martes, 3 de febrero de 2009

Autoridad

Cerato (Ceratostigma willmottianum). Foto: Elvira Coderch.

-No creáis en la autoridad de vuestros maestros y sacerdotes. Primero, observad y analizad, y después creed tan solo en aquello que hayáis experimentado vosotros mismos. Buda

-El creer en la autoridad pone en peligro la capacidad de percepción. Anthony de Mello

-No me podéis seguir a mí ni a nadie. El día que sigáis a una persona, dejará de existir la verdad. Jiddu Krishnamurti

-Cree a aquellos que buscan la verdad; duda de los que la han encontrado. André Gide

-Yo he buscado siempre agitar, y a lo sumo sugerir, más que instruir. No vendo pan, sino levadura o fermento. Miguel de Unamuno

-Siempre existe ese curioso deseo de que lo que uno piensa y hace esté de acuerdo con alguna autoridad. Como si se quisiera adoptar alguna base externa al propio juicio y a la propia voluntad a fin de llevar a cabo lo que queremos hacer [...]. Se buscan razones para escurrir el bulto, para responsabilizar a una instancia superior. Alan Watts

-El único tirano al que acepto en este mundo es la queda vocecita que se oye dentro de mí. Gandhi

Citas extraídas del libro: Palabras del Silencio, Editorial Océano (Selección de Elvira Coderch)

10 comentarios:

Sra de Zafón dijo...

Hala, Elvira, qué risa que te acabo de llamar maestra en el anterior post, jajajajajaja.

Maestra porque nos enseñas la belleza que a ti te emociona.


Me gustan todas la frases, pero esta vez me quedo con esta porque la verdad nunca se encuentra en un sólo camino.

"-No me podéis seguir a mí ni a nadie. El día que sigáis a una persona, dejará de existir la verdad. Jiddu Krishnamurti"

Un beso enormísimo

Elvira dijo...

Hola Chusa: me lo he tomado en su acepción más bonita, como una maestra de escuela, que lo he sido, no como "gurú" o cosas de esas que me dan grima.

Otro beso grandísimo para ti!

María Diez dijo...

Yo me quedo con la frase de Unamuno. Qué distinto sería el muno si sólo nos hubieran vendido el "fermento"

Elvira dijo...

Sí, la de Unamuno me parece una de las mejores. Un beso, María.

Kaken dijo...

Y yo me quedo con mi sensación de saber y asentar gracias a tu entrada que somos cada uno de nosostros los que hemos de estar al acecho, vigilantes de nuestra propia construcción, aprendiendo de los demás pero...libres, libres¡¡ de todo dogmatismo.

Las puertas abiertas a la autocrítica, al aprendizaje, a lo que nos aportan los demás...

No sé porqué, Elvira, esta entrada tuya me hace sentir como una flor, llena de pétalos abriéndose a la luz, a las miles de luces que podemos encontrar.

(Admito cosquis si he quedado muy cursi, jejejej)

Un bes a todos

Elvira dijo...

Hola Kaken: totalmente de acuerdo con tus palabras. Y me alegro de que estas frases te hagan sentir bien. Las elegí porque a mí "me sentaban muy bien".

Es difícil expresar sentimientos bonitos sin quedar un poco cursi, ¿verdad? A mí también me pasa algunas veces. :-)

Los dogmatismos nos hacen sentir al revés de lo que tú expresas, como si se nos cierran todas las puertas y ventanas y no podemos crecer.

Besos

Io dijo...

Y qué maravilloso libro!!!

Nuna es fácil cuando nos das a elegir entre tantas verdades.

Yo me quedo con Ghandi:

"El único tirano al que acepto en este mundo es la queda vocecita que se oye dentro de mí"

Me costó muchos años y muchos errores entender que tenía que escuchar a mi corazón, aunque pensase que me estaba diciendo un disparate.

Ahora se ha convertido en mi "jefe".

Mil besos!!!

Elvira dijo...

Muchas gracias, Io. Pues sí, esa voz interior es la única autoridad importante. Y eso no quiere decir que no escuches a otros, pero el filtro final debe ser interno.

En realidad no doy a elegir, pero me divierte que elijáis, es interesante. Yo no me puedo quedar con una.

Mil besos!!

femme d chocolat dijo...

Ahhh, yo me quedo con esta:
"-El creer en la autoridad pone en peligro la capacidad de percepción. Tony de Mello"

Me parece básica para funcionar por la vida .

Muy buena

Un abrazo

Elvira dijo...

Es una de las frases que más me ha servido, ¡genial!

Un abrazo, femme!