miércoles, 15 de agosto de 2012

Castañas madurando

Castañas madurando en el árbol (Castanea sativa). Fotografía: Elvira Coderch.

12 comentarios:

Tracy dijo...

¡Qué bonitas son las castañas cuando aún están metidas en su cápsula!, cuando la pierden también pierden su hermosura.

virgi dijo...

Tan ariscas y tan sabrosas.
Besos, Elvira.

Maria Dolors dijo...

Le quedan unos meses por estar estos
castaños asi de hermosos, aunque luego al caer el fruto también tienen su encanto.
Una abraçada Elvira.

cecibustos dijo...

Bellas hoy, bellas mañana. Hermosa fotografía, Elvira, hermosa y sugerente pues ahí, oculta y preservada por su erizo, aguarda el futuro y madura. Quien pudiera decir lo mismo del futuro y de la madurez o el madurar.
Pablo Neruda también fotografío con su voz poética a las castañas. Y dijo, ¡cómo no!, cosas muy bellas de este fruto. “Del follaje erizado / caíste / completa, / de madera pulida, / de lúcida caoba, / lista / como un violín que acaba / de nacer en la altura, / y cae /…”
Gracias por prestarnos tu mirada.
Un beso,
Cecilio

Cristina dijo...

Creo que nunca las había visto así. Son como castañas pilongas suavizadas.

Isabel dijo...

Magnífica foto. En la sierra de Huelva cuando llega el otoño lucen que da gusto verlos.

Tengo en un centro ese erizo ya seco con una raja abierta donde se muestra la castaña.

Abrazos.

giovanni dijo...

Maduran más temprano que las castañas en nuestro jardín. Ayer he propuesto a mi suegra de traerle una pequeña castaña de nuestro jardín. Le parecía buena idea. Ella tiene 92 años y mantiene, cuida su jardín con mucho cariño.

Un beso

Elvira dijo...

Hola Tracy: pues a mí me encantan con su cápsula y sin ella, con ese color tan precioso.

Hola Virgi: esa parte arisca, llena de pinchos, protege el fruto dulce. :-)

Hola M. Dolors: sí, tienen encanto en todas las estaciones.

Hola Cecilio: ¡eres una enciclopedia poética! Me encanta que me traigas poemas adecuados a la foto. ¡Gracias!

Hola Cristina: tienen muchos más pinchos, pero más finos.

Hola Isabel: me encantan los centros con este tipo de cosas: granadas medio secas, piñas, castañas...

Hola Giovanni: ¡qué suerte! Un castaño en tu jardín. ¿Las asáis o las coméis crudas? Tu suegra está muy bien para su edad.

Besos a todos!

adelaida dijo...

Todavía me recuerdo que hace años me cayó una sobre mi pecho!! Uyyyyyy

Elvira dijo...

¡Qué daño! Sobre todo si te cayó directo en la piel. Un beso

jcabezonalonso dijo...

En mi infancia, las castañas daban mucho de si en los juegos: cosas de la imginación y de la carencia de otros medios.

Elvira dijo...

La falta de juguetes sofisticados estimulaba la imaginación.