuchar y comprender, sin dar ningún consejo no pedido.

"Es demasiado fácil proponer soluciones cuando no se conoce a fondo el problema." esta es muy buena frase, que viene a decir lo importante que es escuchar antes de dar nuestra opinión.
Un beso.

Elvira dijo...

Importantísimo escuchar, desde luego. Ahora bien, yo he encontrado a personas que no necesitan sólo que les escuches, sino que les digas exactamente lo que quieren oír. Te preguntan y se enfadan si opinas algo diferente, pero por mucho que hayas escuchado puedes ver las cosas de otra manera, ¿no?

Besos

Sra de Zafón dijo...

"Tiene derecho a criticar, quien tiene un corazón dispuesto a ayudar." Abraham Lincoln

Pues no estoy de acuerdo, cuantas veces te encuentras en el mundo con personas que están convencidos de que quieren ayudar y lo que realmente quieren es que hagas lo que ellos piensan que debes hacer. y eso no necesariamente es ayudar :-)

No sólo hay que tener un corazón dispuesto a ayudar, creo que hay que tener un corazón dispuesto a esperar que quien necesite ayuda te la pida y un corazón dispuesto a responder a esa petición concreta.

-La opinión sólo hay que darla cuando está bien fundamentada y el otro la quiere oír. Elvira Coderch

Elvira ¿conoces a esta chica? qué bien piensa por dios! :-)

Besos

Elvira dijo...

"cuantas veces te encuentras en el mundo con personas que están convencidos de que quieren ayudar y lo que realmente quieren es que hagas lo que ellos piensan que debes hacer. y eso no necesariamente es ayudar"

Tienes razón Chusa. En muchos casos es como tú dices. Esa frase me hizo pensar en algunas personas mayores o inválidas que tienen tiranizado a quien les ayuda, y pienso que en ese caso el ayudante puede opinar sobre la manera de hacer las cosas. No sé, imagínate que estoy con una fiebre tremenda y una amiga viene a hacerme un caldo, y yo no paro de darle órdenes. Pues en ese caso la amiga tendría derecho a decir: "oye, déjame que lo haga a mi manera, y a la hora que yo puedo hacerlo." También hay que saber recibir ayuda con respeto hacia el otro.

Vamos, que si voy a ayudar a empujar el carro de otra persona cuesta arriba, codo con codo, puedo opinar sobre qué camino escoger para que sea más fácil subirlo. Algo así.

Sí la conozco, ya se lo diré de tu parte! :-)

Besos

Francisco Machuca dijo...

Realmente son buenos consejos,Elvira.Camilo José Cela solía decir:"Yo no doy consejos a nadie.Que cada uno se equivoque por sí mismo."

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Hola Francisco: muy buena la frase de Cela. Además así es como se aprende.

Besos y un fuerte abrazo

lluvia dijo...

para dar un consejo lo primero creo que es saber que el otro nos valora y aprecia...en caso contrario será muy difícil llegar al otro con la autoridad que implica un consejo...

Elvira dijo...

Hola Lluvia: bienvenida y gracias por tus palabras. Muy de acuerdo.

Montse dijo...

Es verdad, que hay quien se empeña en que le aconsejes y luego no le gusta lo que le dices.
Hay que dar un consejo sincero, que es más un punto de vista por aquello de "cuatro ojos ven más que dos", pero al final, lo mejor es como dice Don Camilo, que cada uno se equivoque por sí mismo...
Un beso.

Elvira dijo...

Hola Montse: Tienes razón en eso de "cuatro ojos ven más que dos". Es una actitud muy diferente. Le decía a una amiga ayer que no es lo mismo estar ayudando a alguien a pensar qué puede ser lo que más le conviene, que soltarle una ristra de consejos prefabricados, en plan "yo lo sé todo y tú no sabes nada".

Besos