viernes, 6 de diciembre de 2013

Gustav Klimt: Bosque de abedules


Bosque de abedules (1902), de Gustav Klimt.

13 comentarios:

Tracy dijo...

¡Qué bonito pinta Klimt

Sinuhe, el que es... dijo...

Este tipo de pintura siempre me provoca, inmediantamente, una sensación de necesidad... Me dan tremendas ganas de estar ahí, caminando entre los árboles, sin rumbo fijo.

Gracias, Elvira, por acercarme a Klimt una vez más...

Un beso.-

Isabel dijo...

Qué magnífica manera de interpretar el otoño. Klimt siempre.

Gracias por la belleza y besos.

Amapola Azzul dijo...

Lleno de hojas, pero sobre todo de luz, como toda su obra.
Un beso para ti.

naturamigo dijo...

Me gusta, es precioso.
Saludos.

cecibustos dijo...

Elvira:
Es tanta la belleza de este bosque que lo miro y vuelvo a mirarlo. Pero en alguna de esas miradas tengo miedo y me pregunto, ¿puede infartarnos la belleza? De nuevo torno al cuadro y me digo: «¡Qué importa, si hemos de morir que sea de contemplar tanta belleza».
Excelente entrada.
Un beso,
Cecilio

Aranciata Esagerata dijo...

Podría ser una abstracción. ¡Qué hermoso! ¡Qué gusto volver a ver tu blog después de tanto tiempo!

Un beso,

Arancha

añil dijo...

Perfecto. Como a veces digo, Klimt no es sólo un beso.

Muack

giovanni dijo...

Casi como un cuadro...

Ahroa, por primera vez, leo su nombre como alguien que sube a un árbol... Gutav klimt de boom in, o Gustav klimt in de boom (eso es típico para el holandés que ciertos particulos no tienen un lugar fijo).

En holandés climbs es klimt.

También podría ser: Gustav klimt de trap op, Gustavo sube a la escalera.

Besos

Elvira dijo...

A mí contemplar la belleza me da vida, no me mata, Cecilio!

Un gusto veros por aquí, amigos. Gracias y un beso!

Tawaki dijo...

Soberbio en su aparente sencillez. Cómo te atrapa.

Manuel Guisande dijo...

joe, pues antes de ver los arboles pensabaque era como un fondo naranja y que alguien con las uñas había rasgado ese fondo. Necesito un médico, evidentemente ;)

Elvira dijo...

Sí, eso es, te atrapa, Tawaki!

No te iría mal ir al oculista, manuel! ;)