martes, 16 de diciembre de 2008

Hokusai (IV)

Katsushika Hokusai (1760-1849) - 36 Vistas del Monte Fuji: Umezawa en la provincia de Sagami. A la izquierda, en primer plano, un grupo de grullas, y dos más volando hacia el Monte Fuji.

8 comentarios:

Montse dijo...

El arte japonés es de una exquisitez sorprendente.
Sinceramente, no me había fijado en los anteriores que ahora he visto y son bellísimos.
Elvira, siempre haces más agradables mis tardes de invierno, gracias.

Elvira Coderch dijo...

¡Qué mona eres! Yo descubrí los grabados japoneses cuando fui al Museo Británico por primera vez, y me enamoré.
Gracias y besos.

Io dijo...

Que preciosidad!

Los japoneses tienen una sensibilidad especial para la naturaleza. Y creo que los chinos también. Debe de ser algo intrínseco a la filosofia oriental.

Todo lo que pones es bello, Elvira, es un lujo para los sentidos.

Un besazo

Elvira Coderch dijo...

Sí que tienen una sensibilidad especial. A mí me gusta más el arte japonés, no sólo los grabados sino la arquitectura y la decoración. Me parece más sobrio y elegante, menos recargado que el arte chino.

¡Qué bien suena eso de un lujo para los sentidos! Como decía hace poco en otro comentario, ahora necesito más dosis de belleza que nunca. Me alegro de disfrutarla en vuestra compañía. Besazos.

faladomi dijo...

Que belleza que transmite. Tan sencillo y tan profundo
Un saludo

Elvira Coderch dijo...

Hola faladomi. Gracias por tu visita y comentario. Además de la belleza, siempre me sorprende lo "simples", vivos y modernos que son los grabados de Hokusai. Saludos.

María Diez dijo...

Otra exquisita entrada tuya. Es un lujo mirar tu blog.
Un abrazo

Elvira Coderch dijo...

El lujo es la buena compañía que sois, y el disfrute es mutuo. Un abrazo para ti, María.